Pre­sen­tan so­lu­cio­nes in­for­má­ti­cas pa­ra la fac­tu­ra­ción elec­tró­ni­ca

La em­pre­sa ar­gen­ti­na APG Con­sul­ting brin­da sus ser­vi­cios a 1.000 clien­tes. Ex­pan­dió sus ope­ra­cio­nes a Bo­li­via

El Deber - Dinero (Bolivia) - - SERVICIOS - MAU­RI­CIO VÁSQUEZ mau­ri­cio.vas­quez@el­de­ber.com.bo

La em­pre­sa ar­gen­ti­na APG Con­sul­ting, que desa­rro­lla pro­duc­tos in­for­má­ti­cos, ex­pan­dió sus ope­ra­cio­nes a Bo­li­via. La com­pa­ñía, du­ran­te un even­to rea­li­za­do por la Cá­ma­ra Empresaria­l de In­te­gra­ción Bo­li­viano–Ar­gen­ti­na (Cei­ba) y la fir­ma Agen­tax So­lu­cio­nes Tri­bu­ta­rias, pre­sen­tó sus so­lu­cio­nes pa­ra la fac­tu­ra­ción elec­tró­ni­ca.

Ca­be re­cor­dar que la fac­tu­ra­ción elec­tró­ni­ca en­tra­rá en vi­gen­cia en mar­zo de es­te año, de acuer­do con el Ser­vi­cio de Im­pues­tos Na­cio­na­les (SIN).

A de­cir de Ma­tías Che­re­pinsky, ge­ren­te co­mer­cial de APG Con­sul­ting, las or­ga­ni­za­cio­nes de­be­rán en­ca­rar to­do un cam­bio cul­tu­ral con la adop­ción de la fac­tu­ra­ción elec­tró­ni­ca.

En el as­pec­to la­bo­ral no exis­ti­rá un gran im­pac­to, ya que una gran ma­yo­ría de em­pre­sas cuen­tan con aé­reas de tec­no­lo­gía o sis­te­mas ro­bus­tos. En tan­to, las com­pa­ñías que no cuen­ten con nin­guno de esos dos ele­men­tos su­fri­rán un cam­bio mo­de­ra­do, ya que los pro­vee­do­res de so­lu­cio­nes (co­mo APG Con­sul­ting) las acom­pa­ña­rán en el pro­ce­so de im­ple­men­ta­ción de la fac­tu­ra­ción elec­tró­ni­ca, ex­pli­có Che­re­pinsky.

APG Con­sul­ting cuen­ta con una se­rie de so­lu­cio­nes ca­pa­ces de in­te­grar los sis­te­mas de las em­pre­sas pa­ra que ope­ren con la fac­tu­ra­ción elec­tró­ni­ca. En ca­so de que la com­pa­ñía no cuen­te con al­gún sis­te­ma, APG Con­sul­ting pro­veé un ar­chi­vo Ex­cel, en el cual las fir­mas pue­den car­gar sus fac­tu­ras y en­viar­las a su por­tal pa­ra que lo pro­ce­se au­to­má­ti­ca­men­te.

“Te­ne­mos cer­ca de 1.000 clien­tes con 50 sis­te­mas dis­tin­tos. Ade­más, te­ne­mos otros cien­tos que no tie­nen sis­te­mas. Pa­ra ca­da clien­te te­ne­mos una so­lu­ción, de acuer­do con sus ne­ce­si­da­des”, di­jo Che­re­pinsky.

Hay que ase­so­rar­se

Bo­li­via es­tá en el pa­so uno de la fac­tu­ra­ción elec­tró­ni­ca. En ese con­tex­to, es im­por­tan­te con­tar con la opi­nión pro­fe­sio­nal de gen­te con ex­pe­rien­cia en el te­ma, se­ña­ló Da­niel Ayo­roa, ge­ren­te ju­rí­di­co de Agen­tax.

“Mu­chas per­so­nas que es­tán desa­rro­llan­do los sis­te­mas in­for­má­ti­cos en Bo­li­via qui­zás no han vis­to an­tes el te­ma de fac­tu­ra­ción elec­tró­ni­ca, el cual es un sis­te­ma que ya se apli­ca en otros lu­ga­res. No va­mos a implementa­r al­go di­fe­ren­te a lo que apli­can en otros paí­ses”, ex­pli­có el ex­per­to.

A de­cir de Ayo­roa, la ma­yor du­da que tie­nen las em­pre­sas es so­bre el sis­te­ma (del SIN) en sí mis­mo y có­mo es­te fun­cio­na. “Has­ta dón­de Im­pues­tos pue­de ver mi in­for­ma­ción, en­trar a mis in­ven­ta­rios o no, pue­de ver cuán­to ten­go o no ten­go”, di­jo.

El ex­per­to ma­ni­fes­tó que en mu­chos ca­sos exis­te un mie­do a lo nue­vo, a lo des­co­no­ci­do, pe­ro la fac­tu­ra­ción elec­tró­ni­ca es al­go re­vo­lu­cio­na­rio que mo­der­ni­za­rá al sis­te­ma tri­bu­ta­rio.

MAU­RI­CIO VAS­QUEZ

Pre­sen­ta­ción. Ma­tías Che­re­pinsky, ge­ren­te co­mer­cial de APG Con­sul­ting, di­jo que siem­pre exis­te un mie­do a lo nue­vo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.