Tam­bién es ne­ce­sa­ria una agen­cia des­con­cen­tra­da con en­fo­que en APP

El Deber - Dinero (Bolivia) - - INFORME CENTRAL - CAR­LOS PIN­TO

Por la co­yun­tu­ra eco­nó­mi­ca es evi­den­te que, de ca­ra al pró­xi­mo quin­que­nio, el Go­bierno de turno no con­ta­rá con la ca­pa­ci­dad fi­nan­cie­ra pa­ra abor­dar -por sí so­lo- los pro­yec­tos es­tra­té­gi­cos pen­dien­tes de eje­cu­ción, prin­ci­pal­men­te aque­llos de in­fra­es­truc­tu­ra, que son esen­cia­les pa­ra cum­plir con la Agen­da Pa­trió­ti­ca 2025.

En ese sen­ti­do, y por pri­me­ra vez des­de que el MAS asu­mió las rien­das del Go­bierno, hay un re­co­no­ci­mien­to por par­te de las au­to­ri­da­des pú­bli­cas de que, in­de­fec­ti­ble­men­te, se pre­ci­sa in­ver­sión pri­va­da ( lo­cal y ex­tran­je­ra) pa­ra desa­rro­llar gran­des pro­yec­tos es­tra­té­gi­cos, co­mo so­lu­ción al dé­fi­cit fi­nan­cie­ro del Es­ta­do.

De acuer­do con el Ban­co Mun­dial, el éxi­to de un ré­gi­men APP se mi­de en ba­se a la so­li­dez del mar­co le­gal, la ca­pa­ci­dad de los fun­cio­na­rios de­sig­na­dos por el Go­bierno ( ca­li­fi­ca­do y con re­cur­sos) pa­ra for­ta­le­cer y ex­pan­dir el ré­gi­men APP, y los com­pro­mi­sos que es­tá dis­pues­to a asu­mir el Es­ta­do pa­ra ga­ran­ti­zar la in­ver­sión pri­va­da.

Es esen­cial que el Go­bierno apunte un mar­co re­gu­la­to­rio ajus­ta­do a las ne­ce­si­da­des del país y con­tem­plan­do to­das las mo­da­li­da­des; crear una agen­cia pú­bli­ca des­con­cen­tra­da pa­ra el desa­rro­llo de APP, con per­so­nal ca­li­fi­ca­do y ex­pe­rien­cia en el ex­te­rior; y ges­tar con­di­cio­nes pa­ra que los ac­to­res ins­ti­tu­cio­na­les de la re­gión in­vier­tan y desa­rro­llen pro­yec­tos. pue­den te­ner la ini­cia­ti­va de fo­men­tar el co­mien­zo de una APP.

Del mis­mo mo­do, Be­do­ya evi­den­ció que el mar­co re­gu­la­to­rio pe­ruano per­mi­te tan­to las APP con­trac­tua­les (se con­cre­tan en el con­tra­to mis­mo), co­mo las APP ins­ti­tu­cio­na­les (crea­ción de una em­pre­sa mix­ta), que se tra­ta de un or­ga­nis­mo com­par­ti­do en­tre el sec­tor pri­va­do y pú­bli­co.

“En vir­tud a la na­tu­ra­le­za de es­ta mo­da­li­dad de in­ver­sión es im­por­tan­te que al mo­men­to de re­dac­tar fu­tu­ras nor­mas que re­gu­len es­ta fi­gu­ra, se las ela­bo­re en coor­di­na­ción con el gre­mio em­pre­sa­rial con el fin de que la nor­ma ge­ne­re un mar­co le­gal ade­cua­do y ecuá­ni­me”, sos­tu­vo Iver von Bo­rries, so­cio de Wa­yar y von Bo­rries Abo­ga­dos.

Des­de el Cen­tro Bo­li­viano de Es­tu­dios Eco­nó­mi­cos ( Ce­bec) ob­ser­va­ron que el desa­rro­llo de una nor­ma, ade­más de la vo­lun­tad po­lí­ti­ca ex­pre­sa, de­be­rá ha­cer un aná­li­sis de en­torno to­man­do co­mo re­fe­ren­cia dis­tin­tos in­di­ca­do­res y subin­di­ca­do­res acom­pa­ña­do de un plan es­pe­cí­fi­co de me­diano y lar­go pla­zo pa­ra la adop­ción de es­tas alian­zas en sec­to­res prio­ri­ta­rios, in­clu­yen­do fuen­tes de fi­nan­cia­mien­to.

Se ne­ce­si­ta in­ver­sión pri­va­da pa­ra desa­rro­llar gran­des pro­yec­tos es­tra­té­gi­cos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.