La ne­ce­si­dad de im­pul­sar la in­ver­sión

El Deber - Dinero (Bolivia) - - CLAVES - MAU­RI­CIO BE­CE­RRA DE LA RO­CA DO­NO­SO ABO­GA­DO

Las Par­ti­ci­pa­cio­nes Pú­bli­co Pri­va­das ( PPP) cons­ti­tu­yen un me­ca­nis­mo pa­ra ma­te­ria­li­zar pro­yec­tos de in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ra y ser­vi­cios pú­bli­cos. De acuer­do con da­tos del Ban­co Mun­dial, las in­ver­sio­nes me­dian­te PPP en La­ti­noa­mé­ri­ca au­men­ta­ron de $us 8.000 mi­llo­nes en 2005 a $us 39.000 mi­llo­nes en 2015, iden­ti­fi­cán­do­se (se­gún un es­tu­dio del BID de 2017) co­mo los en­tor­nos más fa­vo­ra­bles pa­ra las PPP a los paí­ses de Chi­le y Co­lom­bia, es­to de­bi­do a que “tie­nen más de 25 años de ex­pe­rien­cia y los mar­cos re­gu­la­to­rios es­tán bien desa­rro­lla­dos”.

Se­gún un es­tu­dio de la Fun­da­ción CECE “la ma­yor ven­ta­ja pa­ra el sec­tor pú­bli­co es que las obras son fi­nan­cia­das por el sec­tor pri­va­do, evi­tan­do de es­ta for­ma res­tric­cio­nes pre­su­pues­ta­rias, sin ge­ne­rar deu­da y apro­ve­chan­do la ca­pa­ci­dad de ges­tión del sec­tor pri­va­do”. Del la­do del sec­tor pri­va­do, las ven­ta­jas “vie­nen de la mano de po­der par­ti­ci­par y es­truc­tu­rar pro­yec­tos que es­ta­rían fue­ra de es­ca­la sin la par­ti­ci­pa­ción del sec­tor pú­bli­co”, don­de el Es­ta­do asu­me cier­tos ries­gos o le rease­gu­ra una can­ti­dad de in­gre­sos.

Aho­ra bien, las PPP se pue­den di­fe­ren­ciar en con­trac­tua­les e ins­ti­tu­cio­na­les. Las pri­me­ras son aque­llas en las que la re­la­ción en­tre el sec­tor pú­bli­co y el pri­va­do se es­ta­ble­ce a tra­vés de un con­tra­to que de­ter­mi­na sus con­di­cio­nes y, en­tre otras, la asig­na­ción de res­pon­sa­bi­li­da­des pa­ra ca­da sec­tor. Mien­tras que las PPP ins­ti­tu­cio­na­les, no se ba­san en una re­la­ción con­trac­tual, sino en la par­ti­ci­pa­ción con­jun­ta del sec­tor pú­bli­co y pri­va­do en una en­ti­dad en­car­ga­da de la ges­tión de la in­fra­es­truc­tu­ra, co­mo el ca­so del es­ta­ble­ci­mien­to de so­cie­da­des de eco­no­mía mix­ta.

Re­gu­lan­do una mo­da­li­dad de PPP y en el mar­co de la Ley 466 de la Em­pre­sa Pú­bli­ca y la Ley 516 de Pro­mo­ción de In­ver­sio­nes, se emi­tió el De­cre­to Su­pre­mo N.º 3469 pa­ra es­ta­ble­cer los pre­cep­tos y el con­te­ni­do mí­ni­mo de los Con­tra­tos de Alian­zas Es­tra­té­gi­cas de In­ver­sión Con­jun­ta, con al­gu­nos ma­ti­ces de los de­no­mi­na­dos PPP. Así, las em­pre­sas pú­bli­cas po­drán sus­cri­bir con­tra­tos pa­ra es­ta­ble­cer alian­zas de in­ver­sión con­jun­ta con fir­mas pú­bli­cas o pri­va­das cons­ti­tui­das en el país o ex­tran­je­ras, siem­pre y cuan­do su desa­rro­llo em­pre­sa­rial así lo re­quie­ra, de­bien­do re­gis­trar el ac­to en el Re­gis­tro de Co­mer­cio.

Con­si­de­ra­mos que va­rios pro­yec­tos im­por­tan­tes pa­ra Bo­li­via se pue­den plas­mar con el me­ca­nis­mo de las PPP sien­do im­por­tan­te im­pul­sar e in­cen­ti­var la ini­cia­ti­va pri­va­da do­tan­do de se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca a los in­ver­so­res. La adop­ción de la mo­da­li­dad más ade­cua­da pa­ra ca­da pro­yec­to de­pen­de­rá de va­rios as­pec­tos en­tre otros, la na­tu­ra­le­za y ob­je­to del pro­yec­to, la in­ver­sión, la du­ra­ción, la ne­ce­si­dad de au­to­ri­za­cio­nes es­pe­cia­les, y si se tra­ta o no de un sec­tor re­gu­la­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.