Ocho de diez bolivianos quie­ren un ne­go­cio pro­pio, la in­ver­sión los des­ani­ma

La fir­ma de in­ves­ti­ga­ción de mer­ca­dos OnePoll hi­zo una en­cues­ta que re­ve­ló que el 79% de los bolivianos que han em­pren­di­do es­tán sa­tis­fe­chos con su de­ci­sión

El Deber - Dinero (Bolivia) - - INFORME CENTRAL - MAU­RI­CIO VASQUEZ/ÁL­VA­RO RO­SA­LES EL DE­BER

Em­pren­der im­pli­ca mo­ver un sin­fín de ‘en­gra­na­jes’, al­go que no to­dos los se­res hu­ma­nos es­tán dis­pues­tos a ha­cer. A pe­sar de ello, en los paí­ses de Cen­tro y Su­da­mé­ri­ca ocho de ca­da diez per­so­nas as­pi­ran a te­ner un ne­go­cio pro­pio, se­gún una en­cues­ta que reali­zó la em­pre­sa de in­ves­ti­ga­ción de mer­ca­dos OnePoll, a pe­di­do de Her­ba­li­fe Nu­tri­tion. La ci­fra se re­pi­te en Bo­li­via, el país sud­ame­ri­cano con el por­cen­ta­je más al­to en ese apar­ta­do.

Así, el 80% de los bolivianos en­cues­ta­dos (de un to­tal de 500 per­so­nas, 250 hom­bres y 250 mu­je­res) tie­nen in­ten­cio­nes de em­pren­der. Ade­más, el 79% de los con­sul­ta­dos que in­vir­tie­ron en su ne­go­cio es­tá satisfecho con su de­ci­sión.

Y si bien, cer­ca de un 37% dis­fru­ta de su em­pleo ac­tual, el 81% con­si­de­ra que te­ner su pro­pio ne­go­cio es más gra­ti­fi­can­te que tra­ba­jar pa­ra otra per­so­na o pa­ra al­gu­na or­ga­ni­za­ción.

Los re­sul­ta­dos mues­tran que tan­to a es­ca­la glo­bal co­mo en los paí­ses de Cen­tro y Su­da­mé­ri­ca, pa­ra el 70% de los en­cues­ta­dos la prin­ci­pal ra­zón pa­ra em­pren­der es la po­si­bi­li­dad de ha­cer reali­dad el sue­ño de con­ver­tir­se en su pro­pio je­fe.

Las ra­zo­nes pa­ra em­pren­der

Ser em­pre­sa­rio im­pli­ca asu­mir to­da cla­se de com­pro­mi­sos. No se tra­ta de di­ne­ro ni de se­gu­ri­dad, se tra­ta de li­ber­tad, pa­sión y sue­ños.

En ese con­tex­to, la edu­ca­ción jue­ga un rol fun­da­men­tal. Se­gún Re­né Sa­lo­món, di­rec­tor de la Fun­da­ción Tra­ba­jo Em­pre­sa, el fac­tor de la for­ma­ción aca­dé­mi­ca ha in­flui­do bas­tan­te en las ga­nas de em­pren­der de los bolivianos.

“En la ac­tua­li­dad, las uni­ver­si­da­des tie­nen en su cu­rrícu­lo ma­te­rias que en­se­ñan a em­pren­der. Es­to pro­mue­ve que las per­so­nas que se for­man a ni­vel su­pe­rior ten­gan otra visión”, in­di­ca Sa­lo­món.

El ex­per­to ex­pli­ca que el sur­gi­mien­to de nue­vos ne­go­cios ade­más res­pon­de a la ne­ce­si­dad ac­tual que tie­nen las gran­des em­pre­sas de ‘li­be­rar­se’ de la car­ga la­bo­ral, trans­fi­rien­do ese ries­go y la opor­tu­ni­dad de ge­ne­rar al­gún nue­vo pro­duc­to o ser­vi­cio a com­pa­ñías de me­nor ta­ma­ño.

Pe­ro así co­mo la edu­ca­ción y los me­nes­te­res em­pre­sa­ria­les fo­men­tan la crea­ción de em­pren­di­mien­tos, tam­bién lo ha­ce la ne­ce­si­dad de sub­sis­tir de las per­so­nas.

Y es que la al­ta ta­sa de em­pren­de­du­ris­mo en Bo­li­via tie­ne un ma­tiz de so­bre­vi­ven­cia, afir­ma Ser­gio Da­ga, vi­ce­rrec­tor de la UPSA.

“Hay que di­fe­ren­ciar la star­tup de una per­so­na que de­ci­de em­pren­der aún te­nien­do la op­ción de ser asa­la­ria­do, del ne­go­cio de al­guien que lo instala por la ne­ce­si­dad que tie­ne de lle­var el pan a su ca­sa”, se­ña­la el aca­dé­mi­co.

En tan­to, Pa­tri­cia Hur­ta­do, ge­ren­ta de es­tu­dios en Cain­co, con­si­de­ra que el bo­li­viano tie­ne ‘ADN em­pren­de­dor’. “Si no tie­ne tra­ba­jo, crea su pro­pio em­pleo, se au­to­em­plea. Pa­ra que los em­pren­di­mien­tos sean exi­to­sos y sos­te­ni­bles ha­ce fal­ta me­to­do­lo­gía, me­jo­rar el en­torno, y ge­ne­rar más ha­bi­li­da­des”, di­ce la ex­per­ta.

Los ma­yo­res obs­tácu­los

En cuan­to a las ba­rre­ras pa­ra em­pren­der, las prin­ci­pa­les son los al­tos cos­tos de in­ver­sión ini­cial (67%), y la fal­ta de in­for­ma­ción so­bre da­tos de mer­ca­do y fi­nan­cia­mien­to (43%), de acuer­do con la con­sul­ta he­cha por OnePoll.

Esa reali­dad se pue­de apre­ciar en la for­ma en la que al­gu­nas de las star­tups con ma­yor po­ten­cial del país ini­cia­ron sus ope­ra­cio­nes.

Por ejem­plo, Kom­pre­mos, una fir­ma bo­li­via­na de co­mer­cio elec­tró­ni­co que ofer­ta ali­men­tos pa­ra mas­co­tas y su­ple­men­tos de­por­ti­vos, se es­ta­ble­ció con el di­ne­ro que aho­rra­ron sus fun­da­do­res cuan­do tra­ba­ja­ron en EEUU.

Al­go si­mi­liar ocu­rrió con la pla­ta­for­ma di­gi­tal de de­li­very de pro­duc­tos co­mo co­mi­das y be­bi­das Pe­di­dos On­li­ne. El fi­nan­cia­mien­to pro­vino de sus pro­mo­to­res.

Sin em­bar­go, la pers­pec­ti­va de Ja­vier Ro­mán es dis­tin­ta. Es­te di­rec­tor de Juventud Em­pre­sa, sos­tie­ne que más allá de la in­ver­sión, un des­alien­to pa­ra quie­nes tie­nen ga­nas de em­pren­der es la di­fi­cul­tad de en­con­trar so­cios y ta­len­to que en­ca­jen con la or­ga­ni­za­ción y que quie­ran com­par­tir ries­gos o in­cer­ti­dum­bres, así co­mo las fa­ci­li­da­des pa­ra ha­cer

“Pa­ra que los em­pren­di­mien­tos sean exi­to­sos ha­ce fal­ta me­to­do­lo­gía”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.