RA­FAEL SAA­VE­DRA PRADEL “UNA TRA­DI­CIÓN FA­MI­LIAR CON­VER­TI­DA EN MAR­CA”

Vie­ne de una fa­mi­lia de­di­ca­da al sec­tor gas­tro­nó­mi­co, tu­vo co­mo es­cue­la una ca­de­na in­ter­na­cio­nal de co­mi­da rá­pi­da, en su ca­rre­ra la­bo­ral apos­tó a desa­rro­llar lí­de­res con va­lo­res hu­ma­nos y es­to lo apli­có a su

El Deber - Especial - - CABERNET -

Cre­ció en una fa­mi­lia don­de la gastronomía for­ma­ba par­te de su his­to­ria de vi­da y, co­mo di­ce él mis­mo, no po­día ser la ex­cep­ción, aun­que ob­via­men­te le dio un gi­ro más so­fis­ti­ca­do y em­pre­sa­rial, y de­ci­dió apos­tar por la co­mi­da bu­fett por ki­lo.

Ra­fael Saa­ve­dra Pradel es el ge­ren­te ge­ne­ral de la mar­ca Cabernet Buf­fet, que se ofer­ta en los pa­tios de co­mi­das de su­per­mer­ca­dos y ci­nes ubi­ca­dos en pun­tos es­tra­té­gi­cos de nues­tra ur­be cru­ce­ña.

Saa­ve­dra apues­ta a los re­cur­sos hu­ma­nos y a la for­ma­ción de lí­de­res por sus ta­len­tos y por lo que me­jor sa­ben ha­cer. El en­tu­sias­mo y la son­ri­sa no pue­den es­tar nun­ca au­sen­tes en los ros­tros del per­so­nal, se tra­ba­ja in­sis­ten­te­men­te en ello. De ahí que a la ho­ra de re­clu­tar y se­lec­cio­nar el per­so­nal, la ac­ti­tud es de­ter­mi­nan­te pa­ra for­mar par­te del plan­tel de tra­ba­ja­do­res de la em­pre­sa.

Un equi­po con ac­ti­tud de li­de­raz­go es lo más pre­cia­do que tie­ne una mar­ca, in­di­ca. Des­pués de ca­si ocho años no se arre­pien­te de ha­ber da­do es­te pa­so fun­da­men­tal en su vi­da. Ge­ren­ta una em­pre­sa exi­to­sa y con­so­li­da­da, y si­gue tra­ba­jan­do con mi­ras a cre­cer aún más.

¿Có­mo nace Cabernet?

Mis raí­ces fa­mi­lia­res han es­ta­do li­ga­das siem­pre al ru­bro gas­tro­nó­mi­co. Mi abue­li­ta, mi que­ri­da ma­dre y mis tías y por su­pues­to mi per­so­na no po­día ser una ex­cep­ción, se­guí el mis­mo ca­mino. Tu­ve la opor­tu­ni­dad de ser se­lec­cio­na­do por Mc’Do­nalds In­ter­na­cio­nal pa­ra par­ti­ci­par de un ex­ten­so e in­ten­so en­tre­na­mien­to en el ex­te­rior, re­for­zan­do aún más mi gus­to por la gastronomía, lo cual ca­ló en mi per­so­na el va­lor en los de­ta­lles al mo­men­to de ofre­cer un ser­vi­cio; ade­más de la re­le­van­cia que tie­ne el fac­tor hu­mano en la de­fi­ni­ción del desa­rro­llo y éxi­to de una em­pre­sa, in­clu­si­ve de una so­cie­dad. Es así

Un equi­po con ac­ti­tud de li­de­raz­go es lo más pre­cia­do que tie­ne una mar­ca

que en no­viem­bre del 2010 nace el pri­mer restaurante Cabernet ba­jo el pa­ra­guas de DONESCO S.R.L. di­ri­gi­do por un gru­po de eje­cu­ti­vos es­pe­cia­li­za­dos en ha­cer ges­tión de ne­go­cios en el ru­bro gas­tro­nó­mi­co. Has­ta la fe­cha con­ta­mos con 14 su­cur­sa­les in­clu­yen­do q’De­li res­tau­ran­tes de co­mi­da rá­pi­da, tam­bién en pro­ce­so de desa­rro­llo y ex­pan­sión. Cabernet Ci­ne Cen­ter se abrió en es­tas úl­ti­mas se­ma­nas y nos pro­yec­ta­mos a se­guir con­so­li­dan­do otros res­tau­ran­tes en pun­tos es­tra­té­gi­cos de la ciu­dad. Pre­ten­de­mos abrir tres su­cur­sa­les por año y nos es­ta­mos re­ser­van­do el mo­men­to pa­ra co­ro­nar­nos con el restaurante ma­triz en los pró­xi­mos años, el cual se­rá una sor­pre­sa que brin­da­re­mos a nues­tra be­lla ciu­dad de San­ta Cruz. Así es co­mo nos atre­vi­mos a desa­rro­llar una pla­ta­for­ma de gen­te que li­de­re ser­vi­cios de ex­ce­len­cia y de ca­li­dad. En­ton­ces nace es­ta mar­ca de co­mi­da buf­fet por ki­lo co­mo una al­ter­na­ti­va a las op­cio­nes fast food en co­mi­da tí­pi­ca e in­ter­na­cio­nal.

¿Por qué o en ho­nor a qué le pu­so el nom­bre de Cabernet?

El vino y la co­mi­da son el ma­tri­mo­nio per­fec­to, ten­go una pa­sión par­ti­cu­lar por es­ta no­ble be­bi­da, no hay na­da me­jor que un buen vino, una de­li­cio­sa co­mi­da, la me­jor com­pa­ñía, el am­bien­te ade­cua­do y una mú­si­ca que ele­ve los sen­ti­dos pa­ra de­jar mar­ca­do en nues­tros re­cuer­dos lo me­jor del mo­men­to. Cabernet es una uva con un ro­jo in­ten­so, con un atrac­ti­vo ma­ti­za­do co­lor púr­pu­ra, su sa­bor con­cen­tra­do y pro­fun­do, ade­más del fan­tás­ti­co aro­ma que ha­cen del vino una be­bi­da inigua­la­ble, el cual ma­te­ria­li­cé en una es­truc­tu­ra que acom­pa­ñe a es­te con­cep­to que aho­ra se lla­ma Cabernet Buf­fet.

Así sur­ge es­ta mar­ca, que se ini­cia con una tra­di­ción fa­mi­liar, ex­pe­rien­cia gas­tro­nó­mi­ca y aho­ra tra­du­ci­do en un ru­bro de co­mi­da buf­fet por ki­lo. Arran­ca­mos con un lo­cal y hoy te­ne­mos 11 su­cur­sa­les ubi­ca­das en la Mon­se­ñor Ri­ve­ro, Ci­ne Cen­ter y en los Hi­per­ma­xi. Nues­tro ob­je­ti­vo es el avan­ce cons­tan­te pa­ra se­guir in­vir­tien­do en más uni­da­des de ne­go­cios, apa­lan­can­do el éxi­to de es­te cre­ci­mien­to en una pla­ta­for­ma de re­cur­sos hu­ma­nos en desa­rro­llo y ca­pa­ci­ta­ción con­ti­nua.

¿Con cuán­to per­so­nal cuen­ta la fir­ma?

He­mos ido cre­cien­do po­co a po­co, ac­tual­men­te el plan­tel to­tal de tra­ba­ja­do­res es de 130 per­so­nas. Co­mo men­cio­né, la ca­pa­ci­ta­ción es un pi­lar fun­da­men­tal pa­ra el desa­rro­llo per­so­nal y pro­fe­sio­nal de nues­tros fun­cio­na­rios. Se cuen­ta con un pro­gra­ma de ta­lle­res ba­se di­ri­gi­do a la aten­ción al clien­te, pro­ce­di­mien­tos en ca­ja, ma­ne­jo de con­flic­tos, buen ma­ni­pu­leo y se­gu­ri­dad en la co­mi­da, uso de ex­tin­to­res y có­mo ac­tuar en ca­so de emer­gen­cias; adi­cio­nal a es­ta pri­me­ra pla­ta­for­ma es­tán los ta­lle­res pa­ra los je­fes de su­cur­sal y su­per­vi­so­res de zo­na, a quie­nes les brin­da­mos he­rra­mien­tas pa­ra que li­de­ren, de ma­ne­ra efi­cien­te a sus equi­pos de tra­ba­jo.

¿Có­mo se tra­ba­ja en el te­ma del me­nú dia­rio?

Con cua­tro chefs y es­tos a su vez con per­so­nal de apo­yo y pro­fe­sio­na­les en in­ge­nie­ría de ali­men­tos que tra­ba­jan de ma­ne­ra coor­di­na­da pa­ra que la co­mi­da sea va­ria­da, ri­ca, ten­ga bue­na sa­zón y tem­pe­ra­tu­ra en to­dos nues­tros lo­ca­les.

¿La ven­ta de co­mi­da por ki­lo es una bue­na es­tra­te­gia?

Cabernet Buf­fet es una bue­na op­ción de co­mi­da sa­lu­da­ble, sabrosa y va­ria­da, en es­te sen­ti­do apos­ta­mos a un ser­vi­cio rá­pi­do y con ca­li­dad que se adap­ta al pa­la­dar de los in­te­gran­tes de la fa­mi­lia, o al eje­cu­ti­vo que pre­ten­de ga­nar­le tiem­po al tiem­po, quie­nes se­rán aten­di­dos con un ca­ri­ño par­ti­cu­lar en un am­bien­te agra­da­ble.

FO­TO: GA­BRIEL VÁSQUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.