DR. EN­RI­QUE GA­LIN­DO J. “NO HAY CA­DE­NA PRO­DUC­TI­VA SIN UNA PREVIA CA­PA­CI­TA­CIÓN”

Es ge­ren­te de la em­pre­sa Abrien­do el campo, es pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción Na­cio­nal de Co­tor­ni­cul­to­res, de Asoa­ves­truz (Bo­li­via) y del Co­mi­té Su­r­ame­ri­cano de In­ves­ti­ga­ción Aviar

El Deber - Especial - - ESTANCIA INTEGRAL AUTOSOSTENIBLE -

Ha­ce diez años que el Dr. En­ri­que Ga­lin­do Je­rez de­jó su na­tal Co­lom­bia pa­ra ra­di­car en San­ta Cruz. Lue­go, con el ca­pi­tal de sus co­no­ci­mien­tos en el ám­bi­to de la agro­pe­cua­ria, em­pe­zó a dic­tar cur­sos de orien­ta­ción so­bre ma­ne­jos sos­te­ni­bles del agro. Pa­ra ello to­mó co­mo ba­se la re­vo­lu­ción agroin­dus­trial que en su país se pu­so en mar­cha ha­ce más de cua­tro dé­ca­das (a pe­sar de los pro­ble­mas de in­se­gu­ri­dad so­cial por las gue­rri­llas) y se sos­tie­ne en per­ma­nen­te cre­ci­mien­to, al pun­to de que aho­ra trans­fie­re ex­pe­rien­cias en uso de tec­no­lo­gía y bio­tec­no­lo­gía en pro­pie­da­des ru­ra­les, cual­quie­ra que sea el ta­ma­ño el te­rreno.

Ha­ce un lus­tro de­ci­dió crear la em­pre­sa Abrien­do el campo y lo­gró, con pron­ti­tud, una pro­yec­ción in­te­gra­do­ra con em­pre­sas e ins­ti­tu­cio­nes re­la­cio­na­das a la ac­ti­vi­dad agro­pe­cua­ria re­gio­nal y cen­tros uni­ver­si­ta­rios don­de se im­par­ten pro­fe­sio­nes vin­cu­la­das a la pro­duc­ción del campo.

Aho­ra el Dr. Ga­lin­do Je­rez se per­mi­te anun­ciar la rea­li­za­ción del pri­mer sim­po­sio a ni­vel na­cio­nal de­no­mi­na­do Es­tan­cia In­te­gral Au­to­sos­te­ni­ble.

¿Qué te­má­ti­ca abar­ca­rá es­te sim­po­sio?

El ob­je­ti­vo de es­te em­pren­di­mien­to es com­par­tir co­no­ci­mien­tos de téc­ni­cas de al­to ren­di­mien­to, pa­ra in­cor­po­rar tec­no­lo­gía de pun­ta en la crian­za de ani­ma­les, sean bo­vi­nos, aves de co­rral, abe­jas, pe­ces cer­dos y otros más, ade­más de orien­ta­cio­nes en cul­ti­vos se­mi­ex­ten­si­vos, hi­dro­po­nía y pas­tu­ras fo­rra­je­ras, to­do den­tro de una mis­ma es­tan­cia, y tam­bién có­mo or­ga­ni­zar es­que­mas de bio­se­gu­ri­dad y con­trol bio­ló­gi­co.

Es­ta jor­na­da de ca­pa­ci­ta­ción es­tá di­ri­gi­da a 350 pro­duc­to­res de las dis­tin­tas áreas de la pro­duc­ti­vi­dad agro­pe­cua­ria. Se­rán dos días de in­tere­san­te apren­di­za­je di­ri­gi­do por es­pe­cia­lis­tas con maes­trías y doc­to­ra­dos PhD. Ade­más con­ta­re­mos con el respaldo de em­pre­sas pri­va­das e ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas co­mo Unión Agro­ne­go­cios, Pra­xis, Elec­tro­frío, In­gea­vi­sur, Irri­ga­ción SRL, Sa­ci, Mas­sey Fer­gu­son, CIAT, Uagrm, Asoa­ves­truz Bo­li­via y Co­nal­cot Co­lom­bia, en­tre otros.

¿Có­mo surgió la ini­cia­ti­va de crear Abrien­do el campo?

El em­pren­di­mien­to surgió am­pa­ra­do en in­ves­ti­ga­cio­nes lue­tec­no­lo­gía, go de ob­ser­var que en Bo­li­via la ac­ti­vi­dad del agro en ge­ne­ral es mo­no­pro­duc­ti­va. Y eso ge­ne­ra pér­di­das, por­que no se apro­ve­cha los re­cur­sos que se tie­ne en el lu­gar. Y so­bre­vi­nie­ron las pre­gun­tas, ¿por­qué, por ejem­plo, el pro­duc­tor de cer­do no im­ple­men­ta otro nú­cleo pa­ra usar las he­ces fe­ca­les de los chan­chos en fer­ti­li­za­ción de cul­ti­vos, sin im­por­tar el ta­ma­ño del te­rreno? Ade­más, a los pe­que­ños pro­duc­to­res, po­cos em­pre­sa­rios los mi­ran. Los pe­que­ños son im­por­tan­tes, por­que son ma­yo­ría. Por eso se creó Abrien­do el campo, con la me­ta de bus­car al­ter­na­ti­vas que re­pre­sen­ten me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de los pro­duc­to­res cam­pe­si­nos de Bo­li­via, par­tien­do de la ba­se de la ca­pa­ci­ta­ción. Es que no hay ca­de­na pro­duc­ti­va sin una previa ca­pa­ci­ta­ción. A es­to se su­ma lo que yo lla­mo “los nue­vos cam­pe­si­nos”, los li­cen­cia­dos en ge­ne­ral que tie­nen su te­rreno y no sa­ben có­mo ha­cer­lo pro­duc­ti­vo.

Y aquí vino la ins­pi­ra­ción de la trans­fe­ren­cia de co­no­ci­mien­tos y to­da vez que Co­lom­bia se ca­rac­te­ri­za por in­no­va­cio­nes cons­tan­tes en in­ves­ti­ga­ción de bio­tec­no­lo­gía apli­ca­ble a la agro­pe­cua­ria.

Ten­go la ab­so­lu­ta con­vic­ción de que la gra­dual trans­fe­ren­cia de tec­no­lo­gía se­gui­rá im­pul­san­do efi­cien­te­men­te los sec­to­res de la pro­duc­ción agro­pe­cua­ria de San­ta Cruz y las de­más re­gio­nes del país. Por eso hoy ha­bla­mos de es­tan­cia in­te­gral au­to­sos­te­ni­ble. No es­ta­mos in­ven­tan­do al­go, sino tras­la­dan­do los co­no­ci­mien­tos ad­qui­ri­dos en otros lu­ga­res.

Us­ted re­fuer­za el con­cep­to de que se bus­ca ha­cer re­vo­lu­ción agroin­dus­trial y de la im­por­tan­cia in­elu­di­ble de la ca­pa­ci­ta­ción, y tam­bién de que no bas­ta la ex­pe­rien­cia ad­qui­ri­da, sino que hay que apun­tar a la adap­ta­ción a los nue­vos tiem­pos pe­ro de ma­ne­ra in­te­gral, co­mo un apa­ra­to de cin­co en uno...

Eso es exac­ta­men­te lo que se pre­ten­de, ha­cien­do én­fa­sis en la bús­que­da de al­ter­na­ti­vas pa­ra si­tua­cio­nes de cri­sis, de ma­ne­ra que si una par­te de la pro­duc­ción fra­ca­sa, se cuen­ta con otro nú­cleo den­tro de la pro­pie­dad.

El sa­ber es bá­si­co pa­ra que ca­da es­pa­cio es­té en pro­duc­ción, que que­de bar­be­cho. Hay que co­no­cer las com­pe­ten­cias de la ge­né­ti­ca en la bio­tec­no­lo­gía, y tam­bién acer­ca de los in­su­mos y mé­to­dos de con­trol bio­ló­gi­co, co­mo por ejem­plo in­sec­tos que se co­men a otros in­sec­tos, en­tre otros.

To­do es­to se tie­ne que ha­cer de ma­ne­ra or­ga­ni­za­da, con un pro­gra­ma de bio­se­gu­ri­dad pa­ra in­ter­ac­tuar con to­dos los ele­men­tos que tie­ne una pro­pie­dad ru­ral.

No es­ta­mos in­ven­tan­do al­go, so­lo trans­fe­ri­mos ex­pe­rien­cias pa­ra me­jo­rar la pro­duc­ción

FO­TO: GA­BRIEL VÁSQUEZ

Ga­lin­do es con­fe­ren­cis­ta so­bre pro­duc­ción pe­cua­ria en va­rias uni­ver­si­da­des a es­ca­la na­cio­nal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.