Ima­gen que en­vuel­ve AR­TE DI­GI­TAL

El Deber - Extra (Bolivia) - - CIENCIA Y VIDA - EL DE­BER / AGENCIAS WEB@EL­DE­BER.COM.BO

Me­diaLab. Un mu­seo en To­kio re­co­ge los tra­ba­jos oní­ri­cos de un co­lec­ti­vo de ar­tis­tas que se de­di­ca a com­bi­nar la ex­pe­rien­cia sen­so­rial del pú­bli­co con tec­no­lo­gía de pun­ta. El re­sul­ta­do es un mun­do de imá­ge­nes en el que lo úni­co que hay que ha­cer es ani­mar­se a ex­plo­rar

Ca­mi­nar so­bre pla­ne­tas o ver có­mo una ba­lle­na nada ba­jo los pies son al­gu­nas de las ex­pe­rien­cias que ofre­ce un nue­vo mu­seo en To­kio del co­lec­ti­vo ja­po­nés de ar­te di­gi­tal Tea­mLab, co­no­ci­do por sus obras van­guar­dis­tas.

Con un des­plie­gue de 500 pro­yec­to­res a lo lar­go de 10.000 m2, Tea­mLab ex­hi­bi­rá de for­ma per­ma­nen­te sus es­pec­ta­cu­la­res obras tri­di­men­sio­na­les en el cen­tro MO­RI Buil­ding Di­gi­tal Art, ubi­ca­do en la bahía de la ca­pi­tal ni­po­na.

El mu­seo, que abrió sus puer­tas el jue­ves, es el pri­me­ro de gran ta­ma­ño de­di­ca­do al ar­te di­gi­tal y a un so­lo co­lec­ti­vo de crea­do­res. Es “úni­co en el mun­do”, se­gún su di­rec­tor, Ou Sun­gi­ya­ma.

Ex­pe­rien­cia úni­ca

Tres años de­mo­ró la cons­truc­ción de es­ta oda al ar­te di­gi­tal en un es­pa­cio fí­si­co que bus­ca “ha­cer en­ten­der el mun­do a tra­vés de los cuer­pos”, afir­ma el fun­da­dor de Tea­mLab, Tos­hi­yu­ki Ino­ko.

Una vez su­mer­gi­do en los es­pa­cios tri­di­men­sio­na­les, la na­tu­ra- le­za, co­mo te­ma prin­ci­pal y fa­vo­ri­to del co­lec­ti­vo, co­nec­ta con el cuer­po hu­mano en ca­da una de las 50 obras per­ma­nen­tes. El mu­seo ofre­cer “ex­pe­rien­cias que no se pue­den en­con­trar en nin­gún otro lu­gar”, se­gún Ino­ko.

Pa­sear mien­tras apa­re­cen ma­ri­po­sas al­re­de­dor de los pies o pe­que­ños pe­ces que se cru­zan con­fun­dién­do­se a ca­da pi­sa­da son al­gu­nas muestras de una co­ne­xión en­tre el vi­si­tan­te y el ar­te di­gi­tal que ema­na, “sin fron­te­ras”, por los cin­co pi­sos del mu­seo.

Unas 550 per­so­nas for­man par­te del co­lec­ti­vo Tea­mLab, que tie­ne el pro­pó­si­to de fu­sio­nar las ar­tes plás­ti­cas con tec­no­lo­gía.

“Pre­sen­ta­mos un mun­do nun­ca an­tes vis­to y en con­ti­nua trans­for­ma­ción”, ex­pli­có Ino­ko. En es­ta épo­ca del año, una or­ques­ta de flo­res re­bo­sa por las pa­re­des re­pre­sen­tan­do el ve­rano. En el oto­ño, ha­brá nue­vas for­mas y co­lo­res.

La con­sig­na es ex­plo­rar

Es muy fácil per­der­se en­tre los pa­si­llos del lu­gar y esa es la in­ten­ción del Tea­mLab, que de­ci­dió no in­cluir in­di­ca­cio­nes pa­ra los vi­si­tan­tes pa­ra mo­ti­var­los a “ex­plo­rar por ellos mis­mos”.

Mi­llo­nes de lu­ces y efec­tos con es­pe­jos ha­cen que au­men­te el gra­do de asom­bro del vi­si­tan­te, en cu­yo re­co­rri­do se ve acom­pa­ña­do por ele­fan­tes, can­gu­ros, ra­nas y leo­nes de gran rea­lis­mo, in- clu­so en sus efec­tos so­no­ros.

To­do se pue­de tocar en la ex­hi­bi­ción in­ter­ac­ti­va que evo­ca in­men­sos bos­ques, y en la que se pue­den mo­di­fi­car ele­men­tos a tra­vés de apli­ca­cio­nes des­car­ga­bles pa­ra te­lé­fo­nos mó­vi­les.

Las crea­cio­nes no so­lo es­tán pen­sa­das pa­ra los adul­tos. Los ni­ños tam­bién pue­den en­con­trar­se con un acuario don­de co­bran vi­da los pe­ces que di­bu­jan.

Las zo­nas orien­ta­das a los más

jó­ve­nes pre­ten­den pro­mo­ver y acer­car el ar­te y la cul­tu­ra de una for­ma más ori­gi­nal, se­gún sus crea­do­res.

Más de dos ho­ras se pue­den pa­sar rá­pi­do re­co­rrien­do es­te mu­seo don­de ade­más de las obras pa­ra ver, las hay tam­bién pa­ra sa­bo­rear co­mo en el ca­so de La Casa del Té, don­de se ofre­cen va­rie­da­des de es­ta be­bi­da tí­pi­ca ser­vi­da ba­jo pro­yec­to­res que inun­dan de flo­res los bo­les.

1. Tác­til. co­lo­res y for­mas se pue­den cam­biar al tocar las pa­re­des de es­ta sa­la. 2. Sa­bo­res.

Una ex­pe­rien­cia sin igual, ser­vir­se un pla­to ro­dea­do de imá­ge­nes. 3. Tor­be­llino. El po­der de las imá­ge­nes rem­pla­za to­da al de las pa­la­bras en ca­da obra. 4. Ar­te. Tie­rra y aire se con­fun­den mien­tras mi­les de lám­pa­ras ani­ma­das se al­zan

ASDFASDFASDFAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.