Por qué se ade­lan­tó la flo­ra­ción de ta­ji­bos

Mi­cro­cli­ma. Ca­lor, vien­tos, ín­di­ce de hu­me­dad y con­ta­mi­na­ción. La ciu­dad pue­de con­ver­tir­se en un la­bo­ra­to­rio pa­ra es­tu­diar es­tos cam­bios

El Deber - Extra (Bolivia) - - MIRADAS - JA­VIER MÉN­DEZ VEDIA JA­VIER.MENDEZ@EL­DE­BER.COM.BO

Ha­ce diez días, una si­len­cio­sa ex­plo­sión ro­sa­da sor­pren­dió a una ciu­dad que se apres­ta­ba a so­por­tar, ca­biz­ba­ja, una ma­ña­na con 14 gra­dos de tem­pe­ra­tu­ra. ¿Ta­ji­bos flo­re­cien­do en ju­nio?¿Por qué no es­pe­ra­ron sep­tiem­bre, o a lo su­mo agos­to?

La ciu­dad es­bo­zó una flo­ri­da son­ri­sa de ave­ni­da a ave­ni­da y el bió­lo­go Huás­car Bus­ti­llos posteó que es el mo­men­to de con­ver­tir a San­ta Cruz en un la­bo­ra­to­rio ur­bano pa­ra es­tu­diar la adaptación de las plan­tas ci­ta­di­nas al mi­cro­cli­ma de la ur­be: con más tem­pe­ra­tu­ra (has­ta tres gra­dos), con vien­tos que la afec­tan y con la con­ta­mi­na­ción que no se re­gis­tra en un en­torno na­tu­ral.

¿Es­tán flo­re­cien­do en otros lu­ga­res tam­bién? Sí y no. En Po­ron­go, por ejem­plo, re­cién aso­man los bro­tes, o sea, “es­tán en bu­tu­cu­nes”, co­mo le con­tó una ve­ci­na al bió­lo­go. En cam­bio, en la Chi­qui­ta­nia, al­gu­nos es­tán flo­re­cien­do tam­bién.

Por qué ocu­rre. Las plan­tas desa­rro­llan es­tra­te­gias de su­per­vi­ven­cia se­gún su en­torno. Un es­tu­dio rea­li­za­do en Ha­noi, Ber­lín, Ciu­dad del Ca­bo, Pa­rís y mu­chas más, mos­tró que los ár­bo­les ur­ba­nos cre­cen más rá­pi­do que sus si­mi­la­res en las áreas ru­ra­les. El es­tu­dio, pu­bli­ca­do el año pa­sa­do, se ba­sa en el se­gui­mien­to a 1.400 ár­bo­les rea­li­za­do du­ran­te dé­ca­das por un equi­po li­de­ra­do por el el de­par­ta­men­to de Cre­ci­mien­to forestal y Ren­di­mien­to de la Uni­ver­si­dad Téc­ni­ca de Mu­nich. El mo­ti­vo prin­ci­pal, se­gún el in­ves­ti­ga­dor Hans Pretzsch, es la ac­ti­vi­dad hu­ma­na, que pro­vo­ca un au­men­to de en­tre tres y 10 gra­dos de tem­pe­ra­tu­ra en las ciu­da­des.

¿Cre­cen más o me­nos?

Por el ca­lor, los ár­bo­les ex­pe­ri­men­tan un cam­bio cli­má­ti­co ‘ade­lan­ta­do’. Si bien cre­cen más se­gún el es­tu­dio, tam­bién en­ve­je­cen más rá­pi­da­men­te, por lo que es po­si­ble que el recambio de ár­bo­les de­ba ha­cer­se más fre­cuen­te­men­te en las ciu­da­des. El fe­nó­meno va a con­ti­nuar, por­que pa­ra 2030, el 60% de la po­bla­ción vi­vi­rá en ciu­da­des.

Ca­li­dad am­bien­tal. La con­ta­mi­na­ción de la ciu­dad tam­bién pue­de in­fluir en el ci­clo de es­tos ár­bo­les, se­ña­la Bus­ti­llos. Hay to­da una línea de investigación pa­ra ana­li­zar el sue­lo, la at­mós­fe­ra y has­ta la can­ti­dad de agua que re­ci­be una planta ca­da año.

Las llu­vias. A par­tir del año 2000 se no­ta que las llu­vias han au­men­ta­do en la ciu­dad. El grá­fi­co mues­tra la in­for­ma­ción cap­ta­da en la es­ta­ción de El Trom­pi­llo. Pe­ro tam­bién se no­tan va­ria­cio­nes drás­ti­cas, con una ten­den­cia al au­men­to en las pre­ci­pi­ta­cio­nes. El año pa­sa­do, en ju­nio, ya ha­bía llo­vi­do 85,1 mi­lí­me­tros has­ta es­ta al­tu­ra del mes. Has­ta el mar­tes pa­sa­do, so­la­men­te 12,4 mi­lí­me­tros. Es­to im­pli­ca tam­bién va­ria­cio­nes en los vien­tos, que de­ben ser es­tu­dia­das.

Los vien­tos. Bus­ti­llos ha­ce no­tar que los ta­ji­bos tie­nen se­mi­llas ala­das, así que los ár­bo­les re­gu­lan su flo­ra­ción cuan­do co­mien­zan los vien­tos; así la se­mi­lla tie­ne más po­si­bi­li­da­des de dis­per­sar­se.

Hay más

Otros ár­bo­les pe­que­ños tam­bién han co­men­za­do a flo­re­cer. Pue­de ser sig­ni­fi­ca­ti­vo que al­gu­nas man­ga­ro­sas ha­yan en­tre­ga­do fru­tas di­mi­nu­tas ha­ce tres se­ma­nas. Los vien­tos ti­ra­ron to­da es­ta fru­ta, pe­ro aho­ra, va­rios ár­bo­les ya tie­nen fru­ta de buen ta­ma­ño y en ple­na ma­du­ra­ción.Des­pués del ta­ji­bo ro­sa­do, sue­le flo­re­cer el ama­ri­llo y lue­go el blan­co.

Ro­sa­dos. Los ta­ji­bos al­can­zan más ta­ma­ño en las ciu­da­des pe­ro vi­ven me­nos tiem­po, se­gún un es­tu­dio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.