El Maud vuel­ve a ca­sa Fi­nal de un via­je que se de­tu­vo en el hie­lo du­ran­te 85 años

Ves­ti­gio de una épo­ca en la que los ex­plo­ra­do­res eu­ro­peos se lan­za­ban a re­cla­mar ha­za­ñas lle­nas de ries­gos en los po­los del pla­ne­ta, el bu­que del no­rue­go Roald Amund­sen es ahora una pie­za de mu­seo en rum­bo ha­cia su lu­gar de ex­po­si­ción

El Deber - Extra (Bolivia) - - MIRADAS -

El Maud, úl­ti­mo bar­co po­lar del mí­ti­co ex­plo­ra­dor no­rue­go Roald Amund­sen, es­tá a pun­to de com­ple­tar su re­torno al país nór­di­co un si­glo des­pués de su bo­ta­du­ra y tras per­ma­ne­cer 85 años se­mi­hun­di­do en el Ár­ti­co ca­na­dien­se.

El bar­co, que des­can­sa so­bre una bar­ca­za re­mol­ca­da por otra nave, sa­lió es­te mes del oes­te de Groen­lan­dia rum­bo a No­rue­ga, adon­de lle­ga­rá en agos­to pa­ra co­ro­nar un pro­yec­to que arran­có en 2011, cuan­do se em­pe­zó a ne­go­ciar la de­vo­lu­ción con las au­to­ri­da­des ca­na­dien­ses.

El Maud fue sa­ca­do del mar ha­ce dos años pa­ra ser trans­por­ta­do ha­cia un puer­to cer­ca de Os­lo, de don­de sa­lió en 1918.

Tras ha­ber si­do el pri­me­ro en cru­zar el Pa­so del No­roes­te y lle­gar al Po­lo Sur, Amund­sen pla­neó la ex­pe­di­ción al Ár­ti­co. Que­ría al­can­zar el Po­lo Nor­te. Or­de­nó un bar­co nue­vo, pe­ro los cos­tos se dis­pa­ra­ron por la gue­rra y la in­fla­ción, y el pro­yec­to con­su­mió su di­ne­ro.

La ex­pe­di­ción es­tu­vo lle­na de di­fi­cul­ta­des: dos años pa­ra cru­zar un pa­so de hie­lo y otro más atra­pa­do al nor­te del es­tre­cho de Be­ring. El ex­plo­ra­dor re­nun­ció y tra­tó de lle­gar al Po­lo en avión.

Aco­sa­do por sus acree­do­res, ven­dió el bar­co en 1925 a una em­pre­sa ca­na­dien­se que lo usó co­mo al­ma­cén pa­ra sus cam­pa­ñas en el Ár­ti­co, has­ta que se hun­dió en 1931 en Cam­brid­ge Bay. Allí pa­só dé­ca­das, con par­te de su es­truc­tu­ra vi­si­ble des­de la cos­ta y con­ver­ti­do en atrac­ción tu­rís­ti­ca, has­ta que un grupo en­ca­be­za­do por el ar­tis­ta no­rue­go Jan Wang­gaard, lan­zó el plan Maud vuel­ve a ca­sa.

“Que­re­mos mos­trar esa par­te im­por­tan­te de la his­to­ria no­rue­ga. La ex­pe­di­ción Maud fue una ha­za­ña, aun­que no lle­ga­ron al Po­lo Nor­te”, di­jo Wang­gaard.

Es­te se­xa­ge­na­rio ar­tis­ta y ex­cam­peón mun­dial de wind­surf en su ju­ven­tud, di­ri­ge a sie­te vo­lun­ta­rios guia­do por la ilu­sión de re­cu­pe­rar el úni­co de los gran­des bar­cos po­la­res no­rue­gos que no se en­cuen­tra en un mu­seo.

La re­cu­pe­ra­ción del Maud cie­rra un ca­pí­tu­lo im­por­tan­te en la his­to­ria no­rue­ga y en la per­so­nal de Amund­sen, des­apa­re­ci­do en 1928 con otras cin­co per­so­nas, a bor­do del hi­dro­avión fran­cés Lat­ham 47, en al­gún lu­gar de las is­las de Sval­bard, cuan­do es­ta­ba en bus­ca del ex­plo­ra­dor ita­liano Um­ber­to No­bi­le, con el que man­te­nía un en­fren­ta­mien­to per­so­nal.

Re­cu­pe­ra­do. El casco del Maud so­bre el hie­lo du­ran­te el pa­sa­do in­vierno bo­real en Groen­lan­dia. Es­te ve­rano ini­ció su via­je fi­nal Aban­do­na­do. An­tes de ser re­cu­pe­ra­do

Bo­ta­du­ra. Flo­tó el 17 de ju­nio de 1916

Atra­pa­do. Con­ge­la­do, a mi­tad de 1919

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.