Des­pués del es­trés, EL BURN OUT

Ago­ta­mien­to ex­tre­mo. La OMS de­cla­ró que el sín­dro­me de burn out o sín­dro­me de des­gas­te pro­fe­sio­nal co­mo un fac­tor de ries­go la­bo­ral que ame­na­za la vi­da. El pri­mer ca­so fue diag­nos­ti­ca­do en 1961. Apa­re­ce cuan­do no se en­fren­ta ade­cua­da­men­te el es­trés cró­nic

El Deber - Extra (Bolivia) - - MIRADOR - JA­VIER MÉN­DEZ VEDIA JA­VIER.MEN­DEZ@ELDEBER.COM.BO

Ca­da ma­ña­na, ella des­pier­ta con el can­san­cio ya ins­ta­la­do en su cuer­po. Cuan­do pien­sa que de­be ir otra vez al tra­ba­jo, sien­te una opre­sión en el pe­cho y le fal­ta el ai­re. Mien­tras tra­ba­ja, eje­cu­ta las ta­reas me­cá­ni­ca- men­te, sin mo­ti­va­ción. De vez en cuan­do cru­zan por su men­te ideas sui­ci­das y esos co­le­gas que an­tes ig­no­ra­ba de pron­to la irri­tan. Ha lle­ga­do ca­si a gri­tar­les aun­que sue­le ol­vi­dar por qué.

Si el ta­xi no lle­ga a tiem­po, se pre­gun­ta por qué le ocu­rre a ella; si llue­ve el día de su even­to al ai­re li­bre, en lu­gar de tran­qui­li­zar­se re­sig­na­da­men­te, se en­fu­rru­ña y ha­ce sa­ber a to­dos que el uni­ver­so le de­be una ex­pli­ca­ción. Ade­más, ese mes se ha res­fria­do y ha vuel­to la amig­da­li­tis. Pe­ro cuan­do sa­le del tra­ba­jo, esos sín­to­mas des­apa­re­cen má­gi­ca­men­te.

Y no se dan cuen­ta

Esas son al­gu­nas se­ña­les de que ella es­tá pa­de­cien­do el sín­dro­me de burn out o de que es­tá que­ma­da por el es­trés. “La ver- dad es que a ve­ces la per­so­na no se da cuen­ta de que lo tie­ne. Ese es el pe­li­gro. En­tra en un es­ta­do de ro­bo­ti­za­ción, de me­ca­ni­za­ción. Tra­ba­ja co­mo un zom­bie. No hay vi­da fun­cio­nal fue­ra de la si­tua­ción la­bo­ral, por­que en la ca­sa tam­bién es­tá mal. To­das sus otras áreas de vi­da se ven afec­ta­das”, di­ce la si­có­lo­ga Co­ri­na Mon­ti­lla.

El ren­di­mien­to de es­tas per- so­nas tam­bién se ve afec­ta­do. Se co­me­ten más erro­res y a ve­ces la res­pues­ta es el ais­la­mien­to o las reac­cio­nes im­pul­si­vas por la acu­mu­la­ción de la ten­sión, ex­pli­ca la pro­fe­sio­nal.

Me­nos­pre­cia­dos

Se­gún un in­for­me ela­bo­ra­do el año pa­sa­do por la clí­ni­ca Foia­ni­ni, don­de tra­ba­ja Mon­ti­lla, más del 53% de los tra­ba­ja­do­res de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.