LU­GA­RES PA­RA FES­TE­JAR AÑO NUE­VO

Via­je­ros celebran. Las fies­tas más mul­ti­tu­di­na­rias y car­ga­das de sim­bo­lo­gía de seis des­ti­nos em­ble­má­ti­cos que ha­cen del año nue­vo un even­to es­pe­cial, son des­cri­tas pa­ra los aman­tes de los via­jes. La fe­cha se con­vier­te en una opor­tu­ni­dad pa­ra des­cu­brir lug

El Deber - Extra (Bolivia) - - PORTADA -

La vís­pe­ra y el pri­mer día del año son fe­chas muy es­pe­cia­les, y pa­ra quie­nes gus­tan de fes­te­jar co­no­cien­do nue­vos lu­ga­res, ri­tua­les, ce­re­mo­nias y tra­di­cio­nes cul­tu­ra­les las op­cio­nes son in­fi­ni­tas. En es­ta página se ha­ce un re­cuen­to de seis lu­ga­res íco­nos en el mun­do, co­no­ci­dos por con­cen­trar reunio­nes mul­ti­tu­di­na­rias y co­lo­ri­das ma­ne­ras de ce­le­brar.

En es­te la­do del mun­do, las po­pu­la­res fies­tas Re­vei­llon de las pla­yas de Co­pa­ca­ba­na en Río de Ja­nei­ro, Bra­sil, son de asis­ten­cia mul­ti­tu­di­na­ria y car­ga­das de ri­tua­les tra­di­cio­na­les, que ase­gu­ran, a quie­nes par­ti­ci­pan, ini­ciar el nue­vo año con buen pie.

En­tre esos ri­tua­les es­tán el ves­tir de blan­co o sal­tar sie­te olas a la me­dia­no­che. Pa­ra quie­nes creen en Ie­man­já, la dio­sa del mar, arro­jar flores y gla­dio­los al agua, cham­pag­ne, per­fu­mes y de­jar co­mi­da, ve­las y be­bi­das en la ori­lla, a ma­ne­ra de ofren­da, es par­te de la cos­tum­bre bra­si­le­ña.

En Es­ta­dos Uni­dos, dos fies­tas so­bre­sa­len so­bre las de­más, una por su co­lo­ri­do y la otra por la asis­ten­cia ma­si­va de ciu­da­da­nos de to­do el mun­do. Pa­sa­de­na, Ca­li­for­nia, recibe el pri­mer día del año con el tra­di­cio­nal Des­fi­le de las ro­sas, don­de cien­tos de ca­rros ale­gó­ri­cos mues­tran el in­ge­nio de sus crea­do­res en es­truc­tu­ras ador­na­das ín­te­gra­men­te con flores. El even­to se ini­ció en 1890.

El otro fes­te­jo es­ta­dou­ni­den­se, con­ver­ti­do en un sím­bo­lo, es el des­cen­so de la bo­la en el Ti­mes Squa­re de Nue­va York. El icó­ni­co even­to se rea­li­za en Man­hat­tan y sim­bo­li­za la lle­ga­da del nue­vo año, atra­yen­do mi­les de tu­ris­tas.

En Ja­pón, To­kio es la ciu­dad don­de se fes­te­ja con un ai­re es­pi­ri­tual en el Sho­gat­su o ini­cio de año. Los ja­po­ne­ses que­man da­ru­mas o mu­ñe­cas del de­seo en los tem­plos, atan pre­dic­cio­nes en sus san­tua­rios y to­can108 cam­pa­na­das a la me­dia­no­che del 31. El 2 de enero, el pa­la­cio im­pe­rial abre sus puer­tas pa­ra el sa­lu­do de bien­ve­ni­da al año.

En Edim­bur­go, Es­co­cia, el fes­te­jo se lla­ma Hog­ma­nay y du­ra dos días. La ciu­dad recibe a mi­les de per­so­nas en un am­bien­te aco­ge­dor. La ac­ti­vi­dad prin­ci­pal es el des­fi­le de an­tor­chas, con ins­pi­ra­ción vi­kin­ga, allí la par­ti­ci­pa­ción es tan sim­ple co­mo pa­gar cua­tro eu­ros.

Las cá­li­das pla­yas de la ciu­dad tai­lan­de­sa de Koh Phan­gan tie­nen fies­tas muy con­cu­rri­das. Sal­tar cuer­das pren­di­das en fue­go o ha­cer­se ta­tua­jes de hen­na son ac­ti­vi­da­des tra­di­cio­na­les del fes­te­jo que sa­lu­da a la luna. Se ha­ce al ai­re li­bre y atrae mi­les de tu­ris­tas que bai­lan des­cal­zos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.