Lo ne­ce­sa­rio pa­ra ela­bo­rar un plan

El Deber - Extra (Bolivia) - - PORTADA -

Cuan­do la pa­re­ja tie­ne me­tas fi­nan­cie­ras, lo más in­di­ca­do es que jun­tos ela­bo­ren un plan. Es­te de­be ir acor­de a las ne­ce­si­da­des y prio­ri­da­des de ca­da miem­bro de la pa­re­ja y su per­so­na­li­dad fi­nan­cie­ra. Se tra­ta de cons­truir en equi­po y no sim­ple­men­te reac­cio­nar an­te si­tua­cio­nes o es­pe­rar el día a día y lo su­ce­da.

Pa­gar deu­das es la prio­ri­dad

y no im­por­ta si es una deu­da con ta­sa de in­te­rés ba­jo, o si el sal­do es pe­que­ño. En un plan fi­nan­cie­ro en pa­re­ja sa­lir de to­das las deu­das es un pun­to cla­ve pa­ra avan­zar. Se de­be in­ten­tar pa­gar to­do, y que so­lo que­de la hi­po­te­ca.

Na­da es más da­ñino a las fi­nan­zas que una deu­da, así que al ela­bo­rar el plan se de­be in­ten­tar em­pe­zar de ce­ro, pa­ra ir cons­tru­yen­do jun­tos un pro­yec­to que be­ne­fi­cie a am­bos y per­mi­ta ver a fu­tu­ro con am­bi­cio­nes con­jun­tas.

To­mar un tiem­po pa­ra re­vi­sar el plan,

lo re­co­men­da­ble es que ca­da año se de­di­que un día o dos so­la­men­te pa­ra de­fi­nir las y re­vi­sar las me­tas. En es­te tiem­po, tam­bién se pue­de re­plan­tear to­do el plan fi­nan­cie­ro, de acuer­do al sur­gi­mien­to de nue­vas ne­ce­si­da­des. Es im­por­tan­te ela­bo­rar un pre­su­pues­to, que va­ya acor­de a las nue­vas me­tas.

Pre­fe­ri­ble­men­te, se de­be ele­gir un lu­gar fue­ra del ho­gar, don­de no ha­yan in­te­rrup­cio­nes, que ins­pi­re y pue­dan con­cen­trar­se al 100%. Se pue­de apro­ve­char pa­ra ali­men­tar o me­jo­rar otros as­pec­tos de la re­la­ción.

Res­pe­tar la per­so­na­li­dad fi­nan­cie­ra,

por­que ca­da per­so­na tie­ne una ma­ne­ra es­pe­cí­fi­ca de ver es­te as­pec­to. Aquí es don­de la co­mu­ni­ca­ción abierta y efi­caz en la pa­re­ja to­ma im­por­tan­cia. Al em­pe­zar a ela­bo­rar un plan jun­tos irán des­cu­brien­do co­sas que nin­guno de los sa­bían res­pec­to al otro.

El con­se­jo es no cri­ti­car. Una op­ción es abrir una cuen­ta con­jun­ta y con­sul­tar­se acer­ca de los gas­tos e in­ver­sio­nes.

Fon­do de even­tua­li­da­des,

es­te es más que ne­ce­sa­rio pa­ra li­brar los in­ci­den­tes que se pre­sen­ten. Es una for­ma de afron­tar tem­po­ra­das sin tra­ba­jo, un ac­ci­den­te o en­fer­me­dad o al­gún gas­to im­pre­vis­to. En un ini­cio, es­te fon­do de­be con­tar, al me­nos, con $us 1.000 o su equi­va­len­te, e ir cre­cien­do con los años. Es po­si­ble que es­to per­mi­ta pa­gar unas va­ca­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.