MU­JER TENÍAS QUE SER FANNY JI­MÉ­NEZ

La or­fe­bre cru­ce­ña quie­re re­for­zar su mar­ca que creó ha­ce 33 años y man­te­ner­se pio­ne­ra en el mer­ca­do de las ven­tas en lí­nea

El Deber - Para ellas - - Portada -

Una mu­jer con vi­sión y co­ra­je. Ta­len­to­sa or­fe­bre cru­ce­ña que creó su mar­ca ha­ce 33 años pro­du­cien­do jo­yas te­má­ti­cas.

Des­de pe­que­ña Fanny Ji­mé­nez To­rrez da­ba se­ña­les de su ta­len­to pa­ra el di­se­ño de jo­yas en los co­lla­res con fi­deos pin­ta­dos con acua­rea­las que ela­bo­ra­ba pa­ra sus ami­gas. Más ade­lan­te pro­fun­di­zó su ta­len­to cuan­do se unió en ma­tri­mo­nio con un ge­mó­lo­go ex­per­to en pie­dras y co­no­ce­dor del oro y de su co­mer­cia­li­za­ción.

An­tes de de­di­car­se de lleno a la or­fe­bre­ría fue maes­tra egre­sa­da de la Es­cue­la Nor­mal En­ri­que Fi­not y fi­nal­men­te se re­ti­ró del ma­gis­te­rio y creó la Jo­ye­ría An­drea que ya tie­ne 33 años.

Es una de las jo­ye­ras más des­ta­ca­das de Bo­li­via, abrió una de las pri­me­ras jo­ye­rías es­pe­cia­li­za­das en el di­se­ño y ela­bo­ra­ción de las mis­mas con la bo­li­via­ni­ta. A su tra­yec­to­ria ha su­ma­do sus crea­cio­nes ins­pi­ra­das en mo­men­tos his­tó­ri­cos de nues­tro país que la han vuel­to una de las or­fe­bres más po­pu­la­res de nues­tro me­dio.

¿Quién es Fanny Ji­mé­nez? Una mu­jer vi­sio­na­ria, de fe, va­lor y co­ra­je que ama a su país y que se iden­ti­fi­ca con su his­to­ria, el ar­te, su cul­tu­ra y sus lu­chas por la reivin­di­ca­cio­nes de una Bo­li­via don­de se res­pe­te el Es­ta­do de de­re­cho que nos brin­da la her­mo­sa de­mo­cra­cia.

¿Có­mo se ini­cia con su em­pre­sa de jo­yas? Jo­ye­ría An­drea se creó un 18 de sep­tiem­bre de 1984, ha­ce 33 años,

apro­ve­chan­do el po­ten­cial au­rí­fe­ro que ha­bía en Bo­li­via. Tra­ba­jé en los ini­cios com­pran­do y res­ca­tan­do oro de Ti­pua­ni, San Ra­món, Gua­ra­yos, San Jo­sé y el Be­ni y lue­go lo co­mer­cia­li­za­ba en el ex­te­rior con el pre­cio de la on­za troy en la bol­sa de va­lo­res de Wall Street.

¿Por­qué el nom­bre? La bau­ti­zé co­mo An­drea el nom­bre de mi úni­ca hi­ja que ac­tual­men­te es­tá li­ga­da al ne­go­cio. Atien­de una su­cur­sal en Ven­tu­ra Mall.

¿ Cuál fue el prin­ci­pal desafío que atra­ve­só su jo­ye­ría? En el año 1998 , “La cri­sis asiá­ti-

Las jo­yas per­du­ran en con el tiempo por eso son idea­les pa­ra se­llar mo­men­tos his­tó­ri­cos ”

ca” que se lla­mó en ese en­ton­ces, pro­vo­có que el oro ba­je a pre­cios sin pre­ce­den­tes que no cu­bría los gas­tos de ex­trac­ción del mi­ne­ral. Es­ta cri­sis cam­bió el rum­bo de la jo­ye­ría y ya no era ne­go­cio la co­mer­cia­li­za­cion del oro, en esas cir­cun­tan­cias de­ci­dí en­fren­tar el re­to de man­te­ner­me.

Jo­ye­ría An­drea fun­cio­na­ba en un cuar­to de tres por tres; em­pe­za­mos con una ba­lan­za ma­nual de 100 gra­mos y ter­mi­na­mos con una de seis ki­los que era la can­ti­dad de oro que res­ca­ta­ba­mos en un mes apro­xi­ma­da­men­te.

¿Por qué se es­pe­cia­li­zó en el di­se­ño y pro­duc­ción de jo­yas te­má­ti­cas alu­si­vas a fe­chas y acon­te­ci­mien­tos his­tó­ri­cos? Por­que nos ex­pre­sa­mos con lo que sa­be­mos ha­cer y lo que sé ha­cer son jo­yas. Las mis­mas per­du­ran a tra­vés del tiempo y se­llan mo­men­tos his­tó­ri­cos.

¿Cuá­les fue­ron las más re­pre­sen­ta­ti­vas? Hi­ci­mos el Pa­tu­jú, sím­bo­lo de va­lor y co­ra­je de las tie­rras ba­jas del orien­te bo­li­viano, la me­da­lla del Bi­cen­te­na­rio ins­pi­ra­da en los 200 años del pri­mer gri­to li­ber­ta­rio de San­ta Cruz, el ícono de las mi­sio­nes je­suí­ti­cas el án­gel de ma­de­ra trans­for­ma­do en una jo­ya con pie­dras pre­cio­sas, “El bi­bo­si en mo­ta­cú” co­mo ho­me­na­je a una tra­di­cio­nal le­yen­da po­pu­lar cru- ce­ña, la cruz del pa­pa Fran­cis­co que le que fue ob­se­quia­da en su vi­si­ta Bo­li­via; ins­pi­ra­da en los di­se­ños ba­rro­co-chi­qui­tano de las igle­sias je­suí­ti­cas con una pie­dra bo­li­via­ni­ta en el cen­tro.

Otro tra­ba­jo fue el sím­bo­lo de la Cum­bre G77 en sus 50 años de aniver­sa­rio, cuan­do se reali­zó en Bo­li­via el año 2014 les sir­vió co­mo cre­den­cia­les a los pre­si­den­tes y can­ci­lle­res que vi­si­ta­ron el país.

¿En qué con­sis­te su úl­ti­ma crea­ción? La úl­ti­ma co­lec­ción de jo­yas se lla­ma Bo­li­via di­jo no y son jo­yas de pla­ta ( aros, ma­ni­llas y co­lla­res) que ha te­ni­do mu­cha aceo­ta­ción.

¿Qué le qui­ta el sue­ño? No hay na­da que me qui­te el sue­ño, soy una mu­jer de fe, Dios va ade­lan­te abrien­do ca­mino.

¿Se con­si­de­ra una per­so­na fe­liz? Si, la fe­li­ci­dad no es el di­ne­ro es de­jar hue­llas en tu ca­mi­nar.

¿Cuá­les son sus prin­ci­pa­les pro­yec­tos? So­mos pio­ne­ros en las ven­tas de jo­yas on­li­ne ha­ce 15 años. He­mos si­do re­co­no­ci­dos por Goo­gle con ese tí­tu­lo y eso nos va­lió el po­si­cio­na­mien­to en los pri­me­ros lu­ga­res de los bus­ca­do­res con www.bo­li­via­ni­te.com, con­ta­mos con una jo­ye­ría en el mun­do las 24 ho­ras del día y los 365 días del año. Nues­tro mer­ca­do más im­por­tan­te es Es­pa­ña y EEUU.

El re­to de Jo­ye­ría An­drea pa­ra el 2018 es po­si­cio­nar­se en el mer­ca­do in­ter­na­cio­nal con di­se­ños ex­clu­si­vos de la flo­ra y la fau­na de nues­tro país y con nues­tra pie­dra bo­li­via­ni­ta úni­ca en el mun­do.

Soy una mu­jer de fe, Dios va ade­lan­te abrien­do ca­mino ”

Cruz del Pa­pa Fran­cis­co. Jor­ge Ma­rio Ber­go­glio la re­ci­bió el 2015 en su vi­si­ta a Bo­li­via, ac­tual­men­te se en­cuen­tra en el Mu­seo del Va­ti­cano

Ela­bo­ra jo­yas te­má­ti­cas. Su úl­ti­ma co­lec­ción cuen­ta con co­lla­res, pen­dien­tes, pul­se­ras y aros con es­te men­sa­je

El án­gel chi­qui­tano. Ins­pi­ra­do en las Mi­sio­nes Je­suí­ti­cas de Chi­qui­tos

2010. Un ho­me­na­je al bi­cen­te­na­rio cru­ce­ño

La flor del Pa­tu­jú. Sím­bo­lo de las tie­rras del orien­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.