LA COLORINA DE LOS ESMALTES BO­LI­VIA­NOS

Vi­sio­na­ria. Eli­za­beth es una mues­tra de la pu­jan­za de la mu­jer que apues­ta por el país. Pa­ra ello es­tá pre­pa­ran­do a sus hi­jas

El Deber - Para ellas - - Mujer Tenías Que Ser -

Hay más de 500 co­lo­res de esmaltes Colorina y son 100% bo­li­via­nos, eso lo acre­di­ta la ban­de­ri­ta ro­jo, ama­ri­llo y verde de las eti­que­tas. La ges­to­ra de es­te emprendimiento es Eli­za­beth Rosy Ca­yo­ja Vidal, cru­ce­ña de pa­dre oru­re­ño y ma­dre va­lle­gran­di­na, que jun­to a su es­po­so y des­de ha­ce po­cos años, sus hi­jas ma­yo­res, es­tán des­ple­gan­do y apun­ta­lan­do la em­pre­sa She­ki­náh SRL, Im­port Ex­port., es­pe­cia­li­za­da en el sec­tor de la cos­me­to­lo­gía.

Eli­za­beth sa­lió ba­chi­ller del co­le­gio Bau­tis­ta Bo­li­viano Bra­si­le­ño y se for­mó co­mo au­di­to­ra fi­nan­cie­ra, mien­tras so­ña­ba con ser em­pre­sa­ria.

¿ Sus pa­dres le sem­bra­ron la idea de ha­cer em­pre­sa? Mis pa­dres eran gre­mia­lis­tas, ven­dían en el mer­ca­do Los Po­zos y jun­to a mis seis her­ma­nos, los ayu­dá­ba­mos. Fue­ron tiem­pos di­fí­ci­les pe­ro nun­ca nos fal­tó na­da. En el co­le­gio yo sen­tí el de­seo de crecer y for­mar una em­pre­sa pro­pia.

Es­po­sa y ma­dre Es­tá ca­sa­da con Án­gel Bal­de­lo­mar y tie­ne tres hi­jos, Alis­son (22), Ruby (17) y Oto­niel (9)

¿ Cuá­les fue­ron los pri­me­ros pa­sos de Colorina? Du­ran­te al­gu­nos años tra­ji­mos con mi es­po­so esmaltes de Bra­sil y aquí los en­va­sá­ba­mos. Lue­go pa­sa­mos por mo­men­tos di­fí­ci­les, has­ta que Dios me lle­vó a la pri­me­ra fe­ria mun­dial de la ma­te­ria pri­ma de Bra­sil, yo era una comerciante con po­co ca­pi­tal, pe­ro me arries­gué y lle­gué a via­jar gra­cias a una pro­mo­ción de Ae­ro­sur, que ofer­ta­ba pa­sa­jes a mi­tad de pre­cio. En aque­lla oca­sión me en­con­tré di­rec­ta­men­te con los pro­vee­do­res. Me ten­dió la mano, una de mis her­ma­nas y mu­cha gen­te bue­na. Em­pren­dí un nue­vo re­to, por­que esa ex­pe­rien­cia abrió mis ojos.

Nos ani­ma­mos a ha­cer reali­dad el sue­ño, des­pués de un via­je a In­dia, allá es­tán los prin­ci­pa­les pro­duc­to­res de pig­men­tos del mun­do. Des­de ese mo­men­to em­pren­di­mos la in­dus­tria. Tam­bién so­mos im­por­ta­do­res de pro­duc­tos pa­ra sa­lo­nes de be­lle­za y spas.

¿Por qué Colorina? Mien­tras pen­sa­ba en mi em­pre­sa re­cor­dé una te­le­no­ve­la me­xi­ca­na que lle­va­ba ese nom­bre, me pa­re­ció que de­cía mu­cho so­bre co­lor.

¿ Via­ja mu­cho pa­ra traer nuevos pro­duc­tos? En In­dia tam­bién co­no­ci­mos al más gran­de fa­bri­can­te de en­va­ses. Via­jo a Co­rea, a la fe­ria de Hong Kong, a Las Ve­gas, me es­toy es­pe­cia­li­zan­do en el sec­tor de cos­me­to­lo­gía . Apren­dí que Co­rea es el país que se ha es­pe­cia­li­za­do en pro­duc­tos de be­lle­za pa­ra el ros­tro, no hay me­jor ma­te­ria pri­ma pa­ra el ros­tro que la de ellos.

Aho­ra es­ta­mos fa­bri­can­do tam­bién ba­ses pa­ra ma­qui­lla­je, fi­ja­dor pa­ra el ma­qui­lla­je, ri­mel y go­tas de en­can­ta­mien­to. So­bre nues­tros esmaltes, el gran por­cen­ta­je de pig­men­tos (co­lor) que com­pro es de Ita­lia y de Ale­ma­nia; un 70 % ita­liano y el 30% de la ma­te­ria pri­ma (la­ca) es bra­si­le­ra.

Colorina tie­ne la má­xi­ma calificación de ca­li­dad de 5 Free, eso cer­ti­fi­ca que son li­bres de to­lueno, fta­la­tos, for­mal­dehí­do, re­si­na de for­mal­dehí­do y al­can­for, lo que los ha­ce muy se­gu­ros pa­ra la sa­lud y res­pe­tuo­sos con el me­dio am­bien­te.

¿Tie­nen la­bo­ra­to­rio? Te­ne­mos un la­bo­ra­to­rio fí­si­co, quí­mi­co y mi­cro­bio­ló­gi­co don­de ha­ce­mos los con­tro­les de ca­li­dad, con cer­ti­fi­ca­ción del Mi­nis­te­rio de Sa­lud, que fue mon­ta­do con la idea de pro­du­cir me­di­ca­men­tos en el fu­tu­ro. Es­ta­mos tras una ISO pa­ra po­der ex­por­tar y ya te­ne­mos in­tere­sa­dos.

¿Có­mo es que sus hi­jas es­tán in­mer­sas en la em­pre­sa? Las he­mos edu­ca­do pa­ra que ellas sean par­te de es­te emprendimiento fa­mi­liar.

Alis­son es­tu­dia in­ge­nie­ría quí­mi­ca y hoy se en­car­ga de las eti­que­tas de los pro­duc­tos y Ruby es­tu­dia bio­quí­mi­ca y far­ma­cia, ac­tual­men­te se ocu­pa de la pu­bli­ci­dad. Am­bas co­no­cen de la­bo­ra­to­rios y viajan con­mi­go a las fe­rias in­ter­na­cio­na­les. Ellas cre­cie­ron vién­do­me es­for­zar­me y se con­ta­gia­ron de esa vi­sión; pro­du­ci­mos y ven­de­mos ca­li­dad.

Soy una mu­jer de pac­tos. Dios ha he­cho pros­pe­rar mi ho­gar y ha ben­de­ci­do mi fa­mi­lia y es así que apun­ta­mos a ser la pri­me­ra em­pre­sa de cos­mé­ti­cos del país.

Fa­mi­lia. Eli­za­beth jun­to a su es­po­so y sus tres hi­jos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.