PI­ÑA ENDULZA CIN­CO MER­CA­DOS

LA FRU­TA DE EX­POR­TA­CIÓN SE PRO­DU­CE EN CHAPARE

El Deber Rural - - Portada - GON­ZA­LO LÓ­PEZ RODRÍGUEZ

El cie­lo se po­ne gris, y sin true­nos an­ti­ci­pa­dos de­rra­ma agua­ce­ros mo­men­tá­neos que ba­ñan las plan­ta­cio­nes de fru­ta y los te­chos de te­ja y ca­la­mi­na. Lue­go de unos ins­tan­tes que­da sin ras­tros de nu­bes. Es el cie­lo de no­viem­bre del tró­pi­co de Co­cha­bam­ba don­de abun­dan las an­te­nas de TV sa­te­li­tal en las ca­sas re­cos­ta­das a lo lar­go de los ca­mi­nos as­fal­ta­dos y sin as­fal­to.

Acos­tum­bra­dos al cli­ma que se ase­me­ja a un ba­ño de va­por, los co­se­cha­do­res de pi­ña es­ti­ran sus bra­zos y mu­ti­lan con ta­jos cer­te­ros de cu­chi­llo los fru­tos que pe­san en­tre dos y cin­co ki­los. Su jor­nal es de 80 y Bs 90, con co­mi­da in­clui­da, y de­ben re­co­lec­tar y car­gar a lo­mo un cu­po de 1.000 uni­da­des por día.

Al bor­de de las fin­cas hay mon­ta­ñi­tas de pi­ñas pe­que­ñas, me­dia­nas y gran­des que se­rán ex­por­ta­das en la­tas y en­te­ras a Ar­gen­ti­na, Chi­le, Uru­guay, Italia y Cos­ta Ri­ca. Los ca­mio­nes Nis­san Cón­dor y Vol­vo sa­can las fru­tas y las lle­van a las pro­ce­sa­do­ras y a los mer­ca­dos de La Paz, Co­cha­bam­ba y San­ta Cruz.

Des­de agos­to es tem­po­ra­da al­ta de za­fra y lle­ga a su fin es­te mes.

Juan Al­ber­to La­mas es­tá en me­dio de su plan­ta­ción de pi­ña en la lo­ca­li­dad de Ma­ri­po­sas (Puer­to Vi­lla­rroel), que que­da a cien­tos de ki­ló­me­tros de su na­tal Potosí. Con una ca­mi­sa man­ga lar­ga, una go­rra con vi­se­ra des­pin­ta­da y una te­la que le cu­bre la nu­ca se pro­te­ge del sol. Así tra­ba­ja des­de ha­ce 18 años.

En su mano de­re­cha em­pu­ña un pe­que­ño cu­chi­llo de co­ci­na vie­jo con el que cor­ta 3.000 fru­tos dia­rios que ven­de­rá en Chapare y en la ur­be de Co­cha­bam­ba.

Des­pués de es­cu­pir la ho­ja de co­ca tri­tu­ra­da, di­ce que es­te año no ex­por­ta­rá a Ar­gen­ti­na ni a Chi­le.

Los in­ge­nie­ros y téc­ni­cos del tró-

pi­co ex­pli­can que des­de abril de es­te año, Ar­gen­ti­na fre­nó la com­pra de la fru­ta en ca­ja por una de­cla­ra­to­ria de cua­ren­te­na de­bi­do a que se de­tec­tó re­si­duos quí­mi­cos en ni­ve­les fue­ra de nor­ma.

Eso pro­vo­có que las em­pa­ca­do­ras de fru­ta sin pro­ce­sar Una­pi­ña, San­ta Ana, San Benito y Gual­ber­to Vi­lla­rroel pa­ren ac­ti­vi­da­des has­ta nue­vo avi­so. A prin­ci­pios de año ca­da ca­ja de 22 ki­los de pi­ña sin pro­ce­sar fue co­ti­za­da en $us 8 para el mer­ca­do ar­gen­tino.

Juan Al­ber­to es par­te de los 120 afi­lia­dos a la Unión de Pro­duc­to­res de Pi­ña (Una­pi­ña) asen­ta­dos en Ma­ri­po­sas (Puer­to Vi­lla­rroel).

A unos 15 ki­ló­me­tros de la zo­na de tra­ba­jo de Juan Al­ber­to es­tá su ami­go, tam­bién po­to­sino, Gró­ver Co­ria, que se pa­sea en­tre sus cin­co hec­tá­reas de pi­ña que ya co­se­chó en la lo­ca­li­dad de San­ta Ana.

A di­fe­ren­cia de Juan Al­ber­to, Gró­ver ya ven­dió to­da su co­se­cha a las in­dus­trias pro­ce­sa­do­ras lo­ca­les. De ca­da hec­tá­rea sa­có unas 25.000 pi­ñas y re­ci­bió Bs 2 por ki­lo.

A sus 45 años, él tiene 30 hec­tá­reas y re­cuer­da fe­liz de que ha­ce unos años con la pro­duc­ción de pi­ña en 12 hec­tá­reas lle­nó 76 ca­mio­nes Nis­san Cón­dor. Con la pla­ta se com­pró una ca­sa en Co­cha­bam­ba y su pri­mer ‘nis­san­ci­to’.

Mien­tras los co­se­cha­do­res dan ta­jos lim­pios a mi­les de pi­ñas, so­por­tan­do los ra­yos de sol que es­ta­llan en sus es­pal­das, el va­por que sa­len de las má­qui­nas pro­ce­sa­do­ras de pi­ña en­vuel­ven a cen­te­na­res de ope­ra­do­res de uni­for­me blan­co que no pa­ran de re­ci­bir, se­lec­cio­nar, tro­zar y ha­cer des­pa­chos de ex­por­ta­ción.

Un fac­tor que gra­vi­tó para que la ex­por­ta­ción de pi­ña en la­ta se dis­pa­re ha­cia Ar­gen­ti­na, Chi­le, Uru­guay, Italia y Cos­ta Ri­ca (de $us 672.961 en 2015 a $us 898.222 en 2016), es que se con­tra­jo la pro­duc­ción de Tai­lan­dia e In­do­ne­sia, que son los abas­te­ce­do­res glo­ba­les.

Des­de la So­cie­dad Agroin­dus­trial de La Sel­va, cu­yas ins­ta­la­cio­nes es­tán en Isar­za­ma (En­tre Ríos), su ge­ren­te, Sergio Te­ja­da, pre­ci­sa que el 2015 ex­por­ta­ron 9.600 ca­jas de 12 la­tas ca­da una y es­te año em­bar­ca­ron 30.000. “Nos que­da­mos con pe­di­dos no aten­di­dos de 30.000 ca­jas”, ex­pli­ca al pro­yec­tar que en 2017 se man­ten­drá la al­ta de­man­da y bue­nos pre­cios.

Sen­ta­do en un si­llón de cue­ro ne­gro, Ós­car Zam­bra­na, je­fe de plan­ta de Bol­his­pa­nia, que ope­ra en Chi­mo­ré, coin­ci­de con Te­ja­da.

En 2015, se­gún su re­gis­tro, pro­ce­sa­ron un mi­llón de pi­ñas que fue­ron a en­dul­zar los pa­la­da­res de ar­gen­ti­nos, uru­gua­yos y del eje cen­tral bo­li­viano. Es­te año ya bor­dean los dos mi­llo­nes de pi­ñas. La zo­na eco­nó­mi­ca de Chapare, se­gún el ge­ren­te de la Cá­ma­ra de Ex­por­ta­do­res de Co­cha­bam­ba (Ca­dex­co), Víc­tor Hu­go Vi­lla­rroel, tiene al­to po­ten­cial y sus mer­ca­dos es­tre­lla en 2017 se­rán Ar­gen­ti­na y Chi­le. Lo que tam­bién ve es que no hay un apo­yo es­pe­cí­fi­co del Go­bierno ha­cia el sec­tor pi­ñe­ro.

En Chapare, a más de 200 km de la ofi­ci­na de Víc­tor Hu­go, el cie­lo des­cri­be un pre­lu­dio de agua­ce­ro. Eso no de­tie­ne los bra­zos su­da­dos de los co­se­cha­do­res que ha­cen ta­jos cer­te­ros a las pi­ñas para se­pa­rar­las de las plan­tas

Cen­te­na­res de jó­ve­nes sub-20 tra­ba­jan fe­bril­men­te todos los días del año en las pro­ce­sa­do­ras y en­va­sa­do­ras de pi­ña que ope­ran en el tró­pi­co co­cha­bam­bino

Gró­ver Co­ria pre­pa­ra sus cin­co hec­tá­reas de pi­ña en la co­mu­ni­dad San­ta Ana

Juan Al­ber­to La­mas es­tá en ple­na co­se­cha de pi­ñas de la va­rie­dad pu­call­pa en la co­mu­ni­dad chapareña Ma­ri­po­sas

La pi­ña en la­ta de 800 gra­mos es la que más se ex­por­ta a los mer­ca­dos ex­ter­nos. Tam­bién se en­va­sa man­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.