La cal­ci­ta, un alia­do del avi­cul­tor pa­ra en­du­re­cer la cás­ca­ra del hue­vo

MI­NE­RAL. En San­ta Cruz se la ex­trae de las can­te­ras de Ya­cu­ses. Es la prin­ci­pal fuen­te de car­bo­na­to de cal­cio que se uti­li­za co­mo adi­ti­vo en ali­men­to ba­lan­cea­do

El Deber Rural - - INDUSTRIA -

Se di­ce que la cal­ci­ta es un alia­do, en­tre otros, de los avi­cul­to­res ¿Por qué? Por la sen­ci­lla ra­zón de que es un mi­ne­ral for­ma­do por car­bo­na­to cál­ci­co, y el cal­cio es al­ta­men­te ne­ce­sa­rio co­mo adi­ti­vo nu­tri­ti­vo pa­ra man­te­ner sa­nos los hue­sos y for­ta­le­cer la cás­ca­ra de los hue­vos de las ga­lli­nas que, quí­mi­ca­men­te, es­tá com­pues­ta por un 95,1 % de mi­ne­ra­les, de los cua­les 93,6% co­rres­pon­den a la cal­ci­ta.

Por eso la cal­ci­ta es uti­li­za­da en la fa­bri­ca­ción de ali­men­tos ba­lan­cea­dos pa­ra el sec­tor aví­co­la en par­ti­cu­lar, y pa­ra los por­ci­cul­to­res y ga­na­de­ros en ge­ne­ral

En San­ta Cruz es­te pro­duc­to se pro­ce­sa so­bre la ba­se de la ma­te­ria pri­ma que se ex­plo­ta en las can­te­ras de Ya­cu­ses, pro­vin­cia Ger­mán Busch, fron­te­ra con Bra­sil.

Pe­ro pri­me­ro se em­pe­zó a pro­du­cir cal­ci­ta en Co­cha­bam­ba. La em­pre­sa Min­dai es la pio­ne­ra. Fue ha­ce 26 años, y des­de sep­tiem­bre de 2015 creó en San­ta Cruz su uni­dad ope­ra­ti­va in­de­pen­dien­te, Min SRL, que vie­ne ge­ne­ran­do men­sual­men­te 2.000 to­ne­la­das, o sea 50.000 bol­sas de es­te ma­te­rial de 40 ki­los ca­da una.

Tan­to Min­dai co­mo Min SRL pro­du­cen y co­mer­cia­li­zan cal­ci­ta, ade­más de otros pro­duc­tos de­ri­va­dos de mi­ne­ra­les no me­tá­li­cos pa­ra la agri­cul­tu­ra, in­dus­trias y el sec­tor pe­tro­le­ro.

En agri­cul­tu­ra pro­du­ce co­rrec­to­res de sue­los con fuen­tes de cal­cio, mag­ne­sio, do­lo­mi­ta, ye­so agrí­co­la, fós­fo­ro, bo­ro y mi­cro­mi­ne­ra­les de acuer­do a la gra­nu­lo­me­tría so­li­ci­ta­das por los clien­tes.

Pa­ra el sec­tor pe­tro­le­ro pro­vee lo­dos de per­fo­ra­ción con gra­nu­lo­me­trías es­pe­cí­fi­cas. Y pa­ra el ám­bi­to in­dus­trial (in­ge­nios azu­ca­re­ros, fá­bri­cas de pin­tu­ras y de plás­ti­cos), cal vi­va, cal hi­dra­ta­da y car­bo­na­tos de cal­cio.

“En Co­cha­bam­ba, con fuen­tes de pro­vi­sión de la ma­te­ria pri­ma del pro­pio de­par­ta­men­to y de Po­to­sí, Min­dai pro­du­ce tam­bién 2.000 to­ne­la­das de cal­ci­ta men­sual. La plan­ta procesadora de San­ta Cruz, es­tá ins­ta­la­da en Puer­to Pai­la”, ex­pli­ca Pe­ter Ait­ken, ge­ren­te co­mer­cial de la em­pre­sa Min SRL.

La cal­ci­ta, se­ña­lan los ex­per­tos, tie­ne mu­chos usos den­tro de los cua­les se pue­den re­sal­tar la uti­li­za­ción en la fa­bri­ca­ción de ce­men­to, en el uso co­mo pie­dras de cons­truc­ción de ca­li­za y gra­va (o sea pie­dra tri­tu­ra­da que se usa pa­ra cons­truir ca­mi­nos y ca­rre­te­ras). Y lo fun­da­men­tal, “en lo que co­rres­pon­de al tra­ba­jo de Min­dai y Min, co­mo abono agrí­co­la pa­ra los te­rre­nos de­ma­sia­dos áci­dos y, en el cam­po pe­cua­rio, pa­ra for­ta­le­cer los ali­men­tos ba­lan­cea­dos”, se­ña­ló Ait­ken.

Ci­tó que am­bas em­pre­sas le asig­na­ron par­ti­cu­lar im­por­tan­cia al pro­ce­so de la cal­ci­ta co­mo adi­ti­vo nu­tri­cio­nal de los ali­men­tos ba­lan­cea­dos, cam­po en el que se re­gis­tra una cre­cien­te car­te­ra de clien­tes, par­ti­cu­lar­men­te en el sec­tor aví­co­la.

En es­te ám­bi­to, men­cio­nó, se tie­ne un cui­da­do es­pe­cial en el con­trol la­bo­ra­to­rial de la ca­li­dad. “Con­ta­mos en Min­dai, con un sis­te­ma in­te­gra­do de ges­tión im­ple­men­ta­do en to­dos nues­tros pro­duc­tos, te­nien­do co­mo ba­se y ga­ran­tía las nor­mas de la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal de Nor­ma­li­za­ción (ISO 14001) en 2004; el Sis­te­ma de Ges­tión de Se­gu­ri­dad y Sa­lud Ocu­pa­cio­nal (Oh­sas 18001) en 2007; e ISO 9001 en 2008, do­cu­men­tos que cer­ti­fi­can nues­tro exi­gen­te y es­tric­to con­trol de ca­li­dad”, aña­dió.

Plan­ta de pro­ce­sa­mien­to de cal­ci­ta ins­ta­la­da en la ju­ris­dic­ción de Puer­to Pai­las, que se pro­vee de la ma­te­ria pri­ma des­deYa­cu­ses

El con­trol de la ca­li­dad se lo ejer­ce en los la­bo­ra­to­rios ins­ta­la­dos tan­to en Co­cha­bam­ba co­mo en San­ta Cruz

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.