Vía Lác­tea, nue­va ru­ta pa­ra ca­pa­ci­tar a los le­che­ros

Fe­de­ple im­ple­men­tó el mo­de­lo de orien­ta­ción téc­ni­ca a sus afi­lia­dos me­dian­te di­ser­ta­cio­nes que se rea­li­za­ron a cam­po abier­to en una es­tan­cia nor­te­ña

El Deber Rural - - PECUARIA -

n las no­ches se­re­nas se pue­de ver en el fir­ma­men­to una fran­ja blan­ca que atra­vie­sa el cie­lo de la­do a la­do, con mu­chas es­tre­llas.

Es so­lo una pe­que­ña par­te de la galaxia de la Vía Lác­tea, fran­ja blan­ca que los ro­ma­nos la lla­ma­ron ‘ca­mino de le­che’.

El nom­bre Vía Lác­tea (ca­mino de le­che) fue adop­ta­do por la Fe­de­ra­ción De­par­ta­men­tal de Pro­duc­to­res de Le­che (Fe­de­ple) pa­ra de­sig­nar los even­tos de ca­pa­ci­ta­ción téc­ni­ca, teó­ri­ca y prác­ti­ca di­ri­gi­da a sus afi­lia­dos.

La pri­me­ra Vía Lác­tea se desa­rro­lló un día so­lea­do y con rá­fa­gas de vien­tos de 80 ki­ló­me­tros por ho­ra apro­xi­ma­da­men­te, en la fin­ca Agro­pe­cua­ria Las Ma­ras 4F, un con­jun­to de cua­tro pro­pie­da­des ad­mi­nis­tra­das por los cua­tro her­ma­nos de la fa­mi­lia Frer­king Adad, ubi­ca­da a 18 km del des­vío de la ca­rre­te­ra Mon­te­ro-Oki­na­wa (80 km de San­ta Cruz).

Agro­pe­cua­ria Las Ma­ras cons­ta de 455 hec­tá­reas don­de se desa­rro­llan ac­ti­vi­da­des agrí­co­las, ga­na­de­ras y le­che­ras. Los Frer­king ini­cia­ron es­te em­pren­di­mien­to ha­ce 12 años; bus­can al­can­zar la ex­ce­len­cia de la pro­duc­ción pa­ra cre­cer de for­ma sus­ten­ta­ble a lar­go pla­zo.

Allí, 200 pro­duc­to­res re­co­rrie­ron una ex­ten­sa ru­ta don­de se es­ta­ble­cie­ron cin­co es­ta­cio­nes. Téc­ni­cos de Las Ma­ras y ve­te­ri­na­rios de Fe­de­ple brin­da­ron, en es­tos lu­ga­res, in­for­ma­ción de la pro­pie­dad: ca­rac­te­rís­ti­cas de los sue­los, có­mo lo­grar una bue­na ca­li­dad de le­che, cría y re­cría de ter­ne­ras pa­ra re­em­pla­zo, se­lec­ción de ga­na­do Gi­ro­lan­do y cualidades de la ra­za, pre­pa­ra­ción de ra­cio­nes de ali­men­to y los cos­tos del ma­ne­jo de ga­na­do le­che­ro. El agró­no­mo Juan Car­los Gu­tié­rrez ha­bló so­bre trans­fe­ren­cia de tec­no­lo­gía y ex­pe­rien­cias pro­duc­ti­vas. Mos­tró el tra­ba­jo que se reali­zó en el aná­li­sis de sue­lo pa­ra de­ter­mi­nar su ni­vel de fer­ti­li­dad; con esos re­sul­ta­dos se apli­có urea y azu­fre pa­ra me­jo­rar los ín­di­ces pro­duc­ti­vos del po­tre­ro. Ex­pli­có que “el ob­je­ti­vo fue in­cre­men­tar la car­ga de ani­ma­les sin au­men­tar la ex­ten­sión del te­rreno. Es que pa­ra ser buen le­che­ro se ne­ce­si­ta pri­me­ro ser agri­cul­tor”.

2.ª es­ta­ción: Cría y re­cría

El res­pon­sa­ble del pro­gra­ma de Desa­rro­llo Pro­duc­ti­vo de Fe­de­ple, Johnny Ro­drí­guez, se re­fi­rió a la cría y re­cría de ter­ne­ras se­ña­lan­do que es un as­pec­to im­por­tan­te en las le­che­rías, y que to­dos los pro­duc­to­res de­ben rea­li­zar una ade­cua­da Pe­dro De­lit­te, del pro­gra­ma Ca­li­dad de Le­che de Fe­de­ple, re­co­men­dó rea­li­zar una ade­cua­da ru­ti­na de or­de­ña.

“Se rea­li­za el des­pun­te, que con­sis­te en va­ciar los pri­me­ros tres cho­rros de le­che so­bre un re­ci­pien­te con fon­do ne­gro pa­ra de­tec­tar la po­si­bi­li­dad de mas­ti­tis en el ani­mal. Es­te pa­so sir­ve tam­bién pa­ra re­ti­rar el ta­pón de bac­te­rias que se alo­jan en la en­tra­da del pe­zón; lue­go se rea­li­za el pre­dip­ping, ba­ñan­do los pe­zo­nes por 30 se­gun­dos pa­ra des­con­ta­mi­nar­lo y rea­li­zar el se­ca­do con un pa­pel desecha­ble. El si­guien­te pa­so es re­ti­rar los res­tos del pro­duc­to. Pos­te­rior­men­te se co­lo­can las pe­zo­ne­ras en un tiem­po que no su­pere el mi­nu­to y me­dio a par­tir del des­pun­te. La or­de­ña de­be du­rar de cin­co a ocho mi­nu­tos. An­tes de re­ti­rar las pe­zo­ne­ras se cor­ta el va­cío de la má­qui­na e in­me­dia­ta­men­te se co­lo­ca el se­lla­dor. Al fi­nal se de­be de­jar a los bo­vi­nos en un am­bien­te con ali­men­tos, pro­cu­ran­do que es­tén de pie du­ran­te me­dia ho­ra has­ta que se

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.