Bú­fa­los en Bo­li­via, la es­pe­cie del fu­tu­ro

El Deber Rural - - VARIEDADES - LUIS QUI­LES SKORC

En septiembre fue po­se­sio­na­da la pri­me­ra or­ga­ni­za­ción na­cio­nal de cria­do­res de bú­fa­los. ¿Por qué criar­los? Por­que es una es­pe­cie pro­mi­so­ria. No por na­da la lla­man la es­pe­cie del fu­tu­ro, o la per­la ne­gra. En mu­chas cul­tu­ras el bú­fa­lo es si­nó­ni­mo de abun­dan­cia por el nú­me­ro má­gi­co 11 – 1, pues­to que ca­da 11 me­ses nos da una bu­bi­lla.

La ten­den­cia a es­ca­la mun­dial es mos­trar y de­mos­trar que se pue­den uti­li­zar aque­llos cam­pos di­fí­ci­les que pue­den ser con­quis­ta­dos por el bú­fa­lo de­bi­do a su rus­ti­ci­dad, adap­ta­bi­li­dad, ren­ta­bi­li­dad, lon­ge­vi­dad, pro­duc­ti­vi­dad le­che­ra y su sus­ten­ta­bi­li­dad en el tiem­po.

Al­go in­tere­san­te es que la fa­mi­lia bu­fa­le­ra a es­ca­la mun­dial es una so­la, un so­lo co­lor y una so­la ban­de­ra.

En el mun­do hay 1.350 mi­llo­nes de va­cu­nos y 200 mi­llo­nes de bú­fa­los. En Bo­li­via te­ne­mos 35.000, muy po­co pa­ra ofre­cer su car­ne o su le­che al pú­bli­co. Por eso ne­ce­si­ta­mos que más ga­na­de­ros pue­dan criar­los.

Hay unas 20 ra­zas de bú­fa­los. Las más co­no­ci­das son mu­rrah, me­di­te­rrá­nea, inili­ra­vi, ca­ra­bao, tri­ni­ta­ria o buf­faly­pso, ja­fa­ra­ba­di y la sur­ti, en ese or­den.

In­vi­to a los ga­na­de­ros que tie­nen bú­fa­los, a ins­cri­bir­se a nues­tra aso­cia­ción, y a los que to­da­vía no tie­nen la es­pe­cie en sus ha­tos, em­pe­zar a criar­los. Así, en­tre to­dos, va­mos a po­der em­pu­jar el tren del bú­fa­lo que aca­ba de arran­car su via­je.

In­vi­to a que se den la opor­tu­ni­dad de in­cur­sio­nar en el ne­go­cio de la le­che de bú­fa­lo y sus de­ri­va­dos. Di­go con cer­te­za, y sin lu­gar a equi­vo­car­me, que es una apues­ta a ga­na­dor. Es un ga­na + ga­na pa­ra to­dos.

Los bú­fa­los no son bra­vos. Son man­sos. De­bo re­cal­car que tie­nen ba­jos cos­tos de man­te­ni­mien­to. Pue­den di­ge­rir pas­tos ma­du­ros, con­ver­tir ese fo­rra­je po­bre en car­ne y le­che de al­ta ca­li­dad. Po­de­mos de­cir que don­de el va­cuno em­pa­ta, el bú­fa­lo ga­na

A su car­ne se la lla­ma car­ne sa­na, por­que tie­ne en su com­po­si­ción quí­mi­ca 11% más de pro­teí­na, 40% me­nos de co­les­te­rol y 55% me­nos de ca­lo­ría. Es car­ne ma­gra con po­ca gra­sa in­tra­mus­cu­lar. Es la so­lu­ción a la de­man­da mun­dial de pro­teí­na ro­ja.

En cuan­to a la le­che, es de co­lor blan­co azu­la­do. Se la de­no­mi­na la su­per­le­che. Es más den­sa un 40% que la le­che de va­ca y tie­ne un va­lor ener­gé­ti­co ma­yor. Po­see un 50% ma­yor de gra­sa, me­nos ca­lo­rías, me­nos co­les­te­rol, tie­ne más cal­cio, mag­ne­sio, más pro­teí­na y más mi­ne­ra­les.

El con­su­mo de le­che de bú­fa­lo au­men­tó en los úl­ti­mos 40 años un 300% fren­te al 59% de la le­che va­cu­na y al 85% del ovino.

Di­rán al­gu­nos que el bú­fa­lo vie­ne a des­pla­zar al va­cuno. No es ni se­rá así. Ca­da es­pe­cie tie­ne su lu­gar. La idea es que ese cam­po di­fí­cil de con­quis­tar y que no ge­ne­ra re­cur­sos por aho­ra, se con­vier­ta en una fuen­te de in­gre­so adi­cio­nal pa­ra el ga­na­de­ro y con ma­yor uti­li­dad.

VO­CAL DE LA ASO­CIA­CIÓN BO­LI­VIA­NA DE CRIA­DO­RES DE BÚ­FA­LOS “La cría de es­tos ani­ma­les es al­ter­na­ti­va pa­ra el pe­que­ño pro­duc­tor”

GA­BRIEL VÁS­QUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.