El do­ble jue­go por con­ve­nien­cia

El Deber - Séptimo Día - - La Semana... -

Que­da a la vis­ta de que el MAS es­tá en un do­ble jue­go en San­ta Cruz y que to­das sus ac­cio­nes las rea­li­za a su in­te­rés y con­ve­nien­cia. Ese no es un asun­to de ex­tra­ñar den­tro de la ac­ti­vi­dad po­lí­ti­ca don­de ca­si to­do va­le pa­ra al­can­zar los ob­je­ti­vos, pe­ro hay que ha­cer­lo no­tar pa­ra que S.E. y sus es­tra­te­gas no crean que los cru­ce­ños so­mos tan in­ge­nuos, tan ‘de cam­pa­na­rio’, co­mo pa­ra no dar­nos cuen­ta de sus pro­pó­si­tos. Una es la ac­ti­tud del Go­bierno con el sec­tor pro­duc­ti­vo del de­par­ta­men­to y otra muy dis­tin­ta con sus au­to­ri­da­des po­lí­ti­cas. Otra es la re­la­ción del MAS con la Go­ber­na­ción y muy es­pe­cial­men­te con su go­ber­na­dor. Ahí sal­ta a la vis­ta la ab­so­lu­ta in­to­le­ran­cia del ac­tual Go­bierno con quie­nes no les acep­tan sus im­po­si­cio­nes ni su tem­pe­ra­men­to. Mientras se mues­tran ami­gos con quie­nes les son suMi­nis­te­rio El go­ber­na­dor Cos­tas se ha eri­gi­do en la pieza a de­rri­bar. Han te­ni­do su­fi­cien­te tiem­po los ma­sis­tas co­mo pa­ra dar­se cuen­ta de que con él en la Go­ber­na­ción no po­drán cum­plir con el ju­ra­do pro­pó­si­to de gran­de­za in­cai­ca que exi­ge S.E. y que, por tan­to, se lo de­be anu­lar. ¿Cómo se li­qui­da a un ad­ver­sa­rio en los tiem­pos del Pa­cha­cu­ti? A tra­vés del "fis­ca­la­to". No hay na­da más ocu­rren­te ni lim­pio, ni asép­ti­co, por­que to­do se so­lu­cio­na sin ti­ros ni pa­los: a la cár­cel por man­da­to Exis­ten más de 20 pro­ce­sos en con­tra de Ru­bén Cos­tas y se han reac­ti­va­do con inusi­ta­da vio­len­cia des­pués del re­fe­rén­dum que per­dió el MAS. La de­rro­ta ha in­dig­na­do a S.E. y ha em­pe­za­do a exi­gir­les, a quie­nes cree res­pon­sa­bles del fra­ca­so, que se reivin­di­quen. Por lo tan­to se le ha abier­to las puer­tas a la jau­ría y aho­ra re­sul­ta que el go­ber­na­dor, de­nun­cia­do por la Pro­cu­ra­du­ría y el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, por pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des en la ad­qui­si­ción de unos vehícu­los, es­tá so­me­ti­do a arrai­go, pa­go de fian­za, y obli­ga­ción de fir­mar un libro ca­da 20 días en la Fis­ca­lía. Es una for­ma de aco­bar­dar­lo * Es­cri­tor y ex­di­plo­má­ti­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.