“Me mo­les­ta­ban por­que mi pa­pá es gay, pe­ro eso no me aver­güen­za”

En el cen­tro del re­cha­zo ha­cia la ley de iden­ti­dad de gé­ne­ro

El Deber - Séptimo Día - - Sociedad Debate, Marcha, Derechos - JAVIER MÉNDEZ VEDIA

Día nor­mal en la vi­da de los Vi­dan­gos. Son las seis de la ma­ña­na y los pe­que­ños Shan­ti y Fer­nan­do se alis­tan pa­ra ir al co­le­gio. Víc­tor Hu­go, su pa­dre, les pre­pa­ra al­gún ju­go. Cho­co­la­te, pan, pri­sa. Chau hi­ji­to, que te va­ya bien. To­má pa­ra tu re­creo. Víc­tor Hu­go lle­ga a su lu­gar de tra­ba­jo y em­pie­za a pre­pa­rar el al­muer­zo. Tie­ne una bue­na mano pa­ra la co­ci­na.

Y pa­ra cor­tar el pe­lo. A las 9:30, ha ter­mi­na­do de pre­pa­rar la co­mi­da y em­pie­za a re­ci­bir a sus clien­tes. Tin­te, ra­yi­tos, fle­qui­llo, has­ta que lle­ga Shan­ti con un ham­bre de co­le­gial y tier­na­men­te le re­ga­la un ca­ra­me­li­to que ha com­pra­do pa­ra su pa­pá.

Ha­ce ya tiem­po que Víc­tor Hu­go ha te­ni­do la fa­mo­sa ‘char­la acla­ra­to­ria’ con el pe­que­ño Fer­nan­do. - Hi­ji­to, yo soy gay. - ¿Qué es eso? - Que a mí me gus­tan per­so­nas de mi mis­mo se­xo.

Fer­nan­do es­tá en un co­le­gio ca­tó­li­co. La pro­fe­so­ra de re­li­gión les ha di­cho que ser gay es pe­ca­do. - Pa­pá, ¿vi­vi­mos en pe­ca­do? - No amor, no vi­vi­mos en pe-

es­tá la po­si­bi­li­dad, se­gún sus de­trac­to­res, de que las per­so­nas glbt se ca­sen y adop­ten ni­ños. Es­tas son his­to­rias de ni­ños que cre­cie­ron o es­tán cre­cien­do con pa­dres gays o ma­dres les­bia­nas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.