Dis­cur­so de preo­cu­pa­ción e in­cer­ti­dum­bre

El Deber - Séptimo Día - - Firmas -

El re­cien­te dis­cur­so pre­si­den­cial es­tu­vo mar­ca­do por va­rias preo­cu­pa­cio­nes y la au­sen­cia de de­fi­ni­cio­nes y de rum­bo pú­bli­co y po­lí­ti­co. Sor­pren­dió su bre­ve­dad, só­lo 47 mi­nu­tos, y ge­ne­ró an­gus­tias la evi­den­te in­cer­ti­dum­bre de la ges­tión pú­bli­ca. El re­co­no­ci­mien­to de al­gu­nas preo­cu­pa­cio­nes y pro­ble­mas im­por­tan­tes, pe­ro en un cua­dro de su­pues­ta tran­qui­li­dad con­su­mió 42 mi­nu­tos, al­re­de­dor del 90% del dis­cur­so. Ape­nas cin­co mi­nu­tos pa­ra la jus­ti­cia, el nar­co­trá­fi­co y la rei­vin­di­ca­ción ma­rí­ti­ma. Al pa­re­cer, la cri­sis in­ter­na­cio­nal, jun­to al ex­trac­ti­vis­mo, la co­rrup­ción y desins­ti­tu­cio­na­li­za­ción del Es­ta­do, es­tre­me­cie­ron al Go­bierno y lo mo­ti­van a re­plan­tear sus prio­ri­da­des y su sen­ti­do. Des­pués de 11 años de Go­bierno, se re­co­no­ció la caí­da de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les, el au­men­to del des­em­pleo, las di­fi­cul­ta­des de la ba­lan­za co­mer­cial y la re­duc­ción de las re­ser­vas in­ter­na­cio­na­les. El dis­cur­so no men­cio­nó el cam­bio del es­ce­na­rio glo­ba­li­za­do, el ais­la­mien­to in­ter­na­cio­nal de nues­tro país, los con­flic­tos con to­dos los paí­ses ve­ci­nos, ni el cre­cien­te co­mer­cio ile­gal in­terno y ex­terno. Los pro­yec­tos bio­ceá­ni­cos del Atlán­ti­co y del Pa­cí­fi­co pu­sie­ron en cua­ren­te­na a nues­tro país, an­cla­do en una lec­tu­ra ideo­lo­gi­za­da del Acuer­do del Pa­cí­fi­co y del Acuer­do Trans­pa­cí­fi­co de Coope­ra­ción Eco­nó­mi­ca (TPP, se­gún las si­glas en in­glés). Es muy im­por­tan­te y es­tra­té­gi­co, una ade­cua­da com­pren­sión del es­ce­na­rio mun­dial y de las ven­ta­jas y com­pli­ca­cio­nes de la in­ser­ción in­ter­na­cio­nal de nues­tro país, so­bre to­do cuan­do, por lo vis­to, el de­no­mi­na­do mo­de­lo so­cio­co­mu­ni­ta­rio pro­duc­ti­vo so­lo de­pen­de del apo­geo de los pre­cios de nues­tras ma­te­rias pri­mas. Los dis­cur­sos pre­si­den­cia­les, más allá de su ideo­lo­gía y es­ti­lo, de­ben iden­ti­fi­car los pro­ble­mas más im­por­tan­tes, re­su­mir las ac­cio­nes pa­ra mi­ti­gar­los o re­me­diar­los y dar cer­ti­dum­bre so­bre el rum­bo del país. Sin em­bar­go, el país es­cu­chó preo- cu­pa­cio­nes sin ac­cio­nes, pro­ble­mas sin so­lu­cio­nes, ex­pre­sio­nes de vo­lun­ta­ris­mo sin rum­bo pre­ci­so. Go­ber­nar sig­ni­fi­ca dar so­lu­cio­nes, no ge­ne­rar más pro­ble­mas ni en­fan­gar­se en los pro­ble­mas. Des­pués de 11 años, el Go­bierno re­co­no­ció la caí­da de los pre­cios in­ter­na­cio­na­les, el au­men­to del des­em­pleo, las di­fi­cul­ta­des de la ba­lan­za co­mer­cial y la re­duc­ción de las re­ser­vas in­ter­na­cio­na­les. Sin em­bar­go, el dis­cur­so no men­cio­nó el cam­bio del es­ce­na­rio glo­ba­li­za­do, el ais­la­mien­to in­ter­na­cio­nal de nues­tro país, los con­flic­tos con to­dos los paí­ses ve­ci­nos, ni el cre­cien­te co­mer­cio ile­gal in­terno y ex­terno. De he­cho, nues­tro país se au­to­ex­clu­yó de los pro­yec­tos bio­ceá­ni­cos del Atlán­ti­co y del Pa­cí­fi­co y del Acuer­do Trans­pa­cí­fi­co de Coope­ra­ción Eco­nó­mi­ca (TPP, se­gún las si­glas en in­glés). Nues­tras au­to­ri­da­des per­sis­ten en la lec­tu­ra ideo­lo­gi­za­da del es­ce­na­rio mun­dial, rea­cios pa­ra apro­ve­char sus ven­ta­jas y evi­tar sus com­pli­ca­cio­nes. Esa in­com­pren­sión del mer­ca­do in­ter­na­cio­nal pro­vo­có las ra­ja­du­ras y el de­rrum­be del de­no­mi­na­do mo­de­lo so­cio­co­mu­ni­ta­rio pro­duc­ti­vo, de­pen­dien­te, por lo vis­to, so­lo del apo­geo de los pre­cios de nues­tras ma­te­rias pri­mas. Que­dan pen­dien­tes te­mas cla­ves co­mo la co­rrup­ción, la par­ti­di­za­ción de la ges­tión pú­bli­ca, la in­com­pren­sión de las cau­sa de la tra­ge­dia de la jus­ti­cia, la ne­gli­gen­te lu­cha con­tra el nar­co­trá­fi­co, la agre­si­vi­dad con pe­rio­dis­tas, la po­lí­ti­ca ju­di­cia­li­za­da, las de­cla­ra­cio­nes di­plo­má­ti­cas im­pro­vi­sa­das, la cons­truc­ción de po­lí­ti­cas pú­bli­cas pro­duc­ti­vas y so­cia­les, las de­ses­pe­ra­ción au­to­ri­ta­ria por la per­ma­nen­cia en el po­der y el ol­vi­do de los pue­blos in­dí­ge­nas * Ex­vi­ce­pre­si­den­te de Bo­li­via

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.