LA LEY EDU­CA­TI­VA NO MUES­TRA AVAN­CES EN LAS ES­CUE­LAS CRUCEÑAS

La con­sul­to­ría mues­tra un sis­te­ma edu­ca­ti­vo que no se eva­lúa. La ley Ave­lino Si­ña­ni no asien­ta, no exis­ten ni la edu­ca­ción par­vu­la­ria (an­tes de los cua­tro años) ni el ba­chi­lle­ra­to téc­ni­co. So­lo en pri­ma­ria hay nú­me­ros acep­ta­bles. Proponen cons­truir un pla

El Deber - Séptimo Día - - Portada - PABLO OR­TIZ

Una con­sul­to­ría en­car­ga­da por la Go­ber­na­ción de San­ta Cruz lle­gó a la con­clu­sión de que la ley de Edu­ca­ción Ave­lino Si­ña­ni no ter­mi­na su pro­ce­so de transición, tie­ne ba­ja ca­li­dad aca­dé­mi­ca, un desem­pe­ño do­cen­te inade­cua­do, con in­ves­ti­ga­ción in­ci­pien­te, in­fra­es­truc­tu­ra de­fi­ci­ta­ria y un dé­bil desa­rro­llo de la Edu­ca­ción téc­ni­ca. En sí, el sis­te­ma edu­ca­ti­vo vi­gen­te es prác­ti­ca­men­te el mis­mo que se apli­ca­ba an­tes de la re­for­ma edu­ca­ti­va del 94. El es­tu­dio se­rá pre­sen­ta­do el miér­co­les por la Se­cre­ta­ría de Desa­rro­llo Hu­mano y apun­ta a crear un plan de­par­ta­men­tal de edu­ca­ción, de­fi­nir el per­fil del es­tu­dian­te, del do­cen­te y pro­po­ner cambios en la Ley 070. Tam­bién plan­tea la crea­ción de un ob­ser­va­to­rio de la edu­ca­ción, que no so­lo mi­da la ca­li­dad del apro­ve­cha­mien­to de los alum­nos, sino tam­bién eva­lúe a los pro­fe­so­res y los pro­gra­mas. En sí, la Go­ber­na­ción plan­tea par­ti­ci­par en la de­fi­ni­ción de la edu­ca­ción en el de­par­ta­men­to, to­mar en sus ma­nos la com­pe­ten­cia en con­cu­rren­cia con el Go­bierno Cen­tral. “De­ci­di­mos ir por el ca­mino más com­pli­ca­do y so­ña­dor pa­ra plan­tear un plan de edu­ca­ción”, di­jo Pao­la Pa­ra­da, se­cre­ta­ria de Edu­ca­ción.

Juan Mar­tí­nez Cu­si­can­qui, ca­be­za téc­ni­ca de la con­sul­to­ría, de­fi­ne a la ley Ave­lino Si­ña­ni co­mo una ca­mi­sa de fuer­za que tie­ne atra­pa­da la edu­ca­ción y la formación do­cen­te en el país. Des­pués de en­tre­vis­tar a di­rec­to­res dis­tri­ta­les, pro­fe­so­res, alum­nos, en­car­ga­dos de edu­ca­ción de mu­ni­ci­pios y de la Go­ber­na­ción, Mar­tí­nez lle­ga a la con­clu­sión que exis­te un cu­rrícu­lo rí­gi­do que no alien­ta la par­ti­ci­pa­ción crea­ti­va y que to­das las es­cue­las del país de­ben ce­ñir­se a un pro­gra­ma idea­do en un es­cri­to­rio en La Paz. “Hay cuar­tos en­te­ros lle­nos de ca­jo­nes con compu­tado­ras que se las es­tán co­mien­do los chu­lu­pis. Los pro­fe­so­res no en­tien­den el ma­ne­jo. Los alum­nos se es­tán acos­tum­bran­do al ‘copy­pas­te’ de un tex­to, por­que se han da­do cuen­ta que sus pro­fe­so­res no los leen”, sen­ten­cia.

Con­sul­ta­do al res­pec­to, Sa­lo­món Mo­ra­les, di­rec­tor de­par­ta­men­tal de Edu­ca­ción (de­pen­dien­te del Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción), ase­gu­ró que es­tas con­clu­sio­nes se las to­ma des­de pa­ra­dig­mas neo­li­be­ra­les, no des­de una vi­sión so­cio­co­mu­ni­ta­ria co­mo tie­ne la ley. Cuan­do se le pre­gun­tó si era nu­la la im­ple­men­ta­ción del ba­chi­lle­ra­to téc­ni­co, Mo­ra­les pi­dió una en­tre­vis­ta en per­so­na, ci­tó pa­ra una ho­ra en su ofi­ci­na, pe­ro fal­tó al en­cuen­tro y apa­gó su te­lé­fono. De he­cho, se­gún ex­pli­ca Mar­tí­nez, el ni­vel cen­tral de Go­bierno no qui­so par­ti­ci­par ni brin­dar da­tos pa­ra el es­tu­dio.

Ha­llaz­gos

Se­gún una de las con­sul­to­ras que par­ti­ci­pó del es­tu­dio, la pri­me­ra de­ci­sión que se to­mó fue de­jar a un la­do la par­te cuan­ti­ta­ti­va. Los da­tos exis­ten­tes va­ria­ban mu­cho en­tre di­fe­ren­tes fuen­tes ofi­cia­les y po­dían lle­var a in­ter­pre­ta­cio­nes erró­neas. Ade­más, Bo­li­via no par­ti­ci­pa de nin­gún sis­te­ma de cer­ti­fi­ca­ción in­ter­na­cio­nal de ca­li­dad edu­ca­ti­va. “Es­tán prohi­bi­dos”, di­ce Pao­la Pa­ra­da.

Las con­clu­sio­nes más fir­mes en lo nu­mé­ri­co es­tán re­fe­ri­das al ín­di­ce de re­pro­ba­ción y re­pe­ti­ción de gra­do, en los que San­ta Cruz pre­sen­ta ci­fras peo­res a la me­dia na­cio­nal. Ade­más, no exis­ten da­tos de es­co­la­ri­dad par- vu­la­ria (me­nor a los cua­tro años), el ni­vel ini­cial so­lo lle­ga al 65% de la po­bla­ción me­nor a seis años, que la edu­ca­ción pri­ma­ria es la más ex­ten­di­da y al­can­za al 90% y que so­lo el 65% de los ado­les­cen­tes en­tre 13 y 19 años asis­te a la se­cun­da­ria. So­lo exis­ten 15 ins­ti­tu­tos fis­ca­les de formación téc­ni­ca en to­do el de­par­ta­men­to y no cuen­tan con la in­fra­es­truc­tu­ra y equi­pa­mien­to ade­cua­dos.

Al pi­za­rrón

La con­sul­to­ría de­tec­tó de­fi­cien­cias ad­mi­nis­tra­ti­vas en los tres ni­ve­les del Es­ta­do, que los mo­de­los im­pues­tos des­de el es­cri­to­rio no ate­rri­zan en lo real y que in­clu­so la nueva in­fra­es­truc­tu­ra

Prin­ciot­to cree que nun­ca se ha in­ver­ti­do tan­to en edu­ca­ción do­cen­te, pe­ro es­tá po­li­ti­za­do

Bo­li­via no mi­de la efi­cien­cia de su pro­gra­ma edu­ca­ti­vo en pa­rá­me­tros in­ter­na­cio­na­les

edu­ca­ti­va cons­trui­da no se ade­cua a la ley. Tam­bién en­con­tró maes­tros des­mo­ti­va­dos y con ba­ja sa­tis­fac­ción la­bo­ral.

En con­tra­par­ti­da, tam­bién ha­lla­ron maes­tros con una gran ca­pa­ci­dad de im­pro­vi­sa­ción, con ha­bi­li­dad pa­ra tra­ba­jar con lo que tie­nen a la mano, con gran afán de ac­tua­li­za­ción, que la am­plia­ción de la co­ber­tu­ra de la edu­ca­ción ha re­du­ci­do los ni­ve­les de inequi­dad -aun­que aún no es su­fi­cien­te- que los es­tu­dian­tes han desa­rro­lla­do una cua­li­dad crí­ti­ca pa­ra ha­blar de sus do­cen­tes, que los maes­tros es­tán más sa­tis­fe­chos con sus re­mu­ne­ra­cio­nes -lle­gan a tiem­po-, que la pers­pec­ti­va po­lí­ti­ca de la ley com­pren­de más al ser hu­mano pe­ro que se apli­ca po­co.

A es­tos pun­tos, Mi­cae­la Prin­ciot­to, di­rec­to­ra de la Co­mu­ni­dad Jo­se­fi­na Bál­sa­mo, su­ma que se ha re­du­ci­do la de­ser­ción es­co­lar y se ha me­jo­ra­do la ad­mi­nis­tra­ción, pe­ro que el con­trol es tan fuer­te que el maes­tro se pa­sa el año lle­nan­do in­for­mes en lu­gar de en­fo­car­se en el la­do pe­da­gó­gi­co. Cree que nin­gu­na ges­tión in­vir­tió tan­to en formación do­cen­te co­mo es­ta, pe­ro con­si­de­ra que hu­bie­se si­do más útil si las cla­ses se en­fo­ca­ran más en téc­ni­cas de en­se­ñan­za que en ideo­lo­gía. Ve en la Ave­lino Si­ña­ni una ley pen­sa­da por adul­tos pa­ra adul­tos, di­vor­cia­da de la reali­dad de los ni­ños y jó­ve­nes.

Esas cla­ses de la que ha­bla Prin­ciot­to son de­fi­ni­das por Álvaro Puen­te co­mo cur­sos de ma­nua­li­da­des de fi­nes de se­ma­na que les per­mi­te a los pro­fe­so­res ob­te­ner la li­cen­cia­tu­ra. Cree que la ley 070 tie­ne so­lo dos ele­men­tos edu­ca­ti­vos y ha fra­ca­sa­do en am­bos: ba­chi­lle­ra­to téc­ni­co y en­se­ñan­za de idio­mas na­ti­vos. Pa­ra él, to­do el res­to son enun­cia­dos ideo­ló­gi­cos que no ge­ne­ran pe­da­go­gía.

Mir­na Yu­cra, pro­fe­so­ra de se­cun­da­ria y so­ció­lo­ga, cree, en cam­bio, que la ley abre mu­chas po­si­bi­li­da­des al do­cen­te, al trans­for­mar­lo en un coad­yu­van­te del pro­ce­so edu­ca­ti­vo y no en el cen­tro. Ve, sin em­bar­go, que la reite­ra­ción de lo co­mu­ni­ta­rio y an­ti­im­pe­ria­lis­ta en las cla­ses del Pro­fo­com -los cur­sos de fin de se­ma­naha­cen que to­do pa­rez­ca ideo­ló­gi­co y ge­ne­ra re­sis­ten­cia en­tre sus co­le­gas, que de he­cho ya fue­ron obli­ga­dos a esas cla­ses. “Mu­chos de mis co­le­gas se hi­cie­ron maes­tros por­que era una ca­rre­ra cor­ta que te ga­ran­ti­za­ba tra­ba­jo de por vi­da. Es la pro­fe­sión per­fec­ta: tra­ba­jas me­dio turno, tie­nes dos va­ca­cio­nes al año y te ga­ran­ti­zan el tra­ba­jo siem­pre. Pe­ro tam­bién es una res­pon­sa­bi­li­dad enor­me. Tra­ba­ja­mos con vi­das”, ra­zo­na.

En la Go­ber­na­ción creen que re­ver­tir es­ta si­tua­ción to­ma­rá años, por ello plan­tea un plan edu­ca­ti­vo has­ta 2030. Pa­ra ese año es­pe­ra co­se­char un ba­chi­ller “ciu­da­dano del buen vi­vir, ges­tor de sus pro­pios co­no­ci­mien­tos, cons­cien­te, com­pro­me­ti­do con el desa­rro­llo de la re­gión y el país, al re­co­no­cer la im­por­tan­cia del tra­ba­jo in­te­lec­tual, so­cial y pro­duc­ti­vo, que al mis­mo tiem­po con­vi­ve en so­cie­dad glo­bal y lo­cal”. Pa­ra ello, cree ne­ce­sa­rio cam­biar la ley de edu­ca­ción y reasu­mir com­pe­ten­cias que hoy no tie­ne

RO­LAN­DO VI­LLE­GAS

La co­ber­tu­ra edu­ca­ti­va aún no ga­ran­ti­za ca­li­dad. El mé­to­do se ba­sa en la re­pe­ti­ción y no en el ra­zo­na­mien­to

La ley po­ne én­fa­sis en la re­cu­pe­ra­ción de sa­be­res an­ces­tra­les y los alum­nos vi­ven co­nec­ta­dos a in­ter­net

El es­tu­dio mues­tra a los pro­fe­so­res des­mo­ti­va­dos, con ba­ja sa­tis­fac­ción la­bo­ral, pe­ro que lo­gran tra­ba­jar con lo po­co que tie­nen a mano

En el sis­te­ma ac­tual, los pa­dres y las or­ga­ni­za­cio­nes te­rri­to­ria­les de ba­se es­tán en los he­chos au­sen­tes del sis­te­ma edu­ca­ti­vo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.