El MAS se mi­ra en la Re­vo­lu­ción Na­cio­nal que cum­ple 65 años

El Deber - Séptimo Día - - Política - PA­BLO OR­TIZ pa­blo.or­[email protected]­de­ber.com.bo

Na­cio­na­li­zó los hi­dro­car­bu­ros en lu­gar de las mi­nas. Im­pul­só la re­vo­lu­ción agra­ria y li­mi­tó la ex­ten­sión de la pro­pie­dad de la tie­rra a 5.000 hec­tá­reas en lu­gar de una reforma agra­ria. Lle­vó a los in­dí­ge­nas y mu­je­res de for­ma ma­si­va a pues­tos de po­der, ya po­dían go­ber­nar, no so­lo vo­tar. In­ten­tó –y fra­ca­só en el in­ten­to­una mar­cha ha­cia el oriente con la ca­rre­te­ra ha­cia Be­ni por la mi­tad del Tip­nis. Aca­bó con la re­pú­bli­ca y tra­ta de re­em­pla­zar la na­ción con una plu­ri­na­ción que se co­mien­za a plas­mar con au­to­no­mías in­dí­ge­nas que aún co­jean.

La ‘re­vo­lu­ción de­mo­crá­ti­ca y cultural’ lle­va 11 años mi­rán­do­se al es­pe­jo de la Re­vo­lu­ción Na­cio­nal, ese mo­vi­mien­to po­pu­lar que se hi­zo car­ne en el Mo­vi­mien­to Na­cio­na­lis­ta Re­vo­lu­cio­na­rio y que hoy cum­ple 65 años.

Con un pro­ce­so que pa­re­ce co­men­zar a de­cli­nar en el apo­yo po­pu­lar –el pre­si­den­te per­dió el re­fe­ren­do del 21-F, su pri­me­ra de­rro­ta di­rec­ta des­de 2005 y el apo­yo a su ges­tión mer­ma en to­das las en­cues­tas- Evo Mo­ra­les po­dría tam­bién co­men­zar a mi­rar­se en los erro­res de la pri­me­ra épo­ca de po­der de Víc­tor Paz Es­tens­so­ro y el MAS, sin una fi­gu­ra do­mi­nan­te que aglu­ti­ne to­das las tendencias in­ter­nas, po­dría co­men­zar a mos­trar las pug­nas in­ter­nas que en al­gún mo­men­to lle­va­ron al MNR a pre­sen­tar seis can­di­da­tos dis­tin­tos a una so­la elec­ción ge­ne­ral.

El 9 de abril co­men­zó un pro­ce­so po­lí­ti­co en­ca­be­za­do por el MNR, que tra­jo a Bo­li­via al si­glo XXI. Hoy el par­ti­do po­lí­ti­co de Víc­tor Paz Es­tens­so­ro y de Gon­za­lo Sánchez de Lo­za­da es­tá des­cuar­ti­za­do, pe­ro va­rias de sus ideas ini­cia­les si­guen vi­vas

Ayer fue co­lor de ro­sa

Pa­ra el po­li­tó­lo­go Jorge La­zar­te, el ma­yor le­ga­do de la Re­vo­lu­ción del 52 fue ha­ber de­can­ta­do en la cons­truc­ción de un Es­ta­do bo­li­viano que an­tes no exis­tía. Es­te ‘Es­ta­do na­cio­nal’ tu­vo co­mo am­bi­ción cons­truir un ser bo­li­viano, mes­ti­zo, uni­do en lo di­ver­so pe­ro des­de aden­tro, co­mo in­di­vi­duo, no co­mo comunidad.

El tam­bién po­li­tó­lo­go Jorge Ko­ma­di­na cree que hay mu­chos pun­tos en co­mún en­tre la Re­vo­lu­ción Na­cio­nal y el pro­ce­so ac­tual: am­bos ge­ne­ra­ron cam­bios es­truc­tu­ra­les, mo­vi­li­za­ron ma­sas cam­pe­si­nas que ter­mi­na­ron su­bor­di­nán­do­se al Es­ta­do, di­fe­ren­cia­ron en­tre el pue­blo y las éli­tes, la na­ción y la an­ti­na­ción, acer­cán­do­se al dis­cur­so po­pu­lis­ta. So­bre to­do, aña­de Gui­ller­mo Rich­ter, un his­tó­ri­co di­ri­gen­te del MNR, la ba­se eco­nó­mi­ca era la mis­ma: el ca­pi­ta­lis­mo de Es­ta­do. Hugo Si­les, vi­ce­mi­nis­tro de Au­to­no­mías, lo re­su­me en que am­bos pro­ce­sos crea­ron cam­bios es­truc­tu­ra­les en el país.

In­clu­so se pa­re­cen en la can­ti­dad de po­der que acu­mu­la­ron el MNR y el MAS. La­zar­te ex­pli­ca que el MNR era, en la Re­vo­lu­ción del 52, un par­ti­do he­ge­mó­ni­co, por­que era po­de­ro­so en­tre par­ti- dos fuer­tes que le dispu­taban el po­der. Con­si­de­ra que el MAS es do­mi­nan­te, por­que es po­de­ro­so en me­dio del va­cío que ha que­da­do en la po­lí­ti­ca bo­li­via­na tras la de­ba­cle del sis­te­ma par­ti­da­rio de la de­mo­cra­cia pac­ta­da.

Pe­ro tam­bién hu­bo di­fe­ren­cias. Ko­ma­di­na apun­ta que la prin­ci­pal di­fe­ren­cia es­tá en el su­je­to re­vo­lu­cio­na­rio. Mien­tras que el MNR tra­tó de crear un bo­li­viano mes­ti­zo, homogéneo, el MAS es de raíz in­dí­ge­na, plu­ri­na­cio­nal y di­ver­so. Es­ta di­fe­ren­cia tam­bién se ex­pre­sa en la di­ri­gen­cia. El MNR te­nía una di­ri­gen­cia cla­se­me­die­ra, for­ma­da en la uni­ver­si­dad y de­ve­ni­da a la di­ri­gen­cia po­lí­ti­ca, la prin­ci­pal ca­be­za del MAS es un co­ca­le­ro y los que lo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.