“El ries­go aho­ra es que el país va­ya a un es­ce­na­rio de con­fron­ta­ción”

El Deber - - Tema Del Día - Ma­ría Te­re­sa Ze­ga­da SOCIÓLOGA Y CIENTISTA PO­LÍ­TI­CA

Por lo que he­mos vis­to a tra­vés de la pren­sa, es­ta­mos fren­te a una im­por­tan­te mo­vi­li­za­ción ciudadana en los dis­tin­tos de­par­ta­men­tos del país.

El pro­ble­ma que yo veo con es­te pa­ro es que, la­men­ta­ble­men­te, un pro­ble­ma que de­bió re­sol­ver­se en las ins­tan­cias ins­ti­tu­cio­na­les, co­mo son el Or­ga­nis­mo Elec­to­ral Plu­ri­na­cio­nal o la Asam­blea Le­gis­la­ti­va, de pron­to ha si­do tras­la­da­do de nue­vo a la so­cie­dad ci­vil con el ries­go de que ha­ya en­fren­ta­mien­tos, con­fron­ta­ción y cos­tos so­cia­les muy al­tos. Es­ta­mos an­te una si­tua­ción ten­sa que se ha ge­ne­ra­do en el país y que, aho­ra, es­tá le­jos de re­sol­ver­se.

Si las co­sas si­guen co­mo es­tán, uno de los pro­ble­mas que pue­de sur­gir es la fal­ta de cre­di­bi­li­dad que pue­de su­frir el pro­ce­so elec­to­ral en Bo­li­via. Es de­cir, que la po­bla­ción des­con­fíen en lo que va­ya a ocu­rrir tan­to en las elec­cio­nes pri­ma­rias de enero de 2019 co­mo en las ge­ne­ra­les de oc­tu­bre del pró­xi­mo año. Eso im­pli­ca­ría un des­mo­ro­na­mien­to de las ins­ti­tu­cio­nes de­mo­crá­ti­cas que a Bo­li­via le ha cos­ta­do mu­cho crear y cons­truir en es­tas úl­ti­mas tres dé­ca­das.

Por otra par­te, otro de los ries­gos es que pue­da ha­ber un en­fren­ta­mien­to en­tre ciu­da­da­nos. Por un la­do es­tán los sec­to­res afi­nes al Go­bierno, co­mo la Co­nal­cam y la COB, y por el otro es­tán los sec­to­res de la so­cie­dad ci­vil mo­vi­li­za­da. Otra vez te­ne­mos un es­ce­na­rio crí­ti­co co­mo se ha da­do en otros años en la his­to­ria, don­de se pue­den en­fren­tar ciu­da­da­nos en­tre sí. Es­to res­pon­de a una ma­la ad­mi­nis­tra­ción de las ins­ti­tu­cio­nes de­mo­crá­ti­cas que se­rían las lla­ma­das a re­sol­ver lo que es­tá su­ce­dien­do hoy.

La re­so­lu­ción del Tri­bu­nal Su­pre­mo Elec­to­ral (de ha­bi­li­tar el bi­no­mio Evo Mo­ra­les – Ál­va­ro Gar­cía Li­ne­ra) ha pro­du­ci­do un da­ño al pro­ce­so de­mo­crá­ti­co en ge­ne­ral.

El cro­no­gra­ma elec­to­ral ya es­ta­ba tra­za­do. Con el re­fe­rén­dum de 2016, to­do el pro­ce­so elec­to­ral se ha al­te­ra­do, pe­se a que de­bió se­guir el re­cam­bio de Go­bierno, que co­rres­pon­día en es­te pró­xi­mo año. In­sis­tir en la re­pos­tu­la­ción de Evo Mo­ra­les a tra­vés del re­fe­rén­dum no fue la de­ci­sión más acer­ta­da por­que el re­sul­ta­do dio un re­cha­zo y, a par­tir de ahí, se des­en­ca­de­nan las se­ries de al­te­ra­cio­nes al or­den ins­ti­tu­cio­nal, que han lle­va­do a la ac­tual cri­sis en es­te mo­men­to.

Quie­nes es­tu­vie­ron en desacuer­do con la de­ci­sión del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal de ha­bi­li­tar la re­pos­tu­la­ción de Evo Mo­ra­les y lue­go del Tri­bu­nal Elec­to­ral, acu­die­ron en su mo­men­to a las ins­tan­cias locales, ape­lan­do a las pro­pias ins­ti­tu­cio­nes, pe­ro no hu­bo una res­pues­ta po­si­ti­va por­que evi­den­te­men­te no hay una vo­lun­tad po­lí­ti­ca de es­tas ins­tan­cias pa­ra re­sol­ver es­ta pro­ble­má­ti­ca.

Tam­bién se han pre­sen­ta­do co­mo ocho de­man­das an­te las ins­tan­cias in­ter­na­cio­na­les, co­mo la CIDH, pe­ro ese me­ca­nis­mo es de lar­go al­can­ce, las res­pues­tas tar­dan y sus re­so­lu­cio­nes son par­te de otro ti­po de pro­ce­sos. De he­cho, no es una vía que pue­da ayu­dar al país a re­sol­ver es­te ti­po de pro­ble­mas. Los ca­sos de Ve­ne­zue­la y Ni­ca­ra­gua de­mues­tran que no se ha lo­gra­do que una in­ter­me­dia­ción in­ter­na­cio­nal pue­da ayu­dar a re­sol­ver los con­flic­tos in­ter­nos.

En la lar­ga his­to­ria que tie­ne Bo­li­via, so­bre to­do des­de la era re­pu­bli­ca­na, cuan­do la gen­te no en­cuen­tra que el Es­ta­do ni las en­ti­da­des pú­bli­cas re­suel­van los pro­ble­mas que les co­rres­pon­de, es la so­cie­dad la que to­ma las ca­lles. En su mo­men­to fue la COB, los mo­vi­mien­tos cam­pe­si­nos, el mo­vi­mien­to in­dí­ge­na, y hoy te­ne­mos a la so­cie­dad ci­vil mo­vi­li­za­da con to­do lo que ello im­pli­ca pa­ra la de­mo­cra­cia.

Lo más gra­ve es que la gen­te des­con­fíe en el pro­ce­so elec­to­ral co­mo la vía de­mo­crá­ti­ca”

El pa­ro de hoy de­mues­tra que la so­cie­dad ci­vil es­tá dis­pues­ta a re­sol­ver el con­flic­to po­lí­ti­co”

EL PO­TO­SÍ

Una mu­jer pro­tes­ta al me­dio de una calle en la ciu­dad de Po­to­sí

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.