MA­TAN­ZA DE ATO­CHA

El Deber - - Mundo -

el co­mi­sa­rio es­pa­ñol Jo­sé Luis Bor­gés Fer­nán­dez.

“Ha si­do un tra­ba­jo la­bo­rio­so, con mu­cho mé­to­do y mu­cho sis­te­ma. Te­nía­mos no­ti­cias de que po­día es­tar en al­gún país de La­ti­noa­mé­ri­ca y que es­ta­ba usan­do una iden­ti­dad fal­sa. Es­tu­vi­mos cru­zan­do da­tos con di­ver­sos paí­ses. Tu­vi­mos la suer­te”, agre­gó el co­mi­sa­rio es­pa­ñol Mar­cos Frias Bar­bens.

El co­mi­sa­rio ex­pli­có que, a pe­sar de la de­ten­ción de Gar­cía Ju­liá, las in­ves­ti­ga­cio­nes pro­se­gui­rán para ave­ri­guar qué es lo que el con­de­na­do ha es­ta­do ha­cien­do to­dos es­tos años en los que se ha man­te­ni­do pró­fu­go de la jus­ti­cia es­pa­ño­la y si con­tó con la ayu­da de po­si­bles cóm­pli­ces.

La pa­re­ja de Gar­cía Ju­liá ase­gu­ró que des­co­no­cía su ver­da­de­ra iden­ti­dad y que siem­pre cre­yó que era ve­ne­zo­lano. El an­ti­guo mi­li­tan­te de Fuer­za Nue­va cum­plió 14 de los 193 años de pri­sión a los que fue con­de­na­do en 1980 por cin­co ase­si­na­tos y cua­tro in­ten­tos de ho­mi­ci­dio en el des­pa­cho la­bo­ra­lis­ta de Co­mi­sio­nes Obre­ras, en el nú­me­ro 55 de la ca­lle Ato­cha.

AFP

La ma­tan­za de Ato­cha con­mo­cio­nó a Es­pa­ña y ge­ne­ró una ex­ten­sa in­ves­ti­ga­ción ju­di­cial

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.