Vin­cu­lan al MAS con cé­lu­la te­rro­ris­ta que ope­ró en oc­tu­bre

SE RE­VE­LÓ QUE DES­DE EL 13 DE OC­TU­BRE CONVULSION­ARON EL PAÍS In­ves­ti­ga­ción. El Go­bierno se­ña­la que des­de Ve­ne­zue­la se fi­nan­ció a te­rro­ris­tas en Co­lom­bia, Chi­le, Ar­gen­ti­na y Bo­li­via

El Deber - - Portada - Fer­nan­do So­ria /Agen­cias www,el­de­ber.com.bo

El Eje­cu­ti­vo mos­tró un or­ga­ni­gra­ma don­de re­la­cio­na a Evo Mo­ra­les, Ál­va­ro Gar­cía Li­ne­ra y su her­mano Raúl, con el in­te­gran­te del MRTA Ós­car

Mar­tín Ser­na. El ar­gen­tino de las FARC, que es­tu­vo en el con­flic­to con dos muer­tes en Mon­te­ro, lle­gó con un co­lom­biano y un ve­ne­zo­lano.

El en­tra­ma­do de gen­te li­ga­da al te­rro­ris­mo, al secuestro y a la agi­ta­ción so­cial en las ca­lles y en las re­des vir­tua­les se va acla­ran­do. Ade­más de la pre­sen­cia de un ar­gen­tino, miem­bro de las Fuer­zas Ar­ma­das Re­vo­lu­cio­na­rias de Co­lom­bia (FARC), se con­fir­mó la pre­sen­cia de un miem­bro del Mo­vi­mien­to Re­vo­lu­cio­na­rio Tú­pac Ama­ru (MRTA), el pe­ruano Ós­car Mar­tín Ser­na Pon­ce, quien se­cues­tró al em­pre­sa­rio Samuel Do­ria Me­di­na en 1995.

Tam­bién se re­ve­ló que el gue­rri­lle­ro de las FARC, Fa­cun­do Mo­la­res Schoen­feld, no arri­bó so­lo a Bo­li­via el 13 de oc­tu­bre des­de Ve­ne­zue­la, sino que lo hi­zo con dos es­pe­cia­lis­tas en ge­ne­rar caos y te­rror a tra­vés de publicacio­nes en re­des so­cia­les: el ve­ne­zo­lano Os­wal­do Ri­ve­ro Cur­ve­lo y el co­lom­biano Pe­dro Nel Car­va­ja­lino Amaya. Los tres ve­nían en el mis­mo avión, aun­que no se mos­tra­ban jun­tos pa­ra no lla­mar la aten­ción y bur­lar los con­tro­les po­li­cia­les.

“In­gre­san al país con fi­nes des­es­ta­bi­li­za­do­res, con fi­nes de ge­ne­rar un te­rro­ris­mo me­diá­ti­co, son ca­pa­ci­ta­dos en ma­ni­pu­lar las re­des in­for­má­ti­cas co­mo Fa­ce­book, Twit­ter”, in­di­có el mi­nis­tro de Go­bierno, Ar­tu­ro Mu­ri­llo.

Ade­más, ex­pli­có los ne­xos de es­tas per­so­nas con gen­te del MAS en el país y con el go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro, pre­si­den­te de Ve­ne­zue­la.

Por es­to, el mi­nis­tro se­ña­ló que hay una co­rrien­te, di­gi­ta­da des­de

Ve­ne­zue­la, que pre­ten­de des­es­ta­bi­li­zar paí­ses de la re­gión, que afec­ta­ría a Co­lom­bia, Pe­rú, Chi­le y Bo­li­via, con gen­te vin­cu­la­da al te­rro­ris­mo y nar­co­trá­fi­co.

Los ne­xos con te­rro­ris­tas

En la con­fe­ren­cia de pren­sa, el di­rec­tor de la Fuer­za Es­pe­cial de Lu­cha Con­tra el Cri­men (Felcc) de San­ta Cruz, Ós­car Gutiérrez, pre­sen­tó un dia­gra­ma de víncu­los de una or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal, a la que es­ta­rían vin­cu­la­dos el ex­vi­ce­pre­si­den­te Ál­va­ro Gar­cía Li­ne­ra y su her­mano Raúl.

Pre­ci­sa­men­te a es­te úl­ti­mo se lo se­ña­la co­mo con­tac­to con el pe­ruano Ser­na del MRTA, quien a su vez coor­di­na­ba ac­cio­nes con Fa­cun­do Mo­la­res.

So­bre el ne­xo con el go­bierno ve­ne­zo­lano, se ex­pli­có que la enamo­ra­da de Pe­dro Nel Car­va­ja­lino, es Ana Ro­drí­guez de la Ro­sa, hi­ja de Ale­xis Ro­drí­guez Ca­be­llo, que es el co­man­dan­te Ge­ne­ral del Ejér­ci­to de Ve­ne­zue­la, que a su vez es pri­mo her­mano de Dios­da­do Ca­be­llo, hom­bre que tie­ne re­la­ción con el pre­si­den­te ve­ne­zo­lano Ni­co­lás Ma­du­ro y con el ex­pre­si­den­te Evo Mo­ra­les.

“Te­ne­mos al­go real­men­te alar­man­te, por­que re­sul­ta ser que el se­ñor Ma­du­ro, por me­dio de Dios­da­do Ca­be­llo, uti­li­zan­do a su pri­mo, ha fi­nan­cia­do to­do el te­rror que he­mos vi­vi­do los bo­li­via­nos, el te­rror que es­tán vi­vien­do los co­lom­bia­nos, los chi­le­nos y los pe­rua­nos, tam­bién es­to es una cons­pi­ra­ción con­tra Amé­ri­ca, no so­lo es con­tra Bo­li­via. Ob­via­men­te se es­tán ini­cian­do las ac­cio­nes ju­di­cia­les con­tra es­tos te­rro­ris­tas, nar­co­te­rro­ris­tas que han in­gre­sa­do a Bo­li­via”, di­jo Mu­ri­llo.

El mi­nis­tro agre­gó que so­li­ci­ta­rá una reunión con las autoridade­s de Go­bierno de los paí­ses afec­ta­dos con esas ac­cio­nes “te­rro­ris­tas”, pa­ra com­par­tir la in­for­ma­ción des­ti­na­da a rea­li­zar una in­ves­ti­ga­ción so­bre la “co­rrien­te de des­es­ta­bi­li­za­ción des­de el se­ñor Ma­du­ro”.

So­bre Pe­dro Nel Car­va­ja­lino, co­lom­biano ra­di­ca­do en Ve­ne­zue­la, Mu­ri­llo ex­pli­có que tie­ne pro­gra­mas a fa­vor del Go­bierno de Ma­du­ro y que participa en re­vuel­tas de Ar­gen­ti­na, de Chi­le y otros paí­ses.

Se­gún las pes­qui­sas, tan­to Car­va­ja­lino co­mo Osvaldo Ri­ve­ro Cur­ve­lo, alías ‘ca­be­za de man­go’ son “te­rro­ris­tas in­for­má­ti­cos” y se les ha­lló men­sa­jes en los que se ufa­na­ban de que al país que iban, caían los go­bier­nos de de­re­cha.

“Bueno, así con­clu­ye nues­tro pe­ri­plo por La­ti­noa­mé­ri­ca, por Bo­li­via, por la Ar­gen­ti­na, es­ta­mos aquí por el Sur de Amé­ri­ca, pron­to en Chi­le. Don­de va­mos caen los go­bier­nos de de­re­cha y la po­lí­ti­ca neo­li­be­ral”, di­ce un re­la­to en You­tu­be trans­cri­to por la Po­li­cía, que se lo atri­bu­ye a Car­va­ja­lino.

A es­ta per­so­na ade­más, se le de­tec­tó un per­fil fal­so en la red so­cial Twit­ter con el nom­bre y la

fo­to­gra­fía de la pre­si­den­te Jea­ni­ne Áñez, en el que se leían men­sa­jes que su­pues­ta­men­te ha­bían si­do pu­bli­ca­dos en 2013, des­ca­li­fi­can­do al Año Nue­vo Aimara y el Lu­ce­ro del Al­ba, a los que til­da de ‘sa­tá­ni­cos’, es­to con la fi­na­li­dad de po­ner a la gen­te en su con­tra.

Ne­xo con muer­tes en Mon­te­ro

En las in­da­ga­cio­nes se tie­ne que Fa­cun­do Mo­la­res es­ta­ba co­nec­ta­do con la ex­can­di­da­ta a dipu­tada por el MAS, Deisy Cho­que, ade­más de otros di­ri­gen­tes del MAS y fun­cio­na­rios de la Al­cal­día de Mon­te­ro, va­rios de los cua­les es­tán pre­sos y otros pró­fu­gos, por la muer­te de dos per­so­nas el 30 de oc­tu­bre. En­tre los bus­ca­dos es­tá el exal­cal­de de Mon­te­ro, Ma­rio Baptista, se­ña­la­do por Deisy Cho­que cuan­do fue pues­ta an­te un juez que ter­mi­nó en­vián­do­la a la cár­cel.

Se hi­zo de ma­ne­ra sor­pre­si­va por te­mas de se­gu­ri­dad, pa­sa­do el me­dio­día de ayer.

“Pro­duc­to de es­to se ha lo­gra­do la aprehen­sión de Dey­si Cho­que (dipu­tada electa de las elec­cio­nes anu­la­das), de Al­ber­to Fuen­tes Ur­qui­za, Iván Ca­la Ven­tu­ra hi­jo de un dipu­tado, Elías Ni­na y Da­vid Pe­ña­lo­za Ló­pez, y del equi­po mé­di­co que de ma­ne­ra clan­des­ti­na ha brin­da­do pro­tec­ción y asis­ten­cia mé­di­ca al se­ñor Mo­la­res”, de­ta­lló Gutiérrez.

El je­fe de la Felcc cru­ce­ña ade­más se­ña­ló que lo de­ve­la­do es so­la­men­te el ‘ala’ que ope­ró en los con­flic­tos en Mon­te­ro y que aún fal­ta iden­ti­fi­car a quie­nes ge­ne­ra­ron vio­len­cia en San Ju­lián, don­de que­ma­ron la ca­sa del ex­ma­sis­ta Fé­lix Mar­tí­nez; en Yapacaní, don­de que­ma­ron la co­mi­sa­ría po­li­cial y sem­bra­ban te­rror con vehícu­los y uni­for­mes po­li­cia­les; así co­mo a los que blo­quea­ron en El Torno, don­de se iden­ti­fi­có al dirigente ma­sis­ta Faustino Yu­cra Yar­wi, co­mo la per­so­na que coor­di­na­ba con Evo Mo­ra­les des­de Mé­xi­co, un cer­co a San­ta Cruz.

El dipu­tado To­más Mo­nas­te­rio se­ña­ló que con las nue­vas re­ve­la­cio­nes se des­nu­da la pe­li­gro­si­dad de la si­tua­ción que vi­ve el país, no so­lo por el nar­co­trá­fi­co sino por la exis­ten­cia de or­ga­ni­za­cio­nes cri­mi­na­les de­di­ca­das al te­rro­ris­mo en Bo­li­via. Se­ña­ló que con la pre­sen­cia de Mo­la­res, de las FARC, no so­lo se de­ve­la que sus fun­cio­nes no so­lo apun­ta­ban a crear y ope­rar es­ce­na­rios de vio­len­cia en Bo­li­via, sino que te­nía víncu­los ideo­ló­gi­cos y po­lí­ti­cos con el an­te­rior Go­bierno. Asi­mis­mo con­mi­nó a autoridade­s a de­ter­mi­nar qué per­so­nas al in­te­rior del par­ti­do MAS, fue­ron quie­nes tra­je­ron a los te­rro­ris­tas.

VI­RU VI­RU. Así arri­bó a San­ta Cruz Mo­la­res y sus dos com­pa­ñe­ros pa­ra ge­ne­rar con­flic­tos

APG NO­TI­CIAS

TE­RRO­RIS­TAS IN­FOR­MÁ­TI­COS Uno de ellos creó publicacio­nes ofen­si­vas en un per­fil de Twit­ter fal­so de la pre­si­den­ta Áñez ASÍ DE­NO­MI­NÓ LA PO­LI­CÍA A LOS DOS EXTRANJERO­S QUE LLE­GA­RON CON FA­CUN­DO MO­LA­RES

Es­te es el or­ga­ni­gra­ma de re­la­cio­nes en­tre te­rro­ris­tas y ma­sis­tas

La lle­ga­da del ve­ne­zo­lano y el co­lom­biano al ae­ro­puer­to Vi­ru Vi­ru

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.