En­cues­ta: la ma­yo­ría es­tá enamo­ra­da

En­cues­ta­ron a 900 per­so­nas en La Paz, Co­cha­bam­ba, Santa Cruz y El Al­to. El 53% di­ce es­tar enamo­ra­do, en su ma­yo­ría en la ca­pi­tal orien­tal. El 65% con­si­de­ra que los bo­li­via­nos son de­ta­llis­tas y el 53% prio­ri­za el apo­yo co­mo lo más importante

El Deber - - Portada - Gi­na Jus­ti­niano gi­na.jus­ti­[email protected]­poel­de­ber.com

De acuer­do a son­deos, en el país, un 53% de los bo­li­via­nos ad­mi­te es­tar enamo­ra­do. Hoy es San Va­len­tín y se res­pi­ra amor.

¿Son los bo­li­via­nos de­ta­llis­tas con sus parejas? ¿Qué es­pe­ran de su com­pa­ñe­ro (a) de le­cho? Son al­gu­nas de las pre­gun­tas que Cap­tu­ra Consulting hi­zo a pro­pó­si­to de la fes­ti­vi­dad de San Va­len­tín o Día de los Ena­mo­ra­dos, mis­ma que se re­mon­ta has­ta la épo­ca del im­pe­rio ro­mano cuan­do un sa­cer­do­te ca­sa­ba en se­cre­to a los jó­ve­nes desafian­do al em­pe­ra­dor que ha­bía prohi­bi­do la ce­le­bra­ción del ma­tri­mo­nio.

¿Qué ha­llaz­gos tu­vo el es­tu­dio de opi­nión? Sor­pre­si­va­men­te lo que el bo­li­viano más es­pe­ra de su pa­re­ja es apo­yo (53%), se­gui­do de pa­cien­cia (16%) y afec­to (12%).

Pe­ro, ¿qué es apo­yo? Pa­ra el si­có­lo­go, se­xó­lo­go y te­ra­peu­ta fa­mi­liar Re­né Cal­vi­mon­tes, apo­yo sig­ni­fi­ca res­pal­do eco­nó­mi­co. En su pro­pia in­ves­ti­ga­ción sos­tie­ne que el 59% es­tá en una re­la­ción por in­te­rés eco­nó­mi­co y so­lo el 8% es­tá por amor, cla­ro que es­ta si­tua­ción no fue siem­pre así. “Ha­ce diez años, es­tu­dios de otros co­le­gas da­ban cuen­ta de que el 22% es­ta­ba por amor”, ex­pli­ca a tiem­po de de­ta­llar que otro as­pec­to que une a un hom­bre y a una mu­jer en nues­tros días son los hi­jos o el ha­ber que­da­do em­ba­ra­za­da (33%).

Prueba de que lo eco­nó­mi­co es lo más gra­vi­tan­te es que, se­gún Cal­vi­mon­tes, el 70% de las parejas que se con­for­man se van a vi­vir a la casa de los pa­dres. “Ya no pa­sa lo de an­tes, que se iban a vi­vir aun­que sea a un cuar­to, pe­ro a lu­char jun­tos”.

Por otro la­do, pa­ra el con­se­je­ro ma­tri­mo­nial Juan Car­los Bar­bery, el apo­yo es muy importante, pe­ro an­tes tie­ne que ha­ber sen­ti­mien­to. A di­fe­ren­cia de Cal­vi­mon­tes, que pien­sa que apo­yo se re­fie­re a lo eco­nó­mi­co, con­si­de­ra que es más que na­da un ac­to in­con­di­cio­nal del cón­yu­ge ca­da vez que la pa­re­ja lo re­quie­re. “El otro tie­ne que es­tar ahí, por eso, cuan­do nos ca­sa­mos nos com­pro­me­te­mos a apo­yar­nos en las bue­nas y en las ma­las, en la en­fer­me­dad y en la sa­lud”, di­ce re­fi­rién­do­se al so­por­te tan­to ma­te­rial co­mo mo­ral.

Pa­ra Aida Fuen­tes, una re­cep­cio­nis­ta de un cen­tro em­pre­sa­rial, apo­yo es com­par­tir los gas­tos del ho­gar, que su pa­re­ja la ayu­de con la crian­za de los hi­jos y con el man­te­ni­mien­to or­de­na­do y limpio de la casa.

Pa­cien­cia y afec­to, las otras dos cua­li­da­des más vo­ta­das, de­jan en­tre­ver que el bo­li­viano va­lo­ra más es­tos as­pec­tos por en­ci­ma de un amor hor­mo­nal y pre­coz que ofrece pa­sión o ro­man­ce.

Las otras pre­gun­tas

¿Es­tá enamo­ra­do? ¿los bo­li­via­nos son de­ta­llis­tas? El 53% re­co­no­ció que se sien­te enamo­ra­do, es­pe­cial­men­te en Santa Cruz, en don­de el 58% así lo afir­mó. En su ma­yo­ría son per­so­nas en­tre 26 y 40 años (60%). Mien­tras que el 47% que di­ce que no, es­tá en su ma­yo­ría en Co­cha­bam­ba (56%).

¿Por qué casi la mi­tad no es­tá enamo­ra­do? “Las parejas se ca­san sin te­ner nin­gún ti­po de orien­ta­ción”, ob­ser­va Bar­bery, re­cor­dan­do que el fin de se­ma­na aten­dió el pe­di­do de una ami­ga que que­ría que ayu­de a su hi­jo que se ha­bía ca­sa­do en di­ciem­bre y que ya es­ta­ba pla­nean­do di­vor­ciar­se.

A la pre­gun­ta de si los bo­li­via­nos son de­ta­llis­tas, el 65% con­si­de­ra que sí, ma­yor­men­te así opi­nan los va­ro­nes (68%) en­tre 41 y 65 años. En mayor me­di­da se con­si­de­ran de­ta­llis­tas los cru­ce­ños (68%), se­gui­dos por los pa­ce­ños (64%), co­cha­bam­bi­nos (64%) y por úl­ti­mo los al­te­ños (61%).

Pa­ra Cal­vi­mon­tes hom­bres y mu­je­res han de­ja­do de ser de­ta­llis­tas por­que ya no dia­lo­gan, ni se co­no­cen bien (atri­bu­tos y de­fec­tos). “El te­lé­fono ha des­trui­do mu­cho, ha de­ge­ne­ra­do la sen­si­bi­li­dad (fo­tos de fe­mi­ni­ci­dio, me­mes de in­fi­de­li­dad, por­no­gra­fía) y al no ser sen­si­ble ya no se es ro­mán­ti­co”, re­fle­xio­na.

Las con­clu­sio­nes

Casi la mi­tad de los 900 en­cues­ta­dos (53%), adul­tos en­tre 18 y 65 años, se sien­te enamo­ra­do; más de la mi­tad (65%) cree que es de­ta­llis­ta en el amor y es­pe­ra de la pa­re­ja apo­yo an­te todo (53%).

Apo­yo es que la pa­re­ja ayu­de en la crian­za de los hi­jos y con el or­den de la casa” Aida Fuen­tes RE­CEP­CIO­NIS­TA

An­tes las parejas es­ta­ban jun­tas por amor, pe­ro aho­ra es por in­te­rés eco­nó­mi­co” Re­né Cal­vi­mon­tes TE­RA­PEU­TA FA­MI­LIAR

Las parejas se ca­san sin te­ner nin­gún ti­po de orien­ta­ción, por eso se di­vor­cian rá­pi­do” Juan Car­los Bar­bery CON­SE­JE­RO MA­TRI­MO­NIAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.