El go­bierno de los jue­ces

El Deber - - Opinión - Is­rael Adrián Quino Romero ABO­GA­DO Y PE­RIO­DIS­TA

Es­te nue­vo tiem­po en que se es­cri­be la re­cons­truc­ción del po­der po­lí­ti­co en el país tie­ne a un prin­ci­pal pro­ta­go­nis­ta: el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal Plu­ri­na­cio­nal. Un en­te co­le­gia­do sui ge­ne­ris por­que se­gún dis­po­ne el Tí­tu­lo III de la Se­gun­da par­te de la CPE res­pec­to la es­truc­tu­ra es­ta­tal, ad­hie­re el TCP ins­ti­tu­cio­nal­men­te al Ór­gano Ju­di­cial por ello en su or­ga­ni­za­ción fun­cio­nal pe­ro ade­más de re­la­ción sin­tác­ti­ca en­con­tra­mos la con­jun­ción “y” co­mo fun­ción de ne­xo coor­di­nan­te, no así de per­te­nen­cia; por ello afir­mar que no for­ma par­te de nin­gún ór­gano de po­der del Es­ta­do.

La de­cla­ra­ción DC 01/ 2020 del TCP es la que res­ta­ble­ció el or­den cons­ti­tu­cio­nal y ge­ne­ró ju­ris­pru­den­cia vin­cu­lan­te so­bre: la in­mi­nen­cia del va­cío de po­der, la apli­ca­ción ho­lís­ti­ca de la “nor­ma prin­ci­pio so­bre la nor­ma re­gla”, la pre­va­len­cia de la or­ga­ni­za­ción de cua­tro ór­ga­nos de po­der co­mo ba­se fun­da­men­tal, con­vo­ca­to­ria a elec­cio­nes ge­ne­ra­les y sub­na­cio­na­les y fi­na­li­za­ción de pe­rio­do le­gis­la­ti­vo; dan­do por bien he­cho lo ocu­rri­do por el man­do po­lí­ti­co en Bo­li­via tras la su­ce­sión cons­ti­tu­cio­nal, no así a par­tir de un co­mu­ni­ca­do de pren­sa y un pre­sun­to aval cons­ti­tu­cio­nal co­mo se mal ad­vir­tió en su mo­men­to.

Tan­to SSCC co­mo DDCC tu­vie­ron lar­ga­men­te en la his­to­ria de nues­tro sis­te­ma ju­rí­di­co de­ci­sio­nes vin­cu­lan­tes a la co­yun­tu­ra que tras­cen­die­ron las reali­da­des po­lí­ti­cas y ma­ne­jo del

Nos ha­ce con­ce­bir que las si­tua­cio­nes po­lí­ti­cas más com­ple­jas pa­sa­rán nue­va­men­te por ma­nos de los su­pre­mos in­tér­pre­tes”

po­der en Bo­li­via. Así en­con­tra­mos: DC 03/2001 so­bre la lí­nea vi­ce­pre­si­den­cial de la su­ce­sión cons­ti­tu­cio­nal, la DCP 03/2013 que in­ter­pre­tó el ini­cio del pe­rio­do de re­elec­ción a par­tir del 2009, la DCP 193/2015 so­bre la Ley de Re­for­ma Par­cial a la CPE res­pec­to el fa­mo­so ar­tícu­lo 168 que de­ri­vó en el Re­fe­rén­dum del 21- F, la SCP 032/ 2019 que dis­pu­so la no re­nun­cia de fun­cio­na­rios pú­bli­cos en car­gos elec­ti­vos para pre­sen­tar­se en esa con­di­ción a nue­vos co­mi­cios, y la con­tro­ver­sial SCP 084/ 2017 que in­ter­pre­tó a la re­elec­ción in­de­fi­ni­da co­mo de­re­cho hu­mano. Se co­no­ce aho­ra que el des­tino final so­bre el des­tino de la “Ley de Cum­pli­mien­to de De­re­chos Hu­ma­nos” tam­bién la ten­drá nue­va­men­te el TCP, es­to su­ma­do a los pro­ba­bles re­cur­sos de nu­li­dad y/o im­pug­na­ción a pre­sen­tar­se en con­tra del Tri­bu­nal Su­pre­mo Elec­to­ral por ha­bi­li­ta­ción y/o in­ha­bi­li­ta­ción de can­di­da­tu­ras, nos ha­ce con­ce­bir que las si­tua­cio­nes po­lí­ti­cas más com­ple­jas pa­sa­rán nue­va­men­te por ma­nos de los su­pre­mos in­tér­pre­tes de la Cons­ti­tu­ción, nos ha­gan son­ro­jar o no sus lí­neas ju­ris­pru­den­cia­les. De allí, y co­mo lo plan­teó Edouard Lam­bert en la reali­dad ju­rí­di­ca so­cial ame­ri­ca­na, en nues­tro país es­ta­mos vi­vien­do el tiem­po del go­bierno de los jue­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.