Ve­ci­nos de El Are­nal y del ‘cor­dón’ vi­ven ate­mo­ri­za­dos por per­so­nas ‘de ca­lle’

Son dos de los pun­tos den­tro del cuar­to ani­llo, ‘fi­cha­dos’ por la Po­li­cía por las de­nun­cias cons­tan­tes. Ve­ci­nos se que­jan de fal­ta de so­lu­cio­nes in­te­gra­les’. La co­mi­sión in­te­ri­ns­ti­tu­cio­nal se­ña­la que re­to­ma­rán el tra­ba­jo en es­ta pro­ble­má­ti­ca

El Deber - - Seguridad - Fer­nan­do So­ria Se­jas www.el­de­ber.com.bo

Los asal­tos por par­te de per­so­nas en si­tua­ción de ca­lle tie­nen ate­mo­ri­za­dos a los ve­ci­nos de la zo­na del cor­dón eco­ló­gi­co, en el cuar­to ani­llo de la ave­ni­da Busch, y tam­bién en el cen­tro de la ciu­dad, prin­ci­pal­men­te en la zo­na de El Are­nal. Así lo cons­ta­tan las que­jas de ve­ci­nos y las de­nun­cias que sien­tan los afec­ta­dos.

El úl­ti­mo ca­so, da­do a co­no­cer por la Fuer­za Es­pe­cial de Lu­cha Con­tra el Cri­men (Felcc), fue el de un su­je­to que usó un des­tor­ni­lla­dor co­mo ar­ma pa­ra asal­tar a un ta­xis­ta y que fue de­te­ni­do por co­le­gas de la víc­ti­ma y ve­ci­nos. Ade­más, se aprehen­dió a dos mu­je­res que eran sus cóm­pli­ces.

La Felcc se­ña­ló que es­tos ca­sos son re­cu­rren­tes en el cor­dón eco­ló­gi­co y tam­bién en el cen­tro de la ciu­dad, prin­ci­pal­men­te en al­re­de­do­res del par­que El Are­nal y por con­si­guien­te en zo­nas ale­da­ñas al mer­ca­do Los Po­zos.

En un re­co­rri­do que EL DE­BER reali­zó por es­tas dos zo­nas, cons­ta­tó que evi­den­te­men­te es­tos dos pun­tos de la ciu­dad, en los que en los úl­ti­mos dos años con pa­tru­lla­jes y ope­ra­ti­vos sos­te­ni­dos se lo­gró dis­mi­nuir los he­chos de in­se­gu­ri­dad, nue­va­men­te es­tán en ca­mino de re­to­mar a su con­di­ción de ‘zo­nas ro­jas’.

Así lo afir­ma Ju­ve­nal Al­bino, ve­cino y ex­di­ri­gen­te del ba­rrio La Cos­ta­ne­ra, fren­te al cor­dón eco­ló­gi­co. Su ira por la fal­ta de so­lu­ción a un pro­ble­ma que vie­nen arras­tran­do ha­ce años y al que no se le da una so­lu­ción que sea sos­te­ni­ble, lo lle­va a pro­tes­tar así: “De­be­ría­mos ha­cer ope­ra­ti­vos y lle­var a es­tas per­so­nas (en si­tua­ción de ca­lle) y de­jar­las en la Al­cal­día y la Go­ber­na­ción, pe­ro ha­cer una vi­gi­lia y que se que­den ahí, en las ins­ta­la­cio­nes de esas dos ins­ti­tu­cio­nes has­ta que den una so­lu­ción in­te­gral al pro­ble­ma”. Su ra­bia es por lo que con­si­de­ra un ‘círcu­lo vi­cio­so’ de ope­ra­ti­vos que du­ran­te años se rea­li­zan en los que la Po­li­cía re­co­ge a las per­so­nas en si­tua­ción de ca­lle y, tras re­te­ner­las por unas ho­ras, las de­be vol­ver a li­be­rar y es­tos re­tor­nan al mis­mo lu­gar.

Don Ju­ve­nal es­tá can­sa­do, di­ce, de los ro­bos en las ca­sas y de los asal­tos a los ciu­da­da­nos que es­pe­ran o bajan de los mi­cros en el cuar­to ani­llo.

El Are­nal

Es otra de las zo­nas ‘re­to­ma­das’ por gen­te en si­tua­ción de ca­lle y con adic­cio­nes. Evelyn, una uni­ver­si­ta­ria que ven­de ca­ra­me­los en es­te par­que, se­ña­la si bien den­tro del re­cin­to ce­rra­do del tra­di­cio­nal lu­gar no pa­sa na­da gra­ve, al mo­men­to de sa­lir es ‘sál­ve­se quien pue­da’, so­bre to­do en las pa­ra­das de mi­cros y en las pro­pias uni­da­des, pues gru­pos de jo­ven­zue­los con­su­mi­do­res de dro­ga ro­ban ‘al vue­lo’ por las ven­ta­ni­llas de los mi­cros e in­clu­so se su­ben pa­ra arre­ba­tar ce­lu­la­res y car­te­ras.

Pa­ra Gui­do Lan­dí­var, ve­cino y di­ri­gen­te de la zo­na cen­tral, to­do lo que pa­sa al­re­de­dor de El Are­nal es con­se­cuen­cia del re­bal­se de ac­ti­vi­da­des del mer­ca­do Los Po­zos y de las 115 lí­neas de mi­cros que pa­san por el cen­tro, lo que con­lle­va in­se­gu­ri­dad. “To­do el cen­tro es­tá to­ma­do por per­so­nas en si­tua­ción de ca­lle”, di­ce y la­men­ta que los cam­bios en la ins­ti­tu­ción po­li­cial ha­cen que, pe­rió­di­ca­men­te, la coor­di­na­ción de­ba em­pe­zar ‘de ce­ro’.

Pi­den so­lu­ción

Los ve­ci­nos de am­bas zo­nas pi­den so­lu­cio­nes reales y no ‘par­ches’.

Ca­sos re­cu­rren­tes

La Felcc re­ci­be de­nun­cias ca­si co­ti­dia­nas de la zo­na del cor­dón eco­ló­gi­co.

JOR­GE GU­TIÉ­RREZ

EL PRO­BLE­MA SE AGU­DI­ZÓ PER­SO­NAS SU­MI­DAS EN LA ADIC­CIÓN VI­VEN EN EL COR­DÓN ECO­LÓ­GI­CO Y SA­LEN A ASAL­TAR La Po­li­cía re­ci­be cons­tan­tes de­nun­cias y los ve­ci­nos bus­can or­ga­ni­zar­se pa­ra de­fen­der­se

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.