Cin­co con­se­jos pa­ra el uso co­rrec­to de la tec­no­lo­gía

El fá­cil ac­ce­so a la in­for­ma­ción e in­ter­ac­ción in­me­dia­ta son al­gu­nos be­ne­fi­cios del in­ter­net y la tec­no­lo­gía. Co­noz­ca al­gu­nos tips pa­ra ad­qui­rir há­bi­tos ade­cua­dos de usar los dis­po­si­ti­vos

Los Tiempos - Doble Click - - Vida - ROMANE PA­RE­DES JALDIN

Así co­mo el in­ter­net fa­ci­li­tó el ac­ce­so a di­fe­ren­tes as­pec­tos de la vi­da co­ti­dia­na co­mo la edu­ca­ción y la in­ter­ac­ción, los di­fe­ren­tes dis­po­si­ti­vos que son uti­li­za­dos co­mo me­dios y pla­ta­for­mas pa­ra ac­ce­der a in­ter­net se con­vir­tie­ron en ob­je­tos im­pres­cin­di­bles pa­ra las per­so­nas.

Sin em­bar­go, tam­bién exis­ten pe­li­gros y se pue­den pro­vo­car da­ños por el uso inade­cua­do de las Nue­vas Tec­no­lo­gías de In­for­ma­ción y Co­mu­ni­ca­ción (NTIC), in­di­ca Ri­car­do Cas­ta­ñón, doc­tor en psi­co­lo­gía y es­pe­cia­li­za­do en me­di­ci­na psi­co­so­má­ti­ca, neu­ro­psi­co­lo­gía cog­ni­ti­va y bio­quí­mi­ca cerebral. “Es sa­tis­fac­to­rio que el hom­bre ten­ga un desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co que ha fa­ci­li­ta­do el ac­ce­so a la in­for­ma­ción. Nos he­mos vuel­to una so­cie­dad de co­no­ci­mien­to, la in­for­má­ti­ca ha en­tra­do a nues­tras ca­sas a tra­vés de la tec­no­lo­gía, el pro­ble­ma es el uso y el abu­so”.

Se­gún Cas­ta­ñón, el pro­ble- ma sur­ge cuan­do los ni­ños, jó­ve­nes y di­fe­ren­tes usua­rios pa­san un tiem­po pro­lon­ga­do y ex­ce­si­vo fren­te a un mo­ni­tor crean­do ob­se­sio­nes, da­ño fí­si­co por la ma­la pos­tu­ra y a ni­vel ocu­lar y de­te­rio­ro de las re­la­cio­nes per­so­na­les, pues co­mo co­men­ta, “el ce­lu­lar se ha con­ver­ti­do en una pro­lon­ga­ción de nues­tro cuer­po, al pun­to de que ya no po­de­mos es­tar sin él”.

Es­te uso inade­cua­do y/o ex­ce­si­vo pro­vo­có di­fe­ren­tes tras­tor­nos en el com­por­ta­mien­to y re­la­cio­na­mien­to so­cial. “Se han crea­do ob­se­sio­nes y adic­cio­nes co­mo la no­mo­fo­bia (mie­do irra­cio­nal a sa­lir de ca­sa sin el te­lé­fono mó­vil) o la tec­no­fe­ren­cia ( fe­nó­meno de la in­ter­fe­ren­cia de las tec­no­lo­gías di­gi­ta­les y los me­dios so­cia­les en nues­tras re­la­cio­nes per­so­na­les)”, se­ña­la el ex­per­to. Ade­más, ha­ce hin­ca­pié en la in­sa­tis­fac­ción cons­tan­te por no te­ner el úl­ti­mo mo­de­lo de un dis­po­si­ti­vo.

El tam­bién in­ves­ti­ga­dor ase­gu­ra que las NTIC son im­pres­cin­di­bles pa­ra di­fe­ren­tes ac­cio­nes y que se pue­den po­ten­ciar las ven­ta­jas, pa­ra es­to Cas­ta­ñón com­par­te con los lec­to­res al­gu­nas su­ge­ren­cias pa­ra usar de for­mar ade­cua­da las NTIC. Es­tos con­se­jos y re­sul­ta­dos de su in­ves­ti­ga­ción so­bre la di­gi­ta­li­za­ción en la vi­da pue­den ser con­sul­ta­dos en su li­bro “Ce­re­bro y apren­di­za­je en la cul­tu­ra digital”, que fue pre­sen­ta­do ha­ce al­gu­nas se­ma­nas.

01 En­ten­der el rol de las NTIC

Cas­ta­ñón in­di­ca que bus­car un uso co­rrec­to de las NTIC no es sa­ta­ni­zar­las ni evi­tar drás­ti­ca­men­te su uso o la tec­no­lo­gía, pues son “una he­rra­mien­ta que de­be es­tar a nues­tro ser­vi­cio y no no­so­tros al ser­vi­cio de una má­qui­na que pue­de pro­vo­car in­sa­tis­fac­ción por con­si­de­rar­se ob­so­le­ta en el mer­ca­do u ob­se­sio­nes por su uso”.

02 Há­bi­tos sa­nos

Acon­se­ja res­ca­tar há­bi­tos sa­nos co­mo te­ner un tiem­po pa­ra ha­cer ejer­ci­cios y leer li­bros en fí­si­co. “Es­tá de mo­da la lec­tu­ra en los e-books, creo que es im­por­tan­te y bueno res­ca­tar la be­lle­za, es­plen­dor y sig­ni­fi­ca­do de leer los li­bros en pa­pel por­que es un mo­do de re­fle­xio­nar y me­di­tar”, ase­gu­ra el ex­per­to.

03 In­ter­ac­ción

Al mo­men­to de in­ter­ac­cio­nar de­jar el te­lé­fono de la­do, apro­ve­char el com­par­tir con otras per­so­nas, mi­rán­do­se fren­te a fren­te.

“Las re­la­cio­nes di­rec­tas con los otros ge­ne­ran neu­ro­quí­mi­cos co­mo la pro­duc­ción de la do­pa­mi­na, se­ro­to­ni­na, la oxi­to­ci­na que son quí­mi­cos im­por­tan­tes de gra­ti­fi­ca­ción. Si me es­toy co­mu­ni­can­do de ma­ne­ra digital, es­toy tra­ba­jan­do téc­ni­ca­men­te y mi re­la­ción no tie­ne emo­ción ni sen­ti­mien­to ni per­cep­ción hu­ma­na, es digital”, di­ce el ex­per­to.

04 An­tes de dor­mir

El in­ves­ti­ga­dor re­co­mien­da no uti­li­zar dis­po­si­ti­vos una ho­ra y me­dia an­tes de dor­mir, pues “exis­te to­do un me­ca­nis­mo fi­sio­ló­gi­co de los rit­mos cir­ca­dia­nos (re­loj bio­ló­gi­co hu­mano que re­gu­la las fun­cio­nes fi­sio­ló­gi­cas en un ci­clo re­gu­lar que se re­pi­te ca­da 24 ho­ras que coin­ci­de con los es­ta­dos de sue­ño y vi­gi­lia aso­cia­dos a los es­tí­mu­los de luz) y si se es­ta­mos rodeados de fuen­tes de luz de los dis­po­si­ti­vos no per­mi­te que el in­di­vi­duo pro­duz­ca me­la­to­ni­na pa­ra dor­mir pro­vo­can­do el in­som­nio tec­no­ló­gi­co”.

05 Re­gla del 20-20-20

En el ca­so de per­so­nas que tra­ba­jan cons­tan­te­men­te con dis­po­si­ti­vos el ex­per­to re­co­mien­da apli­car la re­gla del 20- 2020, es de­cir, que ca­da 20 mi­nu­tos de tra­ba­jo, se mi­re a al­go 20 pies de dis­tan­cia ( 5 o 6 me­tros) du­ran­te 20 se­gun­dos y par­pa­dear mu­cho más, pues en con­di­cio­nes nor­ma­les el ser hu­mano par­pa­dea ca­da cua­tro se­gun­dos, es de­cir, 15 ve­ces por mi­nu­to. Sin em­bar­go, fren­te al or­de­na­dor, se re­du­ce has­ta un 70 por cien­to es­ta fre­cuen­cia de par­pa­deo. Por es­ta ra­zón, mu­chas per­so­nas pue­den pa­de­cer se­que­dad ocu­lar.

06 Pos­tu­ra

Op­tar por pos­tu­ras co­rrec­tas al uti­li­zar los dis­po­si­ti­vos, de es­te mo­do se im­pi­de da­ñar la co­lum­na, las ex­tre­mi­da­des y ojos.

07 Ac­ti­vos

Cuan­do se tie­ne un tra­ba­jo se­den­ta­rio, ca­da una o dos ho­ras le­van­tar­se, es­ti­rar­se y des­can­sar la vis­ta. El ex­per­to re­co­mien­da apro­ve­char los mo­men­tos de des­can­so pa­ra sa­lir al ai­re li­bre.

CA­DE­NA SER

Con­vi­ven­cia. Jó­ve­nes en una ce­na de­jan sus te­lé­fo­nos mó­vi­les en una ca­ja pa­ra in­cen­ti­var la in­ter­ac­ción di­rec­ta.

SCOOPNEST

Ries­gos. El mal uso de los dis­po­si­ti­vos por par­te de ter­ce­ras per­so­nas pue­de ge­ne­rar pe­li­gros pa­ra los usua­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.