“The Sha­des”, fil­me de te­rror en La An­gos­tu­ra

Es una co­pro­duc­ción nor­te­ame­ri­ca­na-bo­li­via­na que se ba­sa en una his­to­ria real. Ro­dri­go Mat­tos cuen­ta los de­ta­lles.

Los Tiempos - Doble Click - - Portada - CINDY SOLIZ

Una ha­cien­da ubi­ca­da en los al­re­de­do­res de La An­gos­tu­ra —que tie­ne más de 200 años de an­ti­güe­dad— es el es­ce­na­rio de su­ce­sos pa­ra­nor­ma­les.

El rea­li­za­dor es­ta­dou­ni­den­se de ori­gen bo­li­viano, Ro­dri­go Mat­tos, une fuer­zas con un gran equi­po de pro­duc­ción pa­ra “The Sha­des”, la pe­lí­cu­la de te­rror que se­rá es­tre­na­da muy pron­to y que se las jue­ga con una his­to­ria de po­se­sión de­mo­nía­ca y ase­si­na­tos que su­ce­die­ron en el mis­mo lu­gar don­de el fil­me fue ro­da­do.

Los Tiem­pos re­co­rrió la ha­cien­da jun­to al pro­duc­tor Ro­dri­go Mat­tos pa­ra co­no­cer to­dos los de­ta­lles de es­ta nue­va en­tre­ga na­cio­nal con co­pro­duc­ción nor­te­ame­ri­ca­na.

El ci­ne de te­rror

“The Sha­des”, pe­lí­cu­la di­ri­gi­da por Jeff Sun, pre­ten­de rom­per cual­quier pa­ra­dig­ma que ten­ga­mos has­ta aho­ra so­bre el ci­ne de te­rror en Bo­li­via.

La cin­ta tra­ta so­bre dos ecologistas es­ta­dou­ni­den­ses que via­jan a una ciu­dad re­mo­ta su­da­me­ri­ca­na pa­ra in­ves­ti­gar lo que pa­re­ce ser el de­te­rio­ro na­tu­ral del me­dio am­bien­te. Pron­to des­cu­bren que la cau­sa es una maldición te­rro­rí­fi­ca que ha es­ta­do ron­dan­do la tie­rra du­ran­te si­glos.

Pa­ra Mat­tos, es­ta pro­duc­ción es muy im­por­tan­te. Ade­más, que el te­rror es su gé­ne­ro pre­fe­ri­do por­que “me en­can­ta ex­plo­rar esa vul­ne­ra­bi­li­dad y ese es­ta­do de tor­tu­ra con ele­men­tos na­tu­ra­les y de fric­ción”. “The Sha­des” es su ópe­ra pri­ma.

¿Ba­sa­da en he­chos reales?

Pa­ra “The Sha­des” no só­lo hay un re­to en com­pe­tir con otras pe­lí­cu­las del mis­mo gé­ne­ro e in­ter­na­cio­na­les, tam­bién hay un te­ma de esa in­fal­ta­ble pro­me­sa que “hay una his­to­ria real” de­trás de la fic­ción.

Mat­tos cuen­ta que “des­de 1850 se da­ba la mi­sa en la ca­pi­lla de es­ta ha­cien­da y la di­ri­gía un cu­ra acom­pa­ña­do siem­pre de una mon­ja. Es­ta úl­ti­ma, que lle­gó de Ita­lia, en­lo­que­ció -no se sa­be su his­to­ria du­ran­te su claus­tro en Ita­lia- y em­pe­za­ron a ocu­rrir ase­si­na­tos. Tie­nen que ver la pe­lí­cu­la pa­ra sa­ber la his­to­ria. ‘The Sha­des’ es una pro­duc­ción ins­pi­ra­da en es­ta ha­cien­da y que ade­más se tra­ta de mis an­te­pa­sa­dos”, ma­ni­fes­tó.

“Los tra­ba­ja­do­res siem­pre ven a una mu­jer de ne­gro en el bal­cón y en las rie­les, pe­ro en reali­dad no hay na­die. Los cua­dros y las co­sas se mue­ven, se es­cu­chan pa­sos y otras co­sas pa­ra­nor­ma­les”, aña­dió.

La pro­duc­ción

El fil­me es una co­pro­duc­ción nor­te­ame­ri­ca­na y bo­li­via­na. Fue fil­ma­da el año 2015 du­ran­te 45 días y la pos­pro­duc­ción du­ró al­re­de­dor de un año y me­dio. To­do el equi­po fue traí­do des­de Los Án­ge­les.

“Lo más di­fí­cil en pro­du­cir la pe­lí­cu­la fue ha­cer las co­reo­gra­fías pa­ra ca­da es­ce­na. Ar­mar una es­ce­na nos de­mo­ra­ba dos ho­ras, mo­ver lu­ces y ar­mar la co­reo­gra­fía en ba­se a los efec­tos es­pe­cia­les fue to­do un re­to pa­ra lue­go man­dar ese ma­te­rial a Los Án­ge­les”, de­ta­lló Mat­tos.

En cuan­to al equi­po ac­to­ral, los pro­ta­go­nis­tas son ac­to­res es­ta­dou­ni­den­ses, mien­tras que los se­cun­da­rios y los ex­tras son bo­li­via­nos.

La co­cha­bam­bi­na Alejandra Lan­za pro­ta­go­ni­za a la mon­ja, mien­tras que An­drea Cam­po­no­vo es la ma­dre que vi­si­ta la ha­cien­da jun­to a sus dos hi­jos. Ro­dri­go en­car­na el pa­pel de Da­vid, uno de los ecologistas. “Mi per­so­na­je se lla­ma Da­vid, una per­so­na in­te­lec­tual y se­ria, lo opues­to a mí (ríe). Ten­go muy bue­nas anéc­do­tas con res­pec­to a la ac­tua­ción, jun­to a una de las ac­tri­ces, con pa­pel an­ta­gó­ni­co, se po­día ver y sen­tir el con­flic­to e in­ten­si­dad en me­dio de la ac­tua­ción. Hu­bie­ron es­ce­nas muy fuer­tes que las van a ver en la pe­lí­cu­la. Ha­bía mu­cha ten­sión ac­to­ral”, con­tó.

La ex­pe­rien­cia

“La ex­pe­rien­cia fue ma­ra­vi­llo­sa y caó­ti­ca. Des­de el mo­men­to que lle­ga­mos des­de Los Án­ge­les, el equi­po técnico y ac­to­ral tu­vi­mos va­rias anéc­do­tas. Es­tu­vi­mos en el ae­ro­puer­to sin dor­mir, tu­vi­mos al­gu­nos pro­ble­mas con la Adua­na que se so­lu­cio­na­ron, bus­ca­mos ho­te­les y al fi­nal nos que­da­mos en otra ha­cien­da que es­tá cer­ca de acá, pe­ro no ha­bía agua ca­lien­te ni co­mi­da, pe­ro la pa­sa­mos bien. Ve­nía­mos al set de 7:00 a 13:00 y fil­man­do te­rror y sus­pen­so te pue­des ima­gi­nar que en el set ha­bía mu­cho con­flic­to, adre­na­li­na, pe­ro las co­sas sa­lie­ron co­mo te­nían que sa­lir”, di­jo Mat­tos.

Y así es “The Sha­des”, una cin­ta que pro­me­te usar los có­di­gos uni­ver­sa­les del te­rror pa­ra adap­tar­los a nues­tra reali­dad, ba­sán­do­se en ar­chi­vos ve­rí­di­cos pa­ra crear un fil­me de en­tre­te­ni­mien­to y re­for­mu­lar lo que has­ta aho­ra ha­bía­mos vis­to en la car­te­le­ra na­cio­nal.

COR­TE­SÍA RO­DRI­GO MAT­TOS

Fotograma.La ac­triz es­ta­dou­ni­den­se Ni­co­le Ale­xan­dra Lvo­va du­ran­te una es­ce­na del fil­me.

COR­TE­SÍA RO­DRI­GO MAT­TOS

Ro­dri­go Mat­tos. Pa­ra el pro­duc­tor fue una elec­ción na­tu­ral coes­cri­bir, pro­du­cir y pro­ta­go­ni­zar una pe­lí­cu­la con una vi­sión am­bien­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.