Ka­ren Gil pre­sen­ta su li­bro de cró­ni­cas en LaLi­bre.

La pe­rio­dis­ta lle­ga a Co­cha­bam­ba con su pri­mer li­bro de cró­ni­cas, edi­ta­do por Plu­ral Edi­to­res, que cuen­ta la his­to­ria de seis mu­je­res y se pre­sen­ta­rá es­te 6 de sep­tiem­bre en La Li­bre

Los Tiempos - Lecturas - - Portada - RE­DAC­CIÓN CEN­TRAL

El jue­ves 6 de sep­tiem­bre, a las 19: 00, se pre­sen­ta­rá el li­bro de cró­ni­cas “Ten­go otros sue­ños. Seis his­to­rias de vi­da y lu­cha de mu­je­res bo­li­via­nas” en La Li­bre – li­bre­ría so­cial ( Av. Hum­boldt 1135 ca­si Ca­lan­cha).

Tras su par­ti­ci­pa­ción en la Fe­ria In­ter­na­cio­nal de Li­bro de La Paz, lle­ga a Co­cha­bam­ba la pe­rio­dis­ta Ka­ren Gil pa­ra pre­sen­tar su úl­ti­mo tra­ba­jo, un li­bro que com­pi­la cró­ni­cas es­cri­tas con cui­da­do li­te­ra­rio y ri­gor pe­rio­dís­ti­co.

En el even­to ade­más de la au­to­ra, es­ta­rán el pe­rio­dis­ta cul­tu­ral San­tia­go Es­pi­no­za y la poe­ta Ja­ni­na Ca­ma­cho que co­men­ta­rán la obra.

En es­ta en­tre­vis­ta Ka­ren Gil ha­bla so­bre el pro­ce­so de es­cri­tu­ra de es­te li­bro, que re­tra­ta el ca­mino de mu­je­res trans, in­dí­ge­nas, ado­les­cen­tes, en de­ten­ción pre­ven­ti­va y de la ter­ce­ra edad.

¿ Qué se en­cuen­tra en “Ten­go otros sue­ños”?

Es un li­bro que reúne cró­ni­cas pe­rio­dís­ti­cas so­bre his­to­rias de mu­je­res que atra­vie­san por una violencia es­truc­tu­ral, que vi­ve to­do el país y es­pe­cial­men­te las mu­je­res. La idea era no de­jar a las mu­je­res en el pa­pel de víc­ti­mas, sino ha­cien­do to­do lo po­si­ble pa­ra ejer­cer sus de­re­chos. Fren­te a es­ta vul­ne­ra­ción de de­re­chos, las mu­je­res es­tán to­do el tiem­po in­ten­tan­do ejer­cer sus de­re­chos. Se lo­gra o no, de­pen­dien­do de cada his­to­ria.

¿ Cuán­do co­men­zó el pro­ce­so?

La ma­yo­ría de las his­to­rias es­tán si­tua­das en­tre 2015 y 2016. To­do co­men­zó de ma­ne­ra anec­dó­ti­ca, siem­pre he es­cri­to mu­cho y los me­dios no te dan mu­cho es­pa­cio por las con­di­cio­nes de los pe­rió­di­cos. Lo pri­me­ro que es­cri­bí fue lo de la COF ( Cen­tro de Orien­ta­ción Fe­me­ni­na), a ini­cios del 2015, lo hi­ce pa­ra un con­cur­so, por eso fue lar­go, pe­ro jus­to tu­ve pro­ble­mas fa­mi­lia­res y nun­ca pu­de en­viar la cró­ni­ca al con­cur­so. Mu­cho tiem­po des­pués que­ría pu­bli­car­lo en un dia­rio de La Paz y de los 27 mil ca­rac­te­res, en­tra­ban me­nos de la mi­tad, des­pués me pa­só lo mis­mo con otra his­to­ria que apa­re­ce en el li­bro y pen­sé que me­re­cía otro ti­po de for­ma­to, por eso pen­sé en el li­bro y co­mo siem­pre he tra­ba­ja­do en te­mas de de­re­chos hu­ma­nos, cen­trán­do­me en de­re­cho de in­dí­ge­nas y de mu­je­res, en­ton­ces que­ría que el li­bro

El li­bro se lan­zó a prin­ci­pios de agos­to en la Fe­ria In­ter­na­cio­nal del Li­bro de La Paz, con Plu­ral Edi­to­res. sea so­bre mu­je­res y así co­men­cé a tra­ba­jar las de­más his­to­rias.

¿ Có­mo se desa­rro­lló el pro­ce­so de es­cri­tu­ra?

En 2016 ga­né una be­ca pa­ra es­cri­bir par­te del li­bro en Nue­va York, en el Carey Ins­ti­tu­te for Glo­bal Good. Cuan­do pre­sen­té el li­bro co­mo pro­yec­to a la be­ca te­nía otra idea y fue ma­du­ran­do cuan­do lle­gué a Es­ta­dos Uni­dos. El ase­so­ra­mien­to que re­ci­bí allá me ayu­dó a ma­du­rar la idea.

El tí­tu­lo y la fuer­za que tie­nen las his­to­rias, sa­lie­ron de ahí. En la re­si­den­cia te da­ban el es­pa­cio pa­ra so­lo es­cri­bir, eres tú y tu tex­to y te en­fren­tas con tus in­se­gu­ri­da­des, pe­ro tam­bién con tus po­ten­cia­li­da­des, la con­vi­ven­cia con los otros be­ca­rios tam­bién fue en­ri­que­ce­do­ra. Me di cuen­ta de que te­nía que re­es­cri­bir al­gu­nas his­to­rias y ter­mi­né de es­cri­bir en Bo­li­via.

¿ Quie­re ex­plo­rar otros for- ma­tos de es­cri­tu­ra? o ¿ se en­cuen­tra me­jor den­tro de la cró­ni­ca?

He tra­ba­ja­do con va­rias cosas, es­cri­bí mu­cho có­mic, co­mo guio­ni­za­ción, tam­bién he he­cho do­cu­men­ta­les, que tam­bién son tra­ba­jos de pro­fun­di­dad. La cró­ni­ca me en­can­ta, siem­pre me ha gus­ta­do mu­cho es­cri­bir, tam­bién he es­cri­to cuen­tos de fic­ción, pe­ro la cró­ni­ca me gus­ta más, por­que sien­to que ten­go más li­ber­ta­des y voy a con­ti­nuar por ahí, pe­ro no des­car­to vol­ver a otras for­mas de na­rrar.

¿ Có­mo na­ce el in­te­rés por los te­mas de gé­ne­ro?

Siem­pre me pe­lea­ba en los me­dios por ha­cer his­to­rias co­ti­dia­nas, cuan­do co­men­cé a tra­ba­jar de for­ma in­de­pen­dien­te ya te­nía más li­ber­tad. Co­mo mu­jer veo y pa­so por si­tua­cio­nes de violencia, to­do eso te va mar­can­do y me fui es­pe­cia­li­zan­do pa­ra sa­ber có­mo con­tar es­tas his­to­rias y no re­vic­ti­mi­zar a las mu­je­res. He es­ta­do cer­ca de mu­je­res que han vi­vi­do violencia y eso te mar­ca, creo que ma­cha­can­do con el te­ma se pue­de lo­grar al­gu­nos cam­bios chi­qui­tos, es un pro­ce­so lar­go por­que vi­vi­mos en un sis­te­ma ma­chis­ta. Tam­bién me doy cuen­ta de que los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, con ex­cep­cio­nes, mues­tran a la mu­jer de tres ma­ne­ras, co­mo ob­je­to se­xual, co­mo ma­dres ab­ne­ga­das y co­mo víc­ti­mas. Pien­so que las mu­je­res no so­mos sim­ple­men­te víc­ti­mas, to­do el tiem­po es­ta­mos re­sis­tien­do, es im­por­tan­te mos­trar a las mu­je­res de otra for­ma, sin ig­no­rar que vi­vi­mos to­da esa violencia.

“La idea era no de­jar a las mu­je­res en el pa­pel de víc­ti­mas, sino ha­cien­do to­do lo po­si­ble pa­ra ejer­cer sus de­re­chos”.

Au­to­ra. La es­cri­to­ra pa­ce­ña de 34 años, Ka­ren Gil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.