La Llaj­ta, un es­pa­cio fér­til pa­ra las ar­tes

Un re­cuen­to de los fes­ti­va­les y even­tos que ad­quie­ren ca­rac­te­rís­ti­cas úni­cas en la ciu­dad, dan­do per­so­na­li­dad a la ac­ti­vi­dad cul­tu­ral co­cha­la.

Los Tiempos - Lecturas - - Portada -

Cer­ca a los fes­te­jos del 14 de sep­tiem­bre, re­sal­ta­mos pro­yec­tos ar­tís­ti­cos que han im­pul­sa­do la ac­ti­vi­dad cul­tu­ral en Co­cha­bam­ba

Co­cha­bam­ba es el es­pa­cio de na­ci­mien­to y trán­si­to de va­rios em­pren­di­mien­tos ar­tís­ti­cos y cul­tu­ra­les, co­mo el Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Dan­za Con­tem­po­rá­nea, or­ga­ni­za­do por el Cen­tro Si­món I. Pa­ti­ño, que se en­cuen­tra en pleno desa­rro­llo, has­ta el 12 de sep­tiem­bre y que es pio­ne­ro en es­te ti­po de even­tos a ni­vel na­cio­nal.

Pe­ro to­da la his­to­ria de la cul­tu­ra en la Llaj­ta se ha vis­to pla­ga­da de avan­ces con re­per­cu­sio­nes en to­da Bo­li­via. No se pue­de de­jar de men­cio­nar la de­no­mi­na­da “Épo­ca de oro” del tea­tro, que em­pe­zó en la dé­ca­da del 60, pa­ra con­so­li­dar es­ta ciu­dad co­mo el se­mi­lle­ro de ar­tis­tas del país.

Fue de ahí que sa­lió el mo­vi­mien­to de Ca­fé Con­cert, a la ca­be­za del ya fa­lle­ci­do, Pe­ter Tra­ve­sí, con el na­ci­mien­to de Tra la la Show, de don­de se des­pren­die­ron otros elen­cos co­mo Cham­pag­ne Show, Fi­co’s Show, Cha­plín Show en San­ta Cruz y otros más.

No en vano, el úni­co Pre­mio Na­cio­nal de Tea­tro que exis­te en el país y es­tá res­pal­da­do por una ley lle­va el nom­bre de Pe­ter Tra­ve­sí, y, es­te año, se desa­rro­lla­rá en­tre el 21 y el 28 de sep­tiem­bre, en es­pa­cios co­mo el tea­tro Achá, con gru­pos de ciu­da­des co­mo Su­cre, La Paz y San­ta Cruz, en­tre otros.

El tra­ba­jo de ins­ti­tu­cio­nes pri­va­das co­mo el men­cio­na­do Cen­tro Pa­ti­ño, la Alian­za Fran­ce­sa, el Ins­ti­tu­to Cul­tu­ral Bo­li­viano Ale­mán y el Pro­yec­to mARTa­de­ro, que for­man las 4 Cs, una alian­za en­tre cen­tros cul­tu­ra­les, ha da­do im­pul­so a ac­ti­vi­da­des que si­guen vi­gen­tes o que han te­ni­do efec­tos re­vi­ta­li­zan­tes en su mo­men­to den­tro del que ha­cer ar­tís­ti­co co­cha­bam­bino.

Más allá de las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas o pri­va­das, co­mo en el res­to de Bo­li­via, la ac­ti­vi­dad cul­tu­ral en Co­cha­bam­ba tam­bién se de­be al em­pren­di­mien­to de los mis­mos ar­tis­tas. Des­de la Or­ques­ta Fi­lar­mó­ni­ca im­pul­sa­da por el maes­tro Au­gus­to Guz­mán, has­ta la mues­tra Ta­blas Co­cha­las, or­ga­ni­za­da por gru­pos in­de­pen­dien­tes de tea­tro.

El es­ta­do de las co­sas

El ar­te y la cul­tu­ra en Co­cha­bam- ba no cuen­tan con apo­yos im­por­tan­tes des­de las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas, los es­pa­cios de pro­duc­ción y di­fu­sión son es­ca­sos, los ar­tis­tas no lo­gran vi­vir de su pro­fe­sión, pe­ro aun así la pro­duc­ción no se de­tie­ne.

Es­ta tie­rra ha vis­to na­cer a gran­des ar­tis­tas co­mo el es­cri­tor Rodrigo Has­bún, las ar­tis­tas plás­ti­cas Ale­jan­dra Alar­cón, Ale­jan­dra Do­ra­do, la di­rec­to­ra de tea­tro Die­go Aram­bu­ro, el di­rec­tor de or­ques­ta Au­gus­to Guz­mán y mu­chos otros más que, aun­que ac­tual­men­te no vi­van en el país, ex­por­tan su ar­te y se han des­ta­ca­do por la ca­li­dad de su tra­ba­jo.

“En Co­cha­bam­ba hay una si­tua­ción de en­tra­da fa­vo­ra­ble, por­que exis­ten re­fe­ren­tes, ha ha­bi­do épo­cas de muy al­ta pro­duc­ti­vi­dad ar­tís­ti­ca, pe­ro el cues­tio­na­mien­to vie­ne des­pués de ese im­pul­so ini­cial, por­que no hay cen­tros es­pe­cia­li­za­dos de for­ma­ción, es­to qui­zás tie­ne que ver con que no hay un mer­ca­do es­ta­ble­ci­do de con­su­mo cul­tu­ral”, di­ce Aram­bu­ro, quien con su gru­po Kikn­teatr se ha pre­sen­ta­do en paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca y Eu­ro­pa.

Por su par­te, Mag­da Ros­si, ges­to­ra que for­ma par­te del equi­po de Pro­yec­tom ARTa­de­ro, ase­gu­ra­que Co­cha­bam­ba tie­ne un po­ten­cial enor­me y ha cre­ci­do mu­cho en los úl­ti­mos años, y que es un te­rreno fér­til pa­ra em­pren­der pro­yec­tos.

“El po­ten­cial es muy gran­de y lo de­mues­tran los ar­tis­tas que tra­ba­jan en Co­cha­bam­ba. Lo im­pre­sio­nan­te es no­tar que hay una di­fe­ren­cia enor­me con otras ciu­da­des co­mo La Paz, en cues­tión de apo­yo e in­ver­sión en la cul­tu­ra”.

Ros­si tam­bién men­cio­na que en Co­cha­bam­ba exis­ten es­pa­cios co­mo mARTa­de­ro, que ofre­ce po­si­bi­li­da­des de pro­duc­ción y re­si­den­cia pa­ra ar­tis­tas, ade­más de ins­ti­tu­cio­nes más for­ma­les.

Tam­bién re­sal­ta que hay pe­que­ños es­pa­cios y reali­da­des que van ge­ne­ran­do cier­to mo­vi­mien­to, pe­ro que ne­ce­si­tan más apo­yo de las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas.

Au­gus­to Guz­mán ase­gu­ra que es­ta ciu­dad tie­ne mu­chas ven­ta­jas pa­ra crear, co­mo su geo­gra­fía o es­pa­cios de for­ma­ción co­mo el co­le­gio La­re­do o la aca­de­mia Man Cés­ped, de los que sa­len mu­chos ta­len­tos mu­si­ca­les.

A con­ti­nua­ción, se de­ta­llan ac­ti­vi­da­des que real­zan la ac­ti­vi­dad cul­tu­ral en Co­cha­bam­ba.

Ste­ve Ca­mar­go

Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Dan­za. La com­pa­ñía Fo­cus de Bra­sil, en el es­ce­na­rio del Pa­la­cio Por­ta­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.