Mi­ra­das ha­cia una nue­va Ley de Ci­ne.

Pro­yec­to de Ley N º 132 del Ci­ne. A un pa­so de re­gir la ac­ti­vi­dad au­dio­vi­sual del país

Los Tiempos - Lecturas - - Portada - CLAU­DIA EID A.

Si bien, ac­tual­men­te, las pro­duc­cio­nes na­cio­na­les ac­ce­den a fi­nan­cia­mien­tos ex­tran­je­ros pa­ra el ro­da­je de pe­lí­cu­las y, ha­ce po­co, la Ley de Cul­tu­ras de La Paz dio un pa­so gi­gan­te en cuan­to a po­lí­ti­cas pú­bli­cas pa­ra el im­pul­so a los au­dio­vi­sua­les y la pro­duc­ción ar­tís­ti­ca en ge­ne­ral, el ci­ne es el úni­co ar­te que cuen­ta con una ley en nues­tro país. La pri­me­ra fue pro­mul­ga­da en 1991, en el Go­bierno de Jaime Paz Zamora, y la se­gun­da fue apro­ba­da en gran­de por la Cá­ma­ra de Dipu­tados el miér­co­les pa­sa­do, pe­ro aún fal­ta una ins­tan­cia pa­ra que se pro­mul­gue.

En­tre los cam­bios más sig­ni­fi­ca­ti­vos que pro­po­ne el Pro­yec­to de Ley N º 132 del Ci­ne y Au­dio­vi­sua­les Bo­li­via­nos es­tá la sus­ti­tu­ción del ac­tual Con­se­jo Na­cio­nal del Ci­ne ( Co­na­ci­ne) por la Agen­cia de Desa­rro­llo del Ci­ne y Au­dio­vi­sual Bo­li­via­nos ( Ade­ci­ne) co­mo ins­ti­tu­ción pú­bli­ca des­cen­tra­li­za­da ba­jo la tui­ción del Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ras y Tu­ris­mo.

Otro de los cam­bios re­le­van­tes en es­ta nue­va ley son los fon­dos de fo­men­to, que ya no son re­em­bol­sa­bles, a di­fe­ren­cia de la an­ti­gua ley, que da­ba los fon­dos en ca­li­dad de prés­ta­mo.

Mu­chos ar­tis­tas del gre­mio ex­pre­sa­ron su con­for­mi­dad a tra­vés de re­des so­cia­les e in­clu­so co­mu­ni­ca­dos de sec­to­res or­ga­ni­za­dos co­mo Ci­neas­tas In­de­pen­dien­tes de Bo­li­via. En ge­ne­ral, hay un con­sen­so en que se ne­ce­si­ta re­gir la ac­ti­vi­dad con una ley ac­tua­li­za­da, pe­ro, des­de Co­cha­bam­ba, las co­sas se ven dis­tin­tas.

Fue en es­ta ciu­dad que, en 2013, se hi­zo el Con­gre­so Na­cio­nal del Ci­ne y Au­dio­vi­sual Bo­li­viano, que reunió a más de 200 per­so­nas de to­da Bo­li­via y, des­de en­ton­ces, se ha es­ta­do tra­ba­jan­do en di­cho pro­yec­to de ley, que, en la ac­tua­li­dad, se­gún di­ce uno de los re­pre­sen­tan­tes del ru­bro en Co­cha­bam­ba, Sergio Es­tra­da, no man­tie­ne del to­do el es­pí­ri­tu tra­ba­ja­do en­tre los ar­tis­tas.

“Ahí ( en el Con­gre­so) se de- fi­nió el es­pí­ri­tu de la ley y va­rios pun­tos que des­pués se plas­ma­ron en una pro­pues­ta de ley pre­sen­ta­da al Mi­nis­te­rio de Cul­tu­ras cuan­do to­da­vía Pa­blo Groux era mi­nis­tro. Esa pro­pues­ta in­ten­ta­ba que ha­ya una ma­yor re­pre­sen­ta­ción del sec­tor ci­ne­ma­to­grá­fi­co en la de­fi­ni­ción de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas, que tie­nen que ver con lo ci­ne­ma­to­grá­fi­co, y se ha­bía dis­cu­ti­do mu­cho so­bre es­ta re­pre­sen­ta­ti­vi­dad, por­que has­ta el mo­men­to que ha­bía fun­cio­na­do el Co­na­ci­ne con mi­tad y mi­tad de re­pre­sen­tan­tes del Es­ta­do y del ru­bro, se vio que el Es­ta­do no cum­plía sus fun­cio­nes o que sus re­pre­sen­tan­tes no co­no­cían la ac­ti­vi­dad ci­ne­ma­to­grá­fi­ca. Y cree­mos que en es­ta nue­va pro­pues­ta no se ha lle­ga­do a eso, es más de lo mis­mo, pe­ro el es­pí­ri­tu de ese Con­gre­so tam­bién era que ha­ya re­pre­sen­ta­ción re­gio­nal y del sec­tor in­dí­ge­na, y eso se ha vuel­to a qui­tar y no es lo que se quie­re y se ha­bía pe­di­do”, en­fa­ti­za Es­tra­da.

Me­di­das in­me­dia­tis­tas

So­bre el Fon­do Ci­ne­ma­to­grá­fi­co, Es­tra­da ase­gu­ra que lo que se pro­po­ne aho­ra es muy in­me­dia­tis­ta. “Só­lo sir­ve pa­ra la pro­duc­ción de pe- lí­cu­las y no con­tem­pla to­do lo de­más. Lo que se pro­po­nía era que ten­ga que ver con to­da la ca­de­na de pro­duc­ción del ci­ne. El desa­rro­llo es in­te­gral, tam­bién hay que ver el mer­ca­do, pa­ra que nues­tro tra­ba­jo sea sos­te­ni­ble, es­ta­mos ha­blan­do de una in­dus­tria cul­tu­ral, se ne­ce­si­ta tra­ba­jar en eso, no só­lo te­ner un fon­do pa­ra pro­du­cir pe­lí­cu­las”.

Por su par­te, el di­rec­tor de pe­lí­cu­las co­mo “Averno”, el pa­ce­ñoMar­cos Loay­za, ase­gu­ra que lo fun­da­men­tal es que la nue­va ley tie­ne un Fon­do de Fo­men­to Ci­ne­ma­to­grá­fi­co no re­em­bol­sa­ble. “Es­to va a de­pen­der de la taquilla bo­li­via­na, mien­tras la gen­te va­ya al ci­ne, ha­brá fon­do. Si se lo­gra ad­mi­nis­trar bien el fon­do, se­rá un cam­bio sig­ni­fi­ca­ti­vo pa­ra el ci­ne na­cio­nal y va a de­pen­der mu­cho de la ca­pa­ci­dad de ges­tión que pue­da te­ner el nue­vo di­rec­tor de Ade­ci­ne, por­que pa­ra el ci­ne na­cio­nal hay mu­chas opor­tu­ni­da­des y fon­dos del ex­te­rior, y tam­bién se pue­de tra­mi­tar fon­dos den­tro del pro­pio Eje­cu­ti­vo. Creo que es una bue­na ley ( la nue­va) y se la pue­de me­jo­rar tra­ba­jan­do es­tos pun­tos e, in­clu­so, pue­de ser un ejem­plo pa­ra las otras ar­tes”, di­ce el di­rec­tor de “Cues­tión de fe”.

Res­pon­sa­bi­li­dad del Es­ta­do

Es­tra­da ob­ser­va que con la nue­va ley se es­tá re­ca­yen­do en el mis­mo error de ley de 1991: no se res­pon­sa­bi­li­za al Es­ta­do por el fo­men­to a la ac­ti­vi­dad au­dio­vi­sual en el país.

“Se ha­bía pro­pues­to que sal­ga una par­ti­da del TGN ( Te­so­ro Ge­ne­ral de la Na­ción), co­mo una se­ñal de ver­da­de­ra par­ti­ci­pa­ción y com­pro­mi­so del Es­ta­do en el fo­men­to a la ac­ti­vi­dad. En es­ta nue­va ley, se vuel­ve a de­le­gar a la so­cie­dad ci­vil y al sec­tor pri­va­do el sos­te­ni­mien­to de es­te fon­do sin que el Es­ta­do asu­ma una res­pon­sa­bi­li­dad”. Es­tra­da tam­bién ha­ce én­fa­sis en que la par­ti­ci­pa­ción de lo in­dí­ge­na no tie­ne tan­ta pre­sen­cia en el pro­yec­to de ley co­mo la tu­vo en el Con­gre­so ce­le­bra­do en Co­cha­bam­ba.

Un pa­so

Sin em­bar­go, se pue­de de­cir que es­te mo­men­to re­pre­sen­ta un pa­so pa­ra los ci­neas­tas bo­li­via­nos. Por ejem­plo, el rea­li­za­dor Diego Mon­da­ca afir­ma que és­te es un avan­ce de­ter­mi­nan­te pa­ra lo­grar fi­nal­men­te una Ley del Ci­ne y Au­dio­vi­sual en Bo­li­via.

“Ley que ha­ce tiem­po ya se es­tá tra­ba­jan­do, con­ver­san­do y so­ñan­do. Festejo que se ha lo­gra­do fun­da­men­tal­men­te una cohe­sión del gru­po de tra­ba­ja­do­res del ci­ne bo­li­viano. En­ten­dien­do la ur­gen­cia de una ley que po­si­bi­li­te y ga­ran­ti­ce nues­tra ac­ti­vi­dad la­bo­ral, una ac­ti­vi­dad que im­pli­ca a to­da la ca­de­na pro­duc­ti­va que atra­vie­sa al ci­ne. Bus­ca­mos una ley que ga­ran­ti­ce la for­ma­ción, pro­duc­ción y dis­tri­bu­ción de nues­tras ci­ne­ma­to­gra­fías, que las dis­tin­tas áreas de tra­ba­jo sean re­pre­sen­ta­das. Y, muy im­por­tan­te, es­ta­mos ha­blan­do acá de al­go que no só­lo es con­cer­nien­te al ru­bro ci­ne­ma­to­grá­fi­co, sino fun­da­men­tal­men­te a to­da la so­cie­dad. El ci­ne apor­ta al desa­rro­llo cul­tu­ral crí­ti­co de una so­cie­dad co­mo tam­bién al mo­vi­mien­to eco­nó­mi­co de la mis­ma. Te­ne­mos ya apro­ba­do el pro­yec­to de ley y, co­mo de­cía al ini­cio, es un pa­so im­por­tan­te. Aho­ra toca se­guir ade­lan­te pa­ra po­der re­sol­ver los en­tra­bes téc­ni­cos que aún se de­ben me­jo­rar. Es­toy se­gu­ro que se­gui­re­mos avan­zan­do”.

Mien­tras, la directora de “Las mal­co­gi­das”, De­nis­se Aran­ci­bia, di­ce que, pa­ra ella, lo más im­por­tan­te es te­ner un fon­do y es­tar muy cer­ca de por fin te­ner, co­mo en el res­to del mun­do, una ley que es­tá pen­sa­da pa­ra “ha­cer ci­ne”.

“Esa pro­pues­ta in­ten­ta­ba que ha­ya una ma­yor re­pre­sen­ta­ción del sec­tor ci­ne­ma­to­grá­fi­co en la de­fi­ni­ción de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas” ( Sergio Es­tra­da)

Aún hay va­rias ob­ser­va­cio­nes al pro­yec­to de ley que se apro­bó en gran­de la se­ma­na pa­sa­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.