Em­pre­sas pú­bli­cas: ¿cri­sis en el pa­raí­so?

Los Tiempos - Observador Economico - - Alimentos & Industria - GON­ZA­LO CHAVEZ A. El au­tor es eco­no­mis­ta

Nues­tra his­to­ria eco­nó­mi­ca trans­cu­rre de ma­ne­ra pen­du­lar. En cier­tas épo­cas, son el mer­ca­do y el sec­tor pri­va­do los que co­man­dan el ci­clo eco­nó­mi­co. En otras, co­mo en la ac­tua­li­dad, el Es­ta­do y las em­pre­sas pú­bli­cas son los ba­luar­tes del desa­rro­llo. És­ta es una di­co­to­mía ideo­ló­gi­ca sim­plo­na. Só­lo es cam­biar la pro­pie­dad de las em­pre­sas y po­ner a los des­cen­dien­tes de Adam Smith o a los her­ma­nos re­vo­lu­cio­na­rios se­gui­do­res de Che para que las co­sas co­mien­cen a fun­cio­nar au­to­má­ti­ca­men­te. Sin em­bar­go, la reali­dad de los he­chos es ca­pri­cho­si­ta. Con­cen­tré­mo­nos en el aná­li­sis de las em­pre­sas pú­bli­cas.

El Cen­tro de Es­tu­dios para el Desa­rro­llo La­bo­ral y Agra­rio (Ced­la) ela­bo­ró un do­cu­men­to so­bre el desem­pe­ño de al­gu­nas em­pre­sas pú­bli­cas que ha ge­ne­ra­do mu­cha po­lé­mi­ca. “Más rui­do que nue­ces. Aná­li­sis de los em­pren­di­mien­tos em­pre­sa­ria­les del pro­ce­so de cam­bio”. En­tre las con­clu­sio­nes más in­tere­san­tes de la in­ves­ti­ga­ción, de Ju­lio Li­na­res, es­tá que es­tos em­pren­di­mien­tos es­ta­ta­les ha­brían arro­ja­do pér­di­das de 1.993 mi­llo­nes de bo­li­via­nos o 250 mi­llo­nes de dó­la­res en el pe­río­do 2007- 2016. En­tre las em­pre­sas que más per­die­ron, en mi­llo­nes de bo­li­via­nos, es­tán: Ema­pa (-885,9), Mi Te­le­fé­ri­co (-287,9), Ena­tex (-283,2), Agen­cia Bo­li­via­na Es­pa­cial (-249,6) -uta, qué nom­bre­ci­to, ¿no? Ya me sen­tí en Mar­te, y San Bue­na­ven­tu­ra (-147,6). Es de­cir, pro­ble­mas en el pa­raí­so.

Co­mo era de es­pe­rar, el Go­bierno echó el gri­to al cie­lo con más acu­sa­cio­nes y des­ca­li­fi­ca­cio­nes que da­tos o in­for­ma­ción que con­tes­ten el es­tu­dio. Otra ac­ti­tud tu­vo el Ser­vi­cio de Desa­rro­llo de las Em­pre­sas Pú­bli­cas Pro­duc­ti­vas (Se­dem), que com­par­tió to­da la in­for­ma­ción de las em­pre­sas ba­jo su tu­te­la, que, para el ca­so del es­tu­dio que co­men­ta­mos, son dos: Lac­teos­bol, que sí re­gis­tra uti­li­dad acu­mu­la­da, co­mo tam­bién lo mues­tra la in­ves­ti­ga­ción del Ced­la, y Car­ton­bol que re­gis­tra pér­di­das acu­mu­la­das, pe­ro que en­tre 2015 y 2017 ha me­jo­ra­do su desem­pe­ño.

Los otras cua­tro em­pre­sas en fun­cio­na­mien­to y ba­jo tu­te­la del Se­dem tam­bién mues­tran ren­ta­bi­li­da­des po­si­ti­vas; ade­más, tie­nen im­pac­tos so­cia­les re­le­van­tes. Crea­ron 7.000 empleos di­rec­tos e in­di­rec­tos en 2017, ge­ne­ra­ron im­pues­tos por 49 mi­llo­nes de bo­li­via­nos y pro­mo­vie­ron cier­ta di­ver­si­fi­ca­ción pro­duc­ti­va.

El Se­dem es una in­cu­ba­do­ra de em­pre­sas es­ta­ta­les que da con­di­cio­nes de arranque muy fa­vo­ra­bles a sus pro­yec­tos, co­mo ser: ca­pi­tal ini­cial gra­tui­to (do­na­cio­nes), cré­di­tos sub­si­dia­dos (prés­ta­mos a in­te­rés del 1 por cien­to al año) y fuer­te asis­ten­cia téc­ni­ca, en­tre otros. Tam­bién ga­ran­ti­za un mer­ca­do ins­ti­tu­cio­nal para las em­pre­sas. Las com­pras es­ta­ta­les pue­den re­pre­sen­tar en­tre el 20 y 60 por cien­to del mer­ca­do para es­tos em­pren­di­mien­tos, co­mo es el ca­so del sub­si­dio y desa­yuno es­co­lar. És­tos son par­ti­cu­lar­men­te im­por­tan­tes para las em­pre­sas de ali­men­tos.

Las em­pre­sas in­cu­ba­das mues­tran in­tere­san­tes pro­yec­cio­nes, he­chas por PwC en el pa­pel, una vez que se gra­dúan del ni­do. A fu­tu­ro, el va­lor pro­me­dio de mer­ca­do se­ría 4,7 ma­yor que el ca­pi­tal in­ver­ti­do. Pe­ro só­lo el tiem­po y la com­pe­ten­cia con el sec­tor pri­va­do da­rán su ve­re­dic­to fi­nal. Por de­fi­ni­ción, en una in­cu­ba­do­ra no hay be­bés feos. De adul­tos es otra co­sa. Mu­chas em­pre­sas crea­das en el pa­sa­do se mos­tra­ban pro­me­te­do­ras al prin­ci­pio, pe­ro re­ti­ra­dos los sub­si­dios y los am­bien­tes de pro­tec­ción, no les fue bien.

Pe­ro el es­tu­dio del Ced­la tra­ta mar­gi­nal­men­te a las em­pre­sas de la in­cu­ba­do­ra es­ta­tal. Se con­cen­tra en em­pre­sas pú­bli­cas de ma­yor ta­ma­ño y en con­tex­tos ins­ti­tu­cio­na­les muy di­fe­ren­tes. Aquí, al con­tra­rio del Se­dem, exis­te un her­me­tis­mo pru­siano so­bre los da­tos. No en­con­tré ba­lan­ces o es­ta­do de resultados au­di­ta­dos de Ema­pa, Mi Te­le­fé­ri­co, Ena­tex y las otras. Me con­sue­la sa­ber que tam­po­co el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía y Fi­nan­zas con­si­guió da­tos para las em­pre­sas pú­bli­cas. Un es­tu­dio rea­li­za­do en 2017, ti­tu­la­do “Las em­pre­sas es­ta­ta­les en el nue­vo mo­de­lo eco­nó­mi­co”, usó par­ti­das pre­su­pues­ta­rias eje­cu­ta­das y no los es­ta­dos de resultados para ha­blar de la ren­ta­bi­li­dad de las em­pre­sas.

Em­pre­sas es­ta­ta­les ma­du­ras tie­nen dos cri­te­rios de eva­lua­ción: 1) la ren­ta­bi­li­dad, que se­gún el es­tu­dio del Ced­la se­ría ne­ga­ti­va en Bo­li­via, y 2) la crea­ción de va­lor so­cial, que el Go­bierno di­ce ser gran­de, pe­ro mues­tra só­lo in­di­ca­do­res muy agre­ga­dos, in­com­ple­tos y de­ma­sia­do con­ta­mi­na­dos por la pro­pa­gan­da. Re­sol­ver la ten­sión en­tre re­tor­nos fi­nan­cie­ros y crea­ción de va­lor so­cial y pú­bli­co (ge­ne­rar empleos, crear y di­na­mi­zar ca­de­nas pro­duc­ti­vas, ge­ne­rar con­su­mo, apo­yar a pro­duc­tos na­cio­na­les, pro­mo­ver desa­rro­llo tec­no­ló­gi­co, pa­gar bo­nos so­cia­les, et­cé­te­ra) es el desafío más com­ple­jo de las em­pre­sas es­ta­ta­les.

En la his­to­ria bo­li­via­na, só­lo en ca­sos muy ex­cep­cio­na­les se lo­gró un equi­li­brio en­tre am­bos ob­je­ti­vos. Mu­chas em­pre­sas ter­mi­na­ron en gran­des pér­di­das, co­rrup­ción, in­efi­cien­cia y des­truc­ción de va­lor so­cial.

Con es­te mar­co con­cep­tual vea­mos dos ca­sos. De acuer­do al Ced­la, Ema­pa es la em­pre­sa que más pier­de. Ten­go la im­pre­sión de que tam­bién des­tru­ye va­lor so­cial a rau­da­les. Es una agen­cia de empleos que dis­tor­sio­na el mer­ca­do de ali­men­tos con cri­te­rios po­lí­ti­cos. Exis­ten tam­bién gran­des du­das so­bre su trans­pa­ren­cia.

Mi Te­le­fé­ri­co, se­ría el ca­so de una em­pre­sa que pier­de, pe­ro que po­dría es­tar ge­ne­ran­do un gran va­lor so­cial. La ren­ta­bi­li­dad es de muy lar­go pla­zo por­que la in­ver­sión es al­ta, los cos­tos son ele­va­dos (re­po­si­ción y man­te­ni­mien­to, per­so­nal­ye­ner­gía).Ye­sal­ta­men­te­pro­ba­ble­que el trans­por­te por ca­ble sea siem­pre sub­si­dia­do.

El te­ma de las em­pre­sas pú­bli­cas es com­ple­jo y di­ver­so. El es­tu­dio de Ced­la abrió la puer­ta del pa­raí­so, ur­ge un de­ba­te in­for­ma­do y téc­ni­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.