Be­bi­da. Ru­je­ro, sin­ga­ni bo­li­viano que de­mues­tra su je­rar­quía in­ter­na­cio­nal

El elí­xir ta­ri­je­ño aca­ba de ga­nar dos pre­mios in­ter­na­cio­na­les, un estímulo en sus pro­yec­tos de con­so­li­dar­se en el mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se y lle­gar al con­ti­nen­te asiá­ti­co

Los Tiempos - Observador Economico - - GrandesEmpresas & Consorcios - FERNANDO AVEN­DA­ñO

Sin­ga­ni Ru­je­ro, el pro­duc­to es­tre­lla de Bo­de­gas La Con­cep­ción de Ta­ri­ja, aca­ba de ren­dir tri­bu­to a su je­rar­quía in­ter­na­cio­nal al ha­ber ga­na­do ha­ce po­co me­da­llas de oro en dos con­cur­sos in­ter­na­cio­na­les pa­ra be­bi­das des­ti­la­das: el Spi­rits Se­lec­tion by Con­cours Mon­dial de Bru­se­las y el Vi­nus 2018 de Men­do­za, en Ar­gen­ti­na, dos dis­tin­cio­nes que ca­ta­pul­tan sus pro­yec­tos de ex­por­ta­ción.

Se­gún ex­pli­ca el ge­ren­te ge­ne­ral de La Con­cep­ción, Ra­mi­ro Ma­ga­ri­ños, el pri­me­ro de los con­cur­sos, aun­que lle­va el nom­bre de Bru­se­las, tu­vo lu­gar es­te año en Bul­ga­ria (se­de iti­ne­ran­te), y en él par­ti­ci­pa­ron los más des­ta­ca­dos pro­duc­tos de 50 paí­ses del mun­do en cuan­to a whisky, co­ñac, brandy, ro­nes, vod­kas gi­ne­bras, pis- cos, gra­pas, bai­jou, te­qui­las y otras be­bi­das des­ti­la­das.

To­dos es­tos pro­duc­tos fue­ron so­me­ti­dos a la exi­gen­te eva­lua­ción de des­ta­ca­dos ex­per­tos in­ter­na­cio­na­les. Ru­je­ro con­si­guió me­da­lla de oro.

En el se­gun­do con­cur­so, en tan­to, par­ti­ci­pan las bo­de­gas de más de 27 paí­ses del mun­do, en un cer­ta­men de si­mi­lar eva­lua­ción y en el que Ru­je­ro tam­bién con­si­guió una pre­sea do­ra­da.

“Es un re­co­no­ci­mien­to a un ar­duo tra­ba­jo que ve­ni­mos desa­rro­llan­do en La Con­cep­ción tan­to en el vi­ñe­do co­mo en la bo­de­ga. Es­to nos lle­na de mu­cha sa­tis­fac­ción con­si­de­ran­do el ni­vel de am­bos con­cur­sos y nos mo­ti­va a se­guir ade­lan­te y bus­car más opor­tu­ni­da­des pa­ra dar a co­no­cer al res­to del mun­do la be­bi­da sím­bo­lo de Bo­li­via, de la mano de Ru­je­ro”, de­cla­ra Ma­ga­ri­ños, a tiem­po de re­cor­dar que el sin­ga­ni na­ció en Bo­li­via, des­de don­de apun­ta a con­quis­tar el mer­ca­do mun­dial.

Por ello, el Ge­ren­te ex­pli­ca que la im­por­tan­cia de es­tas dis­tin­cio­nes se de­be tam­bién al apo­yo que sig­ni­fi­ca pa­ra la bo­de­ga en su pro­yec­to de ex por­tar el sin­ga­ni a mer­ca­dos co­mo Es­ta­dos Uni­dos, Eu­ro­pa y Asia.

“Ha­ce tres años ini­cia­mos el pro­yec­to de ex­por­ta­ción a Es­ta­dos Uni­dos y, ac­tual­men­te, es­ta­mos pre­sen­tes en 26 de sus 50 es­ta­dos, un lo­gro que nos de­ja muy sa­tis­fe­chos con­si­de­ran­do que se tra­ta de un tiem­po re­la­ti­va­men­te cor­to”, ex­pli­ca.

Ma­ga­ri­ños des­ta­ca la im­por­tan­cia de es­te he­cho po­nien­do co­mo ejem­plo que Mé­xi­co ex­por­ta ca­da año te­qui­la a Es­ta­dos Uni­dos por un va­lor de mil mi­llo­nes de dó­la­res. “En­ton­ces, si no­so­tros con­se­gui­mos con­quis­tar el pa­la­dar en Es­ta­dos Uni­dos ha­bre­mos ge­ne­ra­do una ca­de­na de va­lor im­pre­sio­nan­te pa­ra el país”, ex­pli­ca Ma­ga­ri­ños, quien aña­de que otro pro­yec­to es lle­gar al con­ti­nen­te asiá­ti­co.

Un ele­men­to a fa­vor es que Ru­je­ro es­tá ela­bo­ra­do con uvas Moscatel de Ale­jan­dría en los va­lles ta­ri­je­ños, a una al­tu­ra de 1.700 me­tros so­bre el ni­vel del mar, don­de la ra­dia­ción so­lar, la llu­via y el te­rreno con­fie­ren a la uva un sa­bor sin­gu­lar, úni­co en el mun­do. Es­ta se­lec­ción de la ma­te­ria pri­ma es fun­da­men­tal pa­ra po­der rea­li­zar la des­ti­la­ción del vino y del sin­ga­ni con la más al­ta ca­li­dad.

Ade­más, es­te pro­ce­so res­pe­ta una tra­di­ción de tres dé­ca­das de, ya que el des­ti­la­do se rea­li­za en alam­bi­ques de co­bre es­pe­cial­men­te des­ti­na­dos a Ru­je­ro, en el cual el equi­po de enó­lo­gos rea­li­za el con­trol pa­ra lo­grar los me­jo­res olo­res, co­lo­res y sa­bo­res bo­li­via­nos.

Bo­de­gas La Con­cep­ción cuen­ta con más de 100 hec­tá­reas pro­pias de vi­ñe­do, pe­ro tam­bién com­pra el pro­duc­to a más de 50 fa­mi­lias de Ta­ri­ja, con lo que el efec­to mul­ti­pli­ca­dor es pro­me­te­dor. Ade­más, La Con­cep­ción da em­pleo a más de 55 per­so­nas, só­lo en bo­de­gas y vi­ñe­dos, pe­ro en épo­ca de co­se­cha el nú­me­ro al­can­za has­ta 200.

Por ello y por más, la em­pre­sa y su pro­duc­to es­tre­lla Ru­je­ro, se pre­pa­ran pa­ra dar el salto in­ter­na­cio­nal, con dis­tin­cio­nes y mu­chos pro­yec­tos.

RU­JE­RO

Bo­de­gas de Vi­nos La Con­cep­ción y sin­ga­ni Ru­je­ro.

HER­NÁN ANDIA

Eje­cu­ti­vos de La Con­cep­ción mues­tran los pre­mios ga­na­dos por Ru­je­ro.

RU­JE­RO

Vi­ñe­dos y co­se­cha en La Con­cep­ción, de Ta­ri­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.