In­ge­nio. Por­ta­ble trae so­por­tes “trans­for­mes” pa­ra lap­tops y ce­lu­la­res

Li­via­nos, trans­por­ta­bles, úti­les, son pe­que­ños mue­bles que se trans­for­man en so­por­tes pa­ra to­mar no­tas o en lla­ve­ros

Los Tiempos - Observador Economico - - Emprendedores & Innovadores - FER­NAN­DO AVEN­DA­ÑO

Ós­mar Zurita es un “Gi­ro sin Tor­ni­llos”. De su ce­re­bro sur­gie­ron ideas co­mo el aga­rra­dor pa­ra lle­var bol­sas de mer­ca­do, los bo­lí­gra­fos er­go­no­mé­tri­cos y bio­de­gra­da­bles y los col­ga­do­res pa­ra pren­der­los en la ca­mi­sa y te­ner dón­de col­gar los len­tes. Aho­ra trae una nue­va pro­pues­ta: los so­por­tes pa­ra lap­tops y pa­ra ce­lu­la­res, eco­ló­gi­cos y ul­tra­li­via­nos que se pue­den trans­for­mar, los pri­me­ros en ta­ble­tas pa­ra to­mar apuntes y los se­gun­dos en lla­ve­ros.

So­bre es­te úl­ti­mo pro­duc­to, cuen­ta que to­do co­men­zó cuan­do una ami­ga su­ya le pi­dió que se lo di­se­ña­ra un so- por­te pa­ra su lap­top, al­go li­viano, fle­xi­ble, útil pa­ra uti­li­zar­lo en cual­quier mo­men­to y fá­cil de lle­var­lo en la mo­chi­la. Así sur­gie­ron dos mo­de­los con to­das esas exi­gen­cias des­cri­tas. Pe­ro, ade­más, se le ocu­rrió que po­dría ha­cer lo mis­mo pa­ra ce­lu­la­res, pues mu­cha gen­te quie­re te­ner en­cen­di­do su Smartp­ho­ne, pe­ro no sa­be dón­de apo­yar­lo. En­ton­ces sur­gió su “so­por­te-lla­ve­ro”. Y en­ton­ces, tam­bién, co­men­za­ron a llo­ver­le pe­di­dos de otras per­so­nas que veían los an­te­rio­res pro­duc­tos. Y jun­to con su com­pa­ñe­ra, Fer­nan­da Se­jas (en la par­te ad­mi­nis­tra­ti­va), creó Por­ta­ble, una mi­cro­em­pre­sa con la que pre­ten­de des­pe­gar en el mun­do em­pre­sa­rial. Y tie­ne un buen co­mien­zo. De he­cho, su pri­me­ra ca­ma­da de 100 so­por­tes se aca­bó en me­nos tiem­po del que ima­gi­na­ba, así que aho­ra tie­ne pre­vis- to una se­gun­da ca­ma­da, es­ta vez de mil ejem­pla­res.

Es que se tra­ta de un pro­ce­so mo­ro­so si se quie­re lo­grar un pro­duc­to de ca­li­dad. Ós­mar rea­li­za los di­se­ños y de­le­ga a otra per­so­na el cor­te lá­ser en car­tón co­rru­ga­do (tru­pán), de 6 mi­lí­me­tros de gro­sor y 250 gra­mos de pe­so pa­ra los so­por­tes de lap­tops y de 3 mi­lí­me­tros y 60 gra­mos de pe­so pa­ra los de ce­lu­la­res. Con­clui­da es­ta par­te del tra­ba­jo, Ós­mar tie­ne que re­vi­sar pie­za por pie­za y aris­ta por aris­ta. Los ma­los cor­tes de­ben de­vol­ver­se o li­jar­se o adap­tar­se. Se co­lo­can los en­gra­na­jes e ima­nes. Tie­ne que ha­cer que ca­da pie­za en­ca­je per­fec­ta­men­te, so­bre to­do con­si­de­ran­do que de­ben ser ple­ga­bles y fun­cio­na­les. Un tra­ba­jo arduo. Al fi­nal, es­tá el pro­duc­to prác­ti­co, útil y ele­gan­te: Por­ta­ble. Y con di­bu­jos per­so­na­li­za­dos, a gus­to del clien­te.

DA­NIEL JA­MES

Ós­mar Zurita y Fer­nan­da Se­jas, con sus so­por­tes pa­ra lap­tops y ce­lu­la­res.

DA­NIEL JA­MES

Mo­de­los de so­por­tes que se trans­for­man en lla­ve­ros per­so­na­li­za­dos.

POR­TA­BLE

En pleno uso de las crea­cio­nes por­ta­bles.

POR­TA­BLE

El lla­ve­ro so­por­te per­so­na­li­za­do.

DA­NIEL JA­MES

Un so­por­te pa­ra lap­top.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.