Mo­de­lo eco­nó­mi­co y de­pre­da­ción

Los Tiempos - Observador Economico - - Deber & Haber - OLIVER CAM­PE­RO Ex­per­to de la Pla­ta­for­ma de Eco­no­mía Cir­cu­lar

El Go­bierno bo­li­viano del pro­ce­so de cam­bio se pro­pu­so su­pe­rar las cin­co cau­sas de la cri­sis del mo­de­lo eco­nó­mi­co tra­di­cio­nal: cri­sis ener­gé­ti­ca, ali­men­ta­ria, cli­má­ti­ca, fi­nan­cie­ra y de po­lí­ti­cas ma­cro­eco­nó­mi­cas. Los pi­la­res en los que se fun­da el Nue­vo Mo­de­lo Eco­nó­mi­co, So­cial, Co­mu­ni­ta­rio y Pro­duc­ti­vo es­tán ba­sa­dos en res­pon­der a las ca­ren­cias de un mo­de­lo eco­nó­mi­co tra­di­cio­nal li­neal y des­gas­ta­do, des­pués de 12 años ve­mos la triste reali­dad.

La ener­gía. Nues­tra tie­rra nos ha de­ja­do un país in­men­sa­men­te rico en re­cur­sos na­tu­ra­les, go­zan­do de una bo­nan­za ener­gé­ti­ca; así, el Go­bierno ha em­pren­di­do una cam­pa­ña pa­ra ser “ex­por­ta­do­res de ener­gía” y es­tá em­pe­ci­na­do en ge­ne­rar y ex­plo­rar nue­vas for­mas de ex­trac­ción de hi­dro­car­bu­ros co­mo el “frac­king” o las gran­des re­pre­sas co­mo El Che­pe­te inun­dan­do gran­des ex­ten­sio­nes de tie­rras de la Ama­zo­nía bo­li­via­na.

No se apren­dió de las ex­pe­rien­cias que su­ce­die­ron en

Bra­sil años atrás, don­de gra­cias a re­pre­sas de es­ta mag­ni­tud se inun­da­ron has­ta ciu­da­des bo­li­via­nas, ge­ne­ran­do pro­ble­mas am­bien­ta­les, de sa­lud y so­cio­eco­nó­mi­cos.

En cuan­to a se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria par­ti­mos de un da­to cla­ve: la al­ta mi­gra­ción del cam­po. En 2006, la po­bla­ción ur­ba­na/ru­ral era de 43 y 67%; pa­ra 2018, 69,4% es ur­ba­na y 30,6% vi­ve en el área ru­ral (INE), prin­ci­pal­men­te en el eje tron­cal La Paz, Co­cha­bam­ba y San­ta Cruz. Es­ta pér­di­da de agri­cul­to­res ru­ra­les pon­drá en ries­go la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria en el cor­to pla­zo, as­pec­tos que ya se ven al com­prar papa y ce­bo­lla pe­rua­na, o pro­duc­tos del agro de los paí­ses ve­ci­nos; una desa­cer­ta­da si­tua­ción que a la lar­ga ahon­da­ra los pro­ble­mas en el agro Bo­li­viano, to­da vez que el mi­gran­te cam­po-ciu­dad ja­más re­tor­na a su tie­rra, y se con­vier­te en “ciu­da­dano de cla­se me­dia en con­di­cio­nes pre­ca­rias”.

Bo­li­via es­tá ac­tual­men­te en­fren­ta­do una gra­ve cri­sis am­bien­tal y es con­si­de­ra­do co­mo unos de los 10 paí­ses que más de­pre­dan sus bos­ques. Es­ta pre­sión al me­dio am­bien­te y el gran pro­ce­so de “me­tro­po­li­za­ción” de las gran­des ciu­da­des, por la gran mi­gra­ción ru­ral-ur­bano, es­tá ge­ne­ran­do pro­ble­mas con el uso de la tie­rra, ejem­plo cla­ro es la zo­na de Uru­bó en San­ta Cruz, la zo­na de Via­cha en La Paz y la zo­na sur y va­lle ba­jo de Co­cha­bam­ba, don­de los lo­tea­mien­tos pa­ra dar vi­vien­da a los mi­gran­tes (po­ten­cia­les vo­tan­tes del pro­ce­so de cam­bio) es­tán aca­ban­do con zo­nas agrí­co­las y fo­res­ta­les. To­do es­to ocu­rre ba­jo el am­pa­ro de las au­to­ri­da­des.

Hay nue­vos in­te­gran­tes de la cla­se me­dia que han he­cho su­bir a Bo­li­via en el ran­king de me­jo­ras en el ám­bi­to de la po­bre­za. Sin em­bar­go, se cam­bió la po­bre­za ru­ral por la po­bre­za pe­riur­ba­na; eso sí, con la pro­me­sa de un “vi­vir bien” en la nue­va Bo­li­via plu­ri­na­cio­nal.

Bo­li­via es­tá ac­tual­men­te en­fren­ta­do una gra­ve cri­sis am­bien­tal y es con­si­de­ra­do co­mo unos de los 10 paí­ses que más de­pre­dan sus bos­ques. Es­ta pre­sión al me­dio am­bien­te (…) es­tá ge­ne­ran­do pro­ble­mas con el uso de la tie­rra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.