2019, va­ya año que se vie­ne

Los Tiempos - Oh - - NEWS -

A me­nos de 60 días del cam­bio de año, val­drá ad­ver­tir que se vie­ne uno es­pe­cial­men­te com­ple­jo pa­ra los bo­li­via­nos, y las ra­zo­nes se mul­ti­pli­can. Se­rá cuestión de ho­ras. Na­da me­nos que el 1 de enero del año ve­ni­de­ro ju­ra­rá a la pre­si­den­cia de la po­ten­cia mun­dial, que es nues­tra ve­ci­na, Jair Mes­sias Bol­so­na­ro. En es­te nú­me­ro de OH! tra­ta­mos en de­ta­lle al­go de esa in­mi­nen­te irrup­ción en la política mun­dial, su­da­me­ri­ca­na y, por qué no de­cir­lo, bo­li­via­na.

El nue­vo man­da­ta­rio bra­si­le­ño hi­zo so­nar to­das las alar­mas de los po­lí­ti­cos pues has­ta el pre­sen­te se ha mos­tra­do co­mo un per­so- na­je es­pe­cial­men­te atí­pi­co en esas li­des. A plan de bra­vu­co­na­das y des­plan­tes se ga­nó el apo­yo del 55,1 por cien­to de los elec­to­res bra­si­le­ños, de ca­si 58 mi­llo­nes de elec­to­res. Bien se po­dría de­cir que no guar­da mu­chas sim­pa­tías por nues­tro Pre­si­den­te, así que pro­ba­ble­men­te se ven­gan días es­pe­cial­men­te agi­ta­dos.

Bas­ta su­mar un de­ta­lle que ya ha­cía es­pe­cial al año 2019 pa­ra los bo­li­via­nos aún sin Bol­so­na­ro en el ho­ri­zon­te: el con­tra­to de ven­ta de gas a Bra­sil ven­ce pre­ci­sa­men­te a me­dia­dos de la si­guien­te ges­tión. Du­ran­te 20 años, ese ne­go­cio cons­ti­tu­yó la prin­ci­pal y más es­ta­ble fuen­te de in­gre­sos pa­ra Bo­li­via. De­bía re­ne­go­ciar­se y re­no­var­se ha­ce va­rios me­ses ya, pe­ro Bra­sil se mos­tró mu­cho me­nos in­tere­sa­do que en la dé­ca­da de los 90. De­jó a nues­tras au­to­ri­da­des con ca­ras de preo­cu­pa­ción ape­nas di­si­mu­la­da.

Hay más cam­bios eco­nó­mi­cos que ha­rán es­pe­cial el nue­vo año. Se vie­ne la apli­ca­ción de va­rias me­di­das que afec- ta­rán a di­ver­sos sec­to­res. Por ejem­plo, es­tá pre­vis­to pa­ra me­dia­dos de ges­tión el tras­pa­so de los fon­dos de pen­sio­nes a la Ges­to­ra, la en­ti­dad es­ta­tal que re­em­pla­za­rá a las AFP, hoy ad­mi­nis­tra­das por ban­cos es­pa­ño­les. Te­ma siem­pre de­li­ca­do, afec­ta­rá a cien­tos de mi­les de de­pen­dien­tes que han apor­ta­do el ma­yor fon­do eco­nó­mi­co exis­ten­te hoy en Bo­li­via. Pe­ro, bueno, las au­to­ri­da­des se em­bar­ca­ron en ese cam­bio ha­ce ya más de una ges­tión.

A pro­pó­si­to de nues­tras au­to­ri­da­des y sus preo­cu­pa­cio­nes, 2019 tam­bién es un nú­me­ro que no ha de­ja­do de so­nar ca­ba­lís­ti­ca­men­te en ellas. Re­sul­ta el año de las nue­vas elec­cio­nes, y ul­tra sa­bi­da es la ba­ta­lla política que se ha desata­do en el país a raíz del po­lé­mi­co in­ten­to de re re re elec­ción. De ser ava­la­da y en­ca­mi­na­da por el Tri­bu­nal Su­pre­mo Elec­to­ral, quién sa­be los ni­ve­les de con­flic­ti­vi­dad que po­drían desatar­se.

Con to­do, aun en un es­ce­na­rio de des­pren­di­mien­to y to­le­ran­cia, se vie­ne un año de cam­pa­ñas y pro­me­sas, de can­di­da­tu­ras y alian­zas. En ellas se per­fi­la­rá el Pre­si­den­te bo­li­viano que, tal cual han ma­cha­ca­do du­ran­te me­ses las au­to­ri­da­des, se­rá res­pon­sa­ble de con­du­cir al país a otro año sin­gu­lar. Quien sea ele­gi­do pri­mer man­da­ta­rio ten­drá el par­ti­cu­lar ho­nor de go­ber­nar el país has­ta su his­tó­ri­co bi­cen­te­na­rio. Con­di­men­to na­da des­de­ña­ble pa­ra la lid que, quié­ra­se o no, se ini­ció pre­coz­men­te en el país.

Tam­bién se vie­ne la con­cre­ción o no de gran­des y tam­bién po­lé­mi­cos pro­yec­tos de pro­nós­ti­co re­ser­va­do en cuan­to a su éxi­to. Ahí las hi­dro­eléc­tri­cas, los tre­nes, el pro­yec­to del li­tio, la sos­te­ni­bi­li­dad de la pro­duc­ción de gas, etc. su­man los desafíos que im­pli­ca el sos­te­ner una ca­da vez más frá­gil es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca na­cio­nal.

2019, año es­pe­cial­men­te de­li­ca­do, qui­zás de­ma­sia­do si po­lí­ti­cos y ciu­da­da­nos no sa­ben com­por­tar­se a la al­tu­ra de sus desafíos. Oja­lá que pri­men los va­lo­res no­bles.

PAU­LA MU­ÑOZ EN­CI­NAS Editora OH!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.