Quispe se ta­pa la bo­ca pa­ra no ha­blar de Huan­ca

Los Tiempos - - PAÍS -

El dipu­tado Ra­fael Quispe, co­no­ci­do por sus crea­ti­vas ma­ne­ras de pro­tes­tar con­tra las autoridades, pa­re­ce ha­ber­se to­ma­do en se­rio el “bo­zal le­gal” que le pu­so un juez pa­ra evi­tar ha­blar de la ex­can­di­da­ta del Mo­vi­mien­to Al So­cia­lis­mo ( MAS) a la Go­ber­na­ción de La Paz, Fe­li­pa Huan­ca, y apa­re­ció ayer con la bo­ca ta­pa­da con el le­tre­ro: “No me pre­gun­ten por ella”.

Quispe fue aprehen­di­do el miér­co­les por­que se au­sen­tó en re­pe­ti­das oca­sio­nes a la au­dien­cia de jui­cio que le si­gue Fe­li­pa Huan­ca por aco­so y vio­len­cia po­lí­ti­ca. El dipu­tado fue de­po­si­ta­do en una cel­da ju­di­cial y lue­go, con es­po­sas en las ma­nos, los tras­la­da­ron a un tri­bu­nal, don­de el juez pri­me­ro an­ti­co­rrup­ción le prohi­bió ha­blar de la ex­di­ri­gen­te “bar­to­li­na”.

Ayer, Quispe man­tu­vo el si­len­cio. Sor­pren­dió a pro­pios y ex­tra­ños con la bo­ca ta­pa­da, con pa­pel y cin­ta ad­he­si­va, y se que­dó ca­lla- do in­clu­so en me­dio de una con­fe­ren­cia de pren­sa, don­de su co­le­ga Gon­za­lo Ba­rrien­tos ha­bló en su de­fen­sa.

Ba­rrien­tos ma­ni­fes­tó que con la aprehen­sión de Quispe se evi­den­cia que Bolivia es el “país al re­vés, quien de­nun­cia co­rrup­ción es aprehen­di­do, es en­ma­ni­lla­do”. El le­gis­la­dor ar­gu­men­tó que su com­pa­ñe­ro fue ob­je­to de un tra­to ile­gal, pues­to que go­za de in­vio­la­bi­li­dad por de­nun­cias que ha­ga en el ejer­ci­cio de su car­go de dipu­tado.

El dipu­tado Ra­fael Quispe.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.