Cie­rran al­can­ta­ri­llas

La em­pre­sa de agua re­ci­bi­rá es­ta se­ma­na la nue­va es­truc­tu­ra ta­ri­fa­ria de la AAPS. Pe­ro su apli­ca­ción de­mo­ra­rá al me­nos un año por la fal­ta de con­di­cio­nes co­mo la re­no­va­ción de re­des de agua

Los Tiempos - - PORTADA - WAL­TER TAPIA CA­LLAO

Per­so­nal de Se­ma­pa des­ta­pa una cá­ma­ra de al­can­ta­ri­lla­do pa­ra pro­ce­der a su clau­su­ra tem­po­ral, has­ta que los pro­pie­ta­rios del do­mi­ci­lio pa­guen las deu­das a la em­pre­sa de agua.

Se­ma­pa ini­ció ayer el cor­te de al­can­ta­ri­lla­do a los usua­rios en mo­ra, pe­ro en me­dio de du­das so­bre la le­ga­li­dad de la me­di­da por­que implica un aten­ta­do a la sa­lud pú­bli­ca. Tam­bién se cues­tio­na que la em­pre­sa ha­ya es­pe­ra­do años pa­ra co­brar.

En la pri­me­ra jor­na­da se clau­su­ró el al­can­ta­ri­lla­do de seis de los 11 mil usua­rios en mo­ra pa­ra re­cu­pe­rar 30 mi­llo­nes de bo­li­via­nos.

El pri­mer cor­te, por ser la fac­tu­ra más ele­va­da, se reali­zó en el sur­ti­do de la av. fi­nal Aya­cu­cho, por el puen­te Ca­la Ca­la. La es­ta­ción no pa­gó 152 fac­tu­ras y de­be 117 mil bo­li­via­nos.

El ge­ren­te del sur­ti­dor, Gon­za­lo Am­pue­ro, di­jo que no pa­gó por el al­can­ta­ri­lla­do por­que Se­ma­pa le de­be 20 mil dó­la­res des­de 1999 por la pro­vi­sión de ga­so­li­na a Aguas del Tu­na­ri.

“Se­ma­pa me de­be más de 20 mil dó­la­res de 1999, cuan­do es­ta­ba Aguas del Tu­na­ri, con la Gue­rra del Agua han sa­ca­do a la trans­na­cio­nal y no me pa­ga­ron. Me di­je­ron que to­dos los pa­si­vos de Aguas del Tu­na­ri los iba asu­mir Se­ma­pa”, se­ña­ló.

An­te es­ta si­tua­ción, el je­fe Co­mer­cial de Se­ma­pa, Luis Pru­den­cio, coor­di­nó una reunión pa­ra abor­dar el te­ma con el ge­ren­te ge­ne­ral, Dey­bi Vidal.

El pri­mer día, Se­ma­pa mo­vi­li­zó una cua­dri­lla de 15 tra­ba­ja­do­res, apo­ya­dos por dos ca­rros “hi­dro­clea­ner”, di­se­ña­dos pa­ra tra­ba­jar en el dre­na­je con un me­ca­nis­mo de suc­ción y pre­sión, co­mo una son­da.

Una vez que se iden­ti­fi­ca el al­can­ta­ri­lla­do a ser in­ter­ve­ni­do, se se­lla la tu­be­ría con un ta­pón y una mez­cla de con­cre­to.

La me­di­da es ob­ser­va­da por con­ce­ja­les y abo­ga­dos que cues­tio­nan su le­ga­li­dad, por­que implica un aten­ta­do a la sa­lud pú­bli­ca. Si bien es una san­ción ad­mi­nis­tra­ti­va, va en con­tra de una lí­nea cons­ti­tu­cio­nal.

Por ejem­plo, la Sen­ten­cia Cons­ti­tu­cio­nal 864/2014 se­ña­la: “El ac­ce­so al agua y al­can­ta­ri­lla­do cons­ti­tu­yen de­re­chos hu­ma­nos (…), en ese con­tex­to cual­quier ac­to ile­gal o ar­bi­tra­rio que sus­pen­da u obs­ta­cu­li­ce la pro­vi­sión o el uso de di­chos ser­vi­cios se cons­ti­tu­yen en ac­tos que vul­ne­ran los de­re­chos fun­da­men­ta­les”.

Pa­ra el abo­ga­do cons­ti­tu­cio­na­lis­ta Jor­ge Ibá­ñez, el pri­var del ser­vi­cio de al­can­ta­ri­lla­do a los usua­rios po­ne en ries­go la vi­da de los mis­mos, por­que pue­de ha­cer que las aguas ser­vi­das re­bal­sen en las ca­sas y eso se con­si­de­ra co­mo un fo­co de in­fec­ción que lue­go pue­de afec­tar tam­bién a los ve­ci­nos.

Ex­pli­có que las deu­das an­ti­guas de­be­rían su­je­tar­se a un pro­ce­so coac­ti­vo y di­jo que los cor­tes re­fle­jan que Se­ma­pa no tu­vo ca­pa­ci­dad de co­brar. Y pre­gun­tó: “¿Por qué Se­ma­pa no sa­có una nor­ma de co­bran­zas”.

El re­pre­sen­tan­te de De­re­chos Hu­ma­nos, Ed­win Cla­ros, cues­tio­nó por qué Se­ma­pa per­mi­tió que la mo­ra sea de tan­tos años. In­di­có que la me­di­da que asu­men aho­ra aten­ta con­tra la sa­lud de la po­bla­ción.

“No­so­tros no com­par­ti­mos es­ta ac­ción. Ellos tie­nen los me­ca­nis­mos le­ga­les pa­ra ha­cer el co­bro de la mo­ra”, se­ña­ló.

En tan­to, el abo­ga­do cons­ti­tu­cio­na­lis­ta Cé­sar Ca­bre­ra con­si­de­ra que los usua­rios tie­nen de­re­chos y obli­ga­cio­nes co­mo pa­gar el ser­vi­cio.

Dos con­ce­ja­les cues­tio­na­ron la ac­ción de Se­ma­pa. “Me pa­re­ce un he­cho re­pro­cha­ble, que mues­tra la de­bi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal de Se­ma­pa”, re­mar­có la con­ce­ja­la Ro­cío Mo­li­na.

Si­guió: “Có­mo es po­si­ble que ha­ya usua­rios que de­ban más de 100 mil bo­li­via­nos. Eso sig­ni­fi­ca que Se­ma­pa no tie­ne la ca­pa­ci­dad de co­brar de una ma­ne­ra vo­lun­ta­ria”.

Pru­den­cio se­ña­ló que la me­di­da se asu­mió en ba­se a la re­gla­men­ta­ción de la Au­to­ri­dad de Fis­ca­li­za­ción y Con­trol So­cial de Agua Po­ta­ble y Sa­nea­mien­to Bá­si­co (AAPS), ar­tícu­lo 81, que se­ña­la: “La no can­ce­la­ción de cual­quier obli­ga­ción (…) da­rá lu­gar a la sus­pen­sión del ser­vi­cio”. Ade­más de los ar­tícu­los 47, 49, 73, 74 del re­gla­men­to de Se­ma­pa.

Fo­to: Da­niel Ja­mes

FO­TOS: DA­NIEL JA­MES

Una cua­dri­lla de tra­ba­ja­do­res des­ta­pa una cá­ma­ra pa­ra cor­tar el al­can­ta­ri­lla­do del sur­ti­dor Aya­cu­cho.

Mez­cla de con­cre­to pa­ra blo­quear un al­can­ta­ri­lla­do.

Un gru­po de 15 obre­ros cor­ta un al­can­ta­ri­lla­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia

© PressReader. All rights reserved.