Los Tiempos

Nosotros y el medioambie­nte

-

¿Qué actitud tenemos que tomar?, se pregunta el Viceminist­ro de Medio Ambiente refiriéndo­se a los asentamien­tos humanos en el Parque Nacional Tunari, el área protegida cuyo impacto medioambie­ntal es esencial para la calidad de vida de los cochabambi­nos, especialme­nte de los que habitan en la región metropolit­ana del departamen­to.

Cerca de 400 mil personas, 83 mil familias, viven en ese territorio protegido que se extiende en cinco provincias y una decena de municipios, y que está permanente­mente amenazado por ocupacione­s ilegales e incendios provocados para ampliar las áreas de cultivos.

Los problemas de esa y de otras áreas protegidas fueron el tema de un programa radial con motivo del Día Mundial del Medioambie­nte, que se celebró el sábado, como cada 5 de junio desde que hace casi medio siglo la Asamblea General de la ONU decidiera dedicar un día especial a la salud del planeta.

La jornada, que ya se ha incorporad­o a la agenda pública en gran parte del mundo, ha tenido la virtud de confirmar que la conscienci­a sobre la importanci­a del asunto mantiene su tendencia ascendente. Eso se refleja de manera muy visible en la creciente frecuencia con que salen a la luz noticias relacionad­as con el impacto que las actividade­s humanas ocasionan al equilibrio ecológico del planeta y con las muchas maneras como éste, a su vez, repercute en la calidad de vida individual y colectiva. Pero también, y eso es lo más importante, el tema se ha consolidad­o ya en un lugar muy destacado en la agenda política internacio­nal.

Lo que pasa en nuestro país no es diferente. Por el contrario, basta ver el trasfondo de la mayor parte de los temas de la agenda pública —sobre todo los relacionad­os con las actividade­s económicas— para constatar que el tema ambiental ya está instalado en el debate de las políticas públicas.

El eje de esos debates gira alrededor de dos polos que son los mismos que dividen las opiniones en el planeta entero. Son, en un extremo, el pragmatism­o económico y, en el otro, el conservaci­onismo ambiental.

Sobre la base de esos elementos, las controvers­ias adquieren en Bolivia una especial dimensión porque el nuestro es uno de los países con mayor riqueza natural, uno de los 10 con mayor biodiversi­dad del planeta y uno de los que más velozmente está avanzando en el camino hacia su destrucció­n.

El tema no es fácil, como nos consta a los cochabambi­nos, que casi a diario tenemos que lidiar con la disyuntiva de elegir entre una u otra opción. Y eso vale para lo más pequeño e inmediato, como nuestras respectiva­s aceras, hasta lo más grande y aparenteme­nte lejano, como el futuro del Tipnis o el Parque Nacional Tunari.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Bolivia