La com­pa­ñía Weins­tein se de­cla­ra en ban­ca­rro­ta y per­mi­te ha­blar a las víc­ti­mas

La Jornada (Canada) - - ¿QUÉ PASA? -

La com­pa­ñía Weins­tein se ha de­cla­ra­do en ban­ca­rro­ta y ha ro­to “con efec­to in­me­dia­to” los acuer­dos le­ga­les que im­pe­dían ha­blar a las víc­ti­mas de aco­so se­xual por par­te de uno de sus fun­da­do­res, Har­vey Weins­tein.

Tam­bién que­dan li­be­ra­dos de ese acuer­do los tes­ti­gos de los ca­sos de aco­so, se­gún una de­cla­ra­ción de la com­pa­ñía pu­bli­ca­da ano­che y de la que hoy se ha­cen eco los me­dios es­ta­dou­ni­den­ses.

“Na­die de­be­ría te­ner mie­do a ha­blar ni a ser for­za­do a per­ma­ne­cer ca­lla­do”, agre­ga la no­ta.

El pro­ce­so de ban­ca­rro­ta ini­cia­do por la com­pa­ñía in­clu­ye esa de­ci­sión, que ha es­ta­do im­pul­sa­da por el fis­cal ge­ne­ral del es­ta­do de Nue­va York, Eric T. Sch­nei­der­man.

La fis­ca­lía de Nue­va York pre­sen­tó una de­man­da el pa­sa­do 11 de fe­bre­ro por vio­la­ción de de­re­chos ci­vi­les con­tra Weins­tein, su her­mano Bob y la em­pre­sa que am­bos di­ri­gían co­mo re­sul­ta­do de una in­ves­ti­ga­ción por con­duc­ta se­xual inapro­pia­da.

La de­nun­cia in­cluía nue­vas ale­ga­cio­nes con­tra Weins­tein, má­xi­mo res­pon­sa­ble del es­tu­dio de pro­duc­ción, res­pec­to al “mal­tra­to des­pia­da­do y ex­plo­ta­dor” que ejer­cía so­bre sus em­plea­dos, así co­mo tes­ti­mo­nios de es­tos co­mo víc­ti­mas de aco­so se­xual, in­ti- mi­da­ción y otras con­duc­tas.

En el co­mu­ni­ca­do, la com­pa­ñía Weins­tein agra­de­ció la actitud de “las va­lien­tes per­so­nas que ya han da­do un pa­so al fren­te”.

“Vuestras vo­ces han ins­pi­ra­do un mo­vi­mien­to de cam­bio en to­do el país y en to­do el mun­do (...). La com­pa­ñía la­men­ta no po­der des­ha­cer el da­ño cau­sa­do por Har­vey Weins­tein, pe­ro es­pe­ra que los even­tos de hoy mar­quen un nue­vo co­mien­zo”, agre­ga la no­ta.

Mien­tras que Sch­nei­der­man afir­mó que la de­ci­sión de la com­pa­ñía de per­mi­tir que las víc­ti­mas y tes­ti­gos ha­blen de lo su­ce­di­do es “un mo­men­to de­ci­si­vo en los es­fuer­zos por abor­dar los efec­tos co­rro­si­vos de la ma­la con­duc­ta se­xual en el lu­gar de tra­ba­jo”.

La de­man­da de ban­ca­rro­ta fue pre­sen­ta­da ano­che an­te el Tri­bu­nal de Ban­ca­rro­tas de Es­ta­dos Uni­dos de De­la­wa­re.

“La Jun­ta se com­pla­ce en te­ner un plan pa­ra ma­xi­mi­zar el va­lor de sus ac­ti­vos, pre­ser­var la ma­yor can­ti­dad po­si­ble de em­pleos y bus­car jus­ti­cia pa­ra las víc­ti­mas”, di­jo Bob Weins­tein pre­si­den­te de la com­pa­ñía.

La fir­ma de ca­pi­tal pri­va­do Lan­tern Ca­pi­tal Part­ners ad­qui­ri­rá la com­pa­ñía Weins­tein du­ran­te el pro­ce­so de ban­ca­rro­ta por 500 mi­llo­nes de dó­la­res, se­gún in­for­ma­cio­nes pe­rio­dís­ti­cas. efe

Newspapers in Spanish

Newspapers from Canada

© PressReader. All rights reserved.