Un gri­to des­de lo afri­cano

La Jornada (Canada) - - NEWS - Por Juan Pa­blo A. To­rral­bas

Un gri­to de gol fue el pun­to de par­ti­da de la obra Bar­ber Shop Ch­ro­ni­cles, que lle­go has­ta el Grand Theat­her de Lon­don On­ta­rio, pa­ra ha­cer la úni­ca pa­ra­da en Ca­na­dá du­ran­te la gi­ra que desa­rro­lla en Nor­tea­mé­ri­ca es­te elen­co bri­tá­ni­co.

La obra es­cri­ta por Inua Ellams mues­tra di­ver­sas pos­ta­les de la vi­da que lle­van al pú­bli­co pre­sen­te, en un po­co más de dos ho­ras de es­pec­tácu­lo, a las dis­tin­tas reali­da­des que vi­ven las per­so­nas de piel ne­gra en di­fe­ren­tes la­ti­tu­des. Ni­ge­ria, Su­dá­fri­ca, Gha­na, Zim­ba­we, Ugan­da e In­gla­te­rra son los es­ce­na­rios es­co­gi­dos por el au­tor pa­ra es­tas cró­ni­cas.

En for­ma­to de tea­tro are­na, el ele­co de Bar­ber Shop co­mien­za ac­tuar des­de que se abren las puer­tas del tea­tro. Suben a es­ce­na per­so­nas del pú­bli­co pa­ra in­ter­eac­tuar con los ar­tis­tas y de­jar plas­ma­do en una sel­fie el re­cuer­do de ha­ber si­do par­te del per­fo­man­ce. Así trans­cu­rre el pró­lo­go de la obra.

Las bar­be­rías son epi­cen­tro de de­ba­te pa­ra los hom­bres, lo mis­mo des­de los te­mas más sim­ples co­mo el fút­bol has­ta los más com­ple­jos co­mo la po­lí­ti­ca. His­to­rias sobre la cul­tu­ra, la re­li­gión y el len­gua­je son al­gu­nos de los te­mas que se desa­rro­llan en ca­da una de las bar­be­rías, es­ce­ni­fi­ca­das en la obra.

Aun­que la obra pre­sen­ta una es­ce­no­gra­fía mi­ni­ma­lis­ta va­le re­sal­tar el tra­ba­jo en es­ce­na pues se mues­tra un es­pa­cio in­ter­ac­ti­vo que se trans­for­ma cons­tan­te­men­te, ilu­mi­nán­do­se en zo­nas pre­ci­sas pa­ra lla­mar la aten­ción de los pre­sen­tes. La mú­si­ca vo­cal y los bai­les tra­di­cio­na­les afri­ca­nos ma­qui­llan la obra y la do­tan de di­na­mis­mo.

El elen­co com­pues­to por 12 ac­to­res de­mues­tra ver­sa­ti­li­dad. Los ar­tis­tas son ca­pa­ces de des­do­blar­se en dis­tin­tos per­so­na­jes ha­cien­do di­fe­ren­tes acen­tos de acuer­do a la ciu­dad don­de se es­té desa­rro­llan­do la es­ce­na.

El re­loj del fon­do mar­ca ca­da una de las ho­ras don­de se desa­rro­llan las cró­ni­cas, la obra re­crea to­do un día en las seis ciu­da­des. Con mo­men­tos de al­ta tan­sión ma­ti­za­dos por los si­len­cios brus­cos has­ta los que sa­can car­ca­ja­das a los pre­sen­tes.

El ar­te so­bre­pa­sa fron­te­ras, idio­mas y cul­tu­ras. To­do ar­tis­ta busca siem­pre tras­cen­der con su obra y la ma­te­ria pri­ma pa­ra crear, en oca­sio­nes es­tá más cer­ca de lo que ima­gi­nan. Nu­trir­se de la reali­dad que le cir­cun­da ha­ce que los pú­bli­cos se iden­ti­fi­quen me­jor con su tra­ba­jo, eso fue Bar­ber Shop Ch­ro­ni­cles una pro­pues­ta in­tere­san­te que hi­zo al pú­bli­co reir y a la vez re­fle­xio­nar. Mar­ca­do por es­te­reo­ti­pos la obra es en un gri­to des­de lo afri­cano pa­ra res­ca­tar las tra­di­cio­nes y los va­lo­res que obli­ga­dos por la emi­gra­ción po­co a po­co se van per­dien­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Canada

© PressReader. All rights reserved.