Hi­po­te­ra­pia, una gran al­ter­na­ti­va de reha­bi­li­ta­ción

Agrocentro - - Noticias -

Des­de 2015, y gra­cias al apor­te de la Cor­po­ra­ción Es­cue­la Es­pe­cial Es­pa­ña, en el Cen­tro de Ca­pa­ci­ta­ción La­bo­ral Ibe­ria de Tal­ca – Km. 5 Ca­mino a San Cle­men­te-, se están rea­li­zan­do ta­lle­res de hi­po­te­ra­pia, los que per­mi­ten a jó­ve­nes con di­ver­sas dis­ca­pa­ci­da­des una me­jo­ría a ni­vel fí­si­co, psi­co­ló­gi­co y so­cial.

Lo an­te­rior se lo­gra a tra­vés de los estímulos sen­si­ti­vos y sen­so­ria­les, así co­mo los mo­vi­mien­tos rít­mi­cos y si­mé­tri­cos ge­ne­ra­dos por el equino al ca­mi­nar, lo cual re­por­ta gran­des be­ne­fi­cios a ni­vel fí­si­co de los ni­ños. “No­so­tros con­ta­mos con cua­tro caballos, los que nos per­mi­ten en­tre­gar te­ra­pia a ni­ños de di­ver­sas es­cue­las es­pe­cia­les de la co­mu­na, co­mo la Es­cue­la Es­pa­ña, el Ho­gar Be­lén, en­tre otros, que son ni­ños que pre­sen­tan di­ver­sas dis­ca­pa­ci­da­des”, in­di­có la je­fa de la Uni­dad Téc­ni­ca y Pe­da­gó­gi­ca del Cen­tro de Ca­pa­ci­ta­ción La­bo­ral Ibe­ria de Tal­ca, Ana Be­lén Ara­ya.

Pa­ra el pró­xi­mo año se espera op­ti­mi­zar y me­jo­rar el ser­vi­cio que se en­tre­ga y ade­más po­der abar­car es­cue­las es­pe­cia­les que no están den­tro de la red mu­ni­ci­pal. “Las te­ra­pias, que se rea­li­zan de lu­nes a vier­nes en di­ver­sos ho­ra­rios y a gru­pos pe­que­ños, son gra­tui­tos y es­pe­ra­mos po­der re­ci­bir a más ni­ños, ya que la te­ra­pia es muy bue­na y les sir­ve mu­cho a los jó­ve­nes”, agre­gó Ara­ya. Las te­ra­pias son rea­li­za­das por una te­ra­peu­ta,

Consuelo Már­quez, quien va tres ve­ces a la se­ma­na a la es­cue­la. A ella se su­ma un ki­ne­sió­lo­go y un pro­fe­sor del Cen­tro de Ca­pa­ci­ta­ción La­bo­ral Ibe­ria de Tal­ca, quie­nes se en­car­gan de es­ti­mu­lar y ha­cer di­ver­sos ejer­ci­cios, so­bre el ca­ba­llo, a los ni­ños.

Du­ran­te las te­ra­pias los jó­ve­nes rea­li­zan ca­len­ta­mien­to y es­ti­ra­mien­to de múscu­los, co­mo lo son bra­zos, pier­nas y tron­co; tra­ba­jo se­cuen­cia­do y Ejer­ci­cios pa­ra me­jo­rar la mo­tri­ci­dad de di­ver­sos múscu­los del cuer­po rea­li­zan los ni­ños so­bre el ca­ba­llo.

or­ga­ni­za­do, ini­cian­do de la ca­be­za a los pies o vi­ce­ver­sa; la rea­li­za­ción de ac­ti­vi­da­des lú­di­cas con ma­te­ria­les que no

ge­ne­ren so­bre­sal­to al ca­ba­llo; ejer­ci­cios de res­pi­ra­ción o de re­la­ja­ción pa­ra que el ni­ño or­ga­ni­ce todo lo rea­li­za­do en el trans­cur­so de la sesión y así sea in­terio­ri­za­do.

To­dos es­tos ejer­ci­cios se de­ben rea­li­zar en ar­mo­nía con el rit­mo del ca­ba­llo pa­ra no in­ter­fe­rir en el co­rrec­to asien­to de mon­tar y apro­ve­char los prin­ci­pios te­ra­péu­ti­cos.

La hi­po­te­ra­pia o equi­no­te­ra­pia per­mi­te me­jo­ría a ni­vel fí­si­co, psi­co­ló­gi­co y so­cial. Los caballos tam­bién per­mi­ten me­jor el equi­li­brio de los ni­ños.

Jó­ve­nes de la Es­cue­la Es­pa­ña, del Cen­tro de Ca­pa­ci­ta­ción La­bo­ral Ibe­ria y del Ho­gar Be­lén de Tal­ca par­ti­ci­pan del ta­ller de hi­po­te­ra­pia.

La te­ra­peu­ta, Consuelo Már­quez, jun­to a un ki­ne­sió­lo­go y un pro­fe­sor del cen­tro de ca­pa­ci­ta­ción son los en­car­ga­dos de rea­li­zar las te­ra­pias.

Pa­ra las te­ra­pias, que son gra­tui­tas, se cuen­ta con cua­tro caballos gran­des, man­sos y de len­to ca­mi­nar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.