Li­be­ran le­chu­zas blan­cas tras pe­rio­do de reha­bi­li­ta­ción

El Ser­vi­cio Agrí­co­la y Ganadero (SAG) de la oficina de Li­na­res, en con­jun­to con Ca­sa Noé, rea­li­za­ron el pro­ce­di­mien­to en la pre­cor­di­lle­ra li­na­ren­se.

Agrocentro - - Sag -

Fun­cio­na­rios de la oficina del Ser­vi­cio Agrí­co­la SAG Li­na­res e in­te­gran­tes del Cen­tro de Res­ca­te y Reha­bi­li­ta­ción Ca­sa Noé Mun­do Ani­mal de esa ciu­dad, rea­li­za­ron la li­be­ra­ción de tres ejem­pla­res de Le­chu­za Blan­ca (Ty­to al­ba), en el sec­tor El Ra­yo de la pre­cor­di­lle­ra de la co­mu­na de Li­na­res.

La ac­ti­vi­dad es­tu­vo en­ca­be­za­da por el je­fe de la oficina SAG de la pro­vin­cia, Mi­guel Ángel Tron­co­so y el di­rec­tor del Zoo­ló­gi­co Ca­sa Noé, Juan Car­los Mu­ñoz, en con­jun­to con sus equi­pos de pro­fe­sio­na­les y téc­ni­cos.

Los ejem­pla­res li­be­ra­dos pro­ve­nían de res­ca­tes rea­li­za­dos por fun­cio­na­rios del Ser­vi­cio Agrí­co­la y Ganadero en dis­tin­tos sec­to­res de la re­gión, las cua­les tras pa­sar un pe­rio­do de reha­bi­li­ta­ción en el cen­tro de res­ca­te Ca­sa Noé, fue­ron de­vuel­tos a su me­dio na­tu­ral. Ca­be des­ta­car que mien­tras per­ma­ne­cie­ron en de­pen­den­cias del zoo­ló­gi­co, el equi­po de pro­fe­sio­na­les de ese cen­tro les pres­tó to­dos los cui­da­dos ne­ce­sa­rios pa­ra su re­cu­pe­ra­ción, ac­cio­nes que per­mi­tie­ron su li­be­ra­ción.

Al res­pec­to, el je­fe de la oficina SAG de Li­na­res, des­ta­có “la im­por­tan­cia que sig­ni­fi­ca que es­tas aves sean de­vuel­tas a su há­bi­tat, ya que su apor­te al equi­li­brio na­tu­ral es muy im­por­tan­te, de­bi­do a la la­bor de con­tro­la­do­res bio­ló­gi­cos que ejer­cen, al ali­men­tar­se de roe­do­res los cua­les for­man par­te de su die­ta, in­clui­do el ra­tón de co­la lar­ga, por­ta­dor del vi­rus Han­ta”.

Da­da es­ta gran con­tri­bu­ción al me­dio, el SAG solicita la coope­ra­ción a la co­mu­ni­dad en cui­dar y pre­ser­var es­ta es­pe­cie, da­do que es el úni­co con­tro­la­dor bio­ló­gi­co del por­ta­dor del vi­rus que tras­mi­te el Han­ta. Por ello y ante cual­quier avistamiento de ejem­pla­res he­ri­dos o con al­gu­na evi­den­cia que les per­mi­ta desen­vol­ver­se na­tu­ral­men­te en su me­dio, se de­be dar avi­so in­me­dia­to a las ofi­ci­nas del SAG pa­ra que fun­cio­na­rios acu­dan a su res­ca­te.

CA­RAC­TE­RÍS­TI­CAS

Las prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas de la le­chu­za blan­ca son el co­lor del plu­ma­je del ma­cho adulto: en el dor­so es de co­lor ama­ri­llen­to con ce­ni­za y pin­tas de co­lor blan­co, en la par­te del vien­tre es de co­lor blan­co con pun­tos ce­ni­zo, en su ca­ra po­de­mos ob­ser­var su for­ma par­ti­cu­lar de co­ra­zón, los ojos son pe­que­ños y os­cu­ros, po­see los tar­sos con plu­mas y los de­dos des­nu­dos. De ta­ma­ño es más pe­que­ño que la hem­bra, mi­de apro­xi­ma­da­men­te 36 cen­tí­me­tros de lon­gi­tud y con un pe­so de unos 450 gra­mos.

La hem­bra de es­ta es­pe­cie po­see to­nos en su plu­ma­je mu­cho más os­cu­ros, el vien­tre es más ama­ri­llo y el dor­so de un co­lor mu­cho más pardo, es re­la­ti­va­men­te más gran­de que el ma­cho, mi­de 38 cen­tí­me­tros de lon­gi­tud y con un pe­so de 490 gra­mos al­can­zan­do una en­ver­ga­du­ra de 90 cen­tí­me­tros ca­da uno, ma­cho y hem­bra de es­ta es­pe­cie. Es­ta ave po­see un sen­ti­do úni­co de la vis­ta y el oí­do has­ta 100 ve­ces más sen­si­ble que el de un ser humano.

Tan­to la le­chu­za blan­ca, co­mo el tu­cú­que­re, per­te­ne­cen a la fa­mi­lia de aves ra­pa­ces, ra­zón por la cual for­man par­te de las es­pe­cies pro­te­gi­das por la Ley de Ca­za, fis­ca­li­za­da por el Ser­vi­cio Agrí­co­la y Ganadero (SAG). Sus ca­rac­te­rís­ti­cas be­ne­fi­cio­sas pa­ra la ac­ti­vi­dad sil­voa­gro­pe­cua­ria y pa­ra la man­ten­ción del equi­li­brio de los eco­sis­te­mas na­tu­ra­les, las ha­cen ser pro­te­gi­das por es­te cuer­po nor­ma­ti­vo.

En el sec­tor El Ra­yo, pre­cor­di­lle­ra de Li­na­res, se hi­zo la li­be­ra­ción de las es­pe­cies.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.