SAG Mau­le li­be­ra con­tro­la­do­res bio­ló­gi­cos pa­ra pro­te­ger bos­ques de pino de la re­gión

La avis­pa de la ma­de­ra del pino Si­rex noc­ti­lio, co­rres­pon­de a una pla­ga de ori­gen eu­ro­peo, la cual se de­tec­tó por pri­me­ra vez en Chi­le du­ran­te el año 2001

Agrocentro - - Noticias -

Fun­cio­na­rios del Ser­vi­cio Agrí­co­la y Ga­na­de­ro (SAG) de la Re­gión del Mau­le rea­li­za­ron la li­be­ra­ción de 1.980 in­sec­tos re­co­no­ci­dos co­mo efi­cien­tes con­tro­la­do­res bio­ló­gi­cos de la pla­ga Si­rex noc­ti­lio – que afec­ta se­ria­men­te a los bos­ques de pino. En es­te ca­so, se tra­tó de 480 ejem­pla­res de Me­garhys­sa nor­to­ni y 1.500 de Iba­lia leu­cos­poi­des que fue­ron li­be­ra­dos en dis­tin­tas co­mu­nas de la re­gión en mar­co del pro­gra­ma de vi­gi­lan­cia y con­trol de pla­gas fo­res­ta­les.

La téc­ni­ca del con­trol bio­ló­gi­co es ami­ga­ble con el me­dio am­bien­te, no in­va­si­va, no afec­ta a la po­bla­ción y evi­ta el uso de pro­duc­tos quí­mi­cos pa­ra el con­trol de pla­gas, y que ade­más tie­ne un efec­to per­ma­nen­te en las áreas de li­be­ra­ción, ya que los in­sec­tos se es­ta­ble­cen y re­pro­du­cen en el me­dio.

Es­tos in­sec­tos, Me­garhys­sa nor­to­ni e Iba­lia leu­cos­poi­des, po­seen la ca­rac­te­rís­ti­ca de lo­ca­li­zar las lar­vas de Si­rex den­tro de los ár­bo­les pa­ra­si­tán­do­las con sus hue­vos, lo que fi­nal­men­te sig­ni­fi­ca la muer­te de la pla­ga.

El Si­rex noc­ti­lio es una de las pla­gas fo­res­ta­les más im­por­tan­tes que afec­ta a los pi­nos, y se en­cuen­tra pre­sen­te en la re­gión del Mau­le des­de el 2011, cuan­do fue detectada por el SAG en la co­mu­na de Pa­rral. Se ha man­te­ni­do con­tro­la­da a tra­vés del tra­ba­jo de vi­gi­lan­cia y con es­tos agen­tes con­tro­la­do­res bio­ló­gi­cos.

ENEMI­GOS NA­TU­RA­LES DE PLA­GAS

Den­tro de las la­bo­res de pro­tec­ción agrí­co­la y fo­res­tal, el SAG de la re­gión del Mau­le mantiene des­de el 2012 en su ofi­ci­na de Pa­rral un la­bo­ra­to­rio que ha te­ni­do exi­to­sos re­sul­ta­dos en la pro­duc­ción de es­tos in­sec­tos enemi­gos na­tu­ra­les de pla­gas fo­res­ta­les.

Al res­pec­to, el En­car­ga­do Re­gio­nal de Pro­tec­ción Agrí­co­la y Fo­res­tal del SAG, Fer­nan­do Pin­to, se­ña­ló que “la pro­duc­ción de es­tos in­sec­tos re­quie­re gran de­di­ca­ción, ya que su ma­ni­pu­la­ción y crian­za ne­ce­si­ta de con­di­cio­nes am­bien­ta­les es­pe­cí­fi­cas y per­so­nal ca­pa­ci­ta­do; por lo tan­to, pa­ra el SAG ha si­do un lo­gro im­por­tan­te con­tar y apli­car es­ta téc­ni­ca en la re­gión”.

Agre­gó que re­sul­ta im­por­tan­te que la po­bla­ción co­noz­ca la la­bor que cum­plen es­tos in­sec­tos be­né­fi­cos, que en prin­ci­pio po­drían in­ti­mi­dar a las per­so­nas por su ta­ma­ño y pre­sen­cia, pe­ro que re­sul­tan de gran uti­li­dad pa­ra el con­trol de pla­gas y son inofen­si­vos pa­ra el ser hu­mano.

Las ven­ta­jas de la uti­li­za­ción de es­tos con­tro­la­do­res es­tán da­da por su ca­pa­ci­dad de dis­per­sar­se a ni­vel de cam­po, lo­ca­li­zar la pla­ga y con­tro­lar­la sin la uti­li­za­ción de agro­quí­mi­cos.

Es­te in­sec­to pro­vo­ca la muer­te de los pi­nos que ata­ca, las hem­bras co­lo­can sus hue­vos den­tro del tron­co jun­to con una sus­tan­cia tó­xi­ca pro­du­ci­da por ellas que ma­ta los ár­bo­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.