La ar­dua ta­rea pa­ra pre­ser­var al ruil, especie úni­ca que ha­bi­ta en el Mau­le

Tan­to el mun­do pú­bli­co co­mo pri­va­do han im­ple­men­ta­do di­ver­sas ini­cia­ti­vas que han per­mi­ti­do no so­lo res­guar­dar la especie que se en­cuen­tra en peligro de ex­tin­ción y que se da úni­ca­men­te en Mau­le, sino que ade­más au­men­tar el te­rri­to­rio pro­te­gi­do.

Agrocentro - - Portada -

Ha­ce 36 años, en 1981, exis­tían 800 hec­tá­reas con plan­ta­cio­nes de un ár­bol que vi­ve ex­clu­si­va­men­te en la Re­gión del Mau­le y que en la ac­tua­li­dad es­tá de­cla­ra­do en peligro de ex­tin­ción. Se tra­ta del ruil (not­ho­fa­gus ales­san­drii), especie na­ti­va y que en 2003 ya ha­bía vis­to dis­mi­nui­da su su­per­fi­cie a 352 hec­tá­reas.

Dis­mi­nu­ción alar­man­te que in­quie­tó tan­to al mun­do pú­bli­co co­mo pri­va­do, quie­nes a tra­vés de di­ver­sas ini­cia­ti­vas han tra­ba­ja­do pa­ra pre­ser­var una especie úni­ca en el mun­do.

El pul­món de di­cho ár­bol es la re­ser­va na­cio­nal “Los Rui­les”, ubi­ca­da en las co­mu­nas de Em­pe­dra­do y Chan­co, crea­da en 1982 ba­jo la ad­mi­nis­tra­ción de la Cor­po­ra­ción Na­cio­nal Fo­res­tal (CO­NAF) y que en 1995 fue de­cla­ra­da co­mo Mo­nu­men­to Na­tu­ral, lu­gar que atrae mi­les de vi­si­tas tan­to de tu­ris­tas co­mo de in­ves­ti­ga­do­res y que se ha trans­for­ma­do en el cen­tro de ope­ra­cio­nes pa­ra tra­ba­jar en el res­ca­te y pre­ser­va­ción de la especie re­par­ti­da en sus 45 hec­tá­reas, que ha­ce al­gu­nos me­ses lle­gó a una ex­ten­sión to­tal de 76 hec­tá­reas gra­cias a un con­ve­nio con el Mi­nis­te­rio de Bie­nes Na­cio­na­les que in­te­gró dos pre­dios fis­ca­les (Las Pie­dras y San­ta Es­ter de la co­mu­na chan­qui­na) al te­rri­to­rio pro­te­gi­do.

En el ám­bi­to pri­va­do, CMPC ha rea­li­za­do un lar­go y pro­duc­ti­vo tra­ba­jo de pre­ser­va­ción de la ruil. El 2013 y con apo­yo de la Uni­ver­si­dad Aus­tral, se ela­bo­ró un pro­yec­to de res­tau­ra­ción de la especie, con el pro­pó­si­to de au­men­tar la su­per­fi­cie en 139 hec­tá­reas (don­de pe­se a que su to­ta­li­dad re­sul­tó afec­ta­da por los in­cen­dios fo­res­ta­les, mi­la­gro­sa­men­te que­da­ron to­das sus plan­ta­cio­nes con vi­da) y que se trans­for­mó en Área de Al­to Va­lor de Con­ser­va­ción (AAVC), lle­gan­do a la su­ma to­tal de 312 hec­tá­reas de bos­que mau­lino con ruil ba­jo el cui­da­do de la em­pre­sa.

Pa­ra el ge­ren­te de Tec­no­lo­gía y Pla­ni­fi­ca­ción de la fo­res­tal, Jean Pie­rre Las­se­rre, “es una especie en peligro crí­ti­co de ex­tin­ción y CMPC tie­ne den­tro de sus va­lo­res cen­tra­les el desa­rro­llo sus­ten­ta­ble y el cui­da­do del me­dio am­bien­te y los re­cur­sos na­tu­ra­les pa­ra no afec­tar a las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes. Por lo tan­to, con­si­de­ra­mos ne­ce­sa­rio lle­var a ca­bo ini­cia­ti­vas que per­mi­tan man­te­ner y au­men­tar el há­bi­tat de es­pe­cies con pro­ble­mas de con­ser­va­ción”.

To­do ello ba­jo el am­pa­ro de la le­gis­la­ción vi­gen­te, res­pe­tan­do los pro­to­co­los es­ta­ble­ci­dos y apli­can­do los pro­ce­sos de res­tau­ra­ción va­li­da­dos por Co­naf a tra­vés de un tra­ba­jo con­jun­to en­tre el mun­do pú­bli­co y pri­va­do.

En ese sen­ti­do, La­se­rre ase­gu­ra que in­clu­so es­tán abar­can­do otros ár­bo­les que se en­cuen­tran en ries­go de des­apa­ri­ción, ta­les co­mo el to­ro­mi­ro en la Is­la de Pas­cua; el mi­chay ro­jo, plan­ta ras­tre­ra con pro­ble­mas de con­ser­va­ción que cre­ce en la cor­di­lle­ra de la cos­ta; el ar­bus­to ades­mia bi­ju­ga de la mis­ma re­gión del Mau­le; la arau­ca­ria arau­ca­na en la Cor­di­lle­ra de Nahuel­bu­ta; el pi­tao en la Cor­di­lle­ra de la Cos­ta; el queu­le, en­tre otros.

RES­CA­TE PAR­TI­CI­PA­TI­VO

Tra­ba­jo si­mi­lar es­tá rea­li­zan­do Fo­res­tal Arau­co. La em­pre­sa po­see cer­ca de 300.000 ha de Bos­que Na­ti­vo de las cua­les más de 60.000 son AAVC. Ade­más, cuen­ta con un am­bi­cio­so Plan de Res­tau­ra­ción de Bos­que Na­ti­vo que in­vo­lu­cra 50.000 ha en zo­nas prio­ri­za­das des­de la re­gión del Mau­le has­ta la de Los La­gos. Hoy se tra­ba­ja en la pro­tec­ción y res­tau­ra­ción de más de 2.400 ha don­de es po­si­ble ha­llar ruil jun­to con a otras es­pe­cies na­ti­vas en la re­gión del Mau­le.

“Pa­ra no­so­tros la especie ruil es una prio­ri­dad y tie­ne un ca­pí­tu­lo im­por­tan­te den­tro de nues­tro plan de res­tau­ra­ción”, se­ña­la Juan An­zie­ta, ge­ren­te de Me­dio Am­bien­te y Co­mu­ni­da­des de Fo­res­tal Arau­co. “Nues­tros pla­nes de res­tau­ra­ción de­ben ser par­ti­ci­pa­ti­vos, y es por eso que los es­ta­mos lle­van­do a ca­bo en con­jun­to con otros ac­to­res pú­bli­cos y pri­va­dos re­le­van­tes a ni­vel na­cio­nal y lo­cal.

Nos in­tere­sa de so­bre­ma­ne­ra que la co­mu­ni­dad se in­vo­lu­cre en es­tos pla­nes, ya que es la úni­ca for­ma de ga­ran­ti­zar que es­tos se pue­dan sos­te­ner en el lar­go pla­zo”, se­ña­la.

Es así co­mo se han es­ta­do rea­li­zan­do cons­tan­tes mo­ni­to­reos que per­mi­ten iden­ti­fi­car y eva­luar los sec­to­res con re­ge­ne­ra­ción na­tu­ral de ruil y otras es­pe­cies na­ti­vas pa­ra su res­guar­do y pro­tec­ción.

La idea es que las ac­cio­nes lle­va­das a ca­bo por la com­pa­ñía, tien­dan a fa­ci­li­tar la res­tau­ra­ción a tra­vés de la re­ge­ne­ra­ción na­tu­ral y plan­ta­ción de las es­pe­cies na­ti­vas, en­tre las que se en­cuen­tra el ruil co­mo especie prio­ri­ta­ria, me­dian­te la co­lec­ta de se­mi­llas, que son lle­va­das a los vi­ve­ros de la em­pre­sa pa­ra la pro­duc­ción de plan­tas, el con­trol de ame­na­zas (ga­na­do que se ali­men­ta de los nuevos bro­tes y re­ge­ne­ra­ción de es­pe­cies exó­ti­cas). Pa­ra to­do es­to el com­pro­mi­so de los ac­to­res so­cia­les lo­ca­les es muy im­por­tan­te por lo cual la em­pre­sa tam­bién im­pul­sa una se­rie de vi­ve­ros edu­ca­ti­vos en la re­gión.

La ta­rea de pre­ser­va­ción no es sen­ci­lla, por eso el di­rec­tor regional de Co­naf en el Mau­le, Luis Ca­rras­co, re­cal­ca que na­die so­bra. “He­mos rea­li­za­do un tra­ba­jo con di­ver­sos ac­to­res in­vo­lu­cra­dos con es­ta especie, es así co­mo la aca­de­mia, pri­va­dos, ser­vi­cios pú­bli­cos y por su­pues­to con pe­que­ños pro­pie­ta­rios, quie­nes han va­li­da­do en ta­lle­res un plan de res­tau­ra­ción de la especie, en el mar­co de las ame­na­zas que hoy exis­ten pa­ra el ruil”.

La Re­ser­va Los Rui­les, en la pro­vin­cia de Cau­que­nes, es la prin­ci­pal su­per­fi­cie -y ca­si úni­ca­don­de se en­cuen­tra es­ta especie.

Un des­cen­so brus­co en la po­bla­ción de es­ta especie ha lle­va­do a ge­ne­rar pla­nes pa­ra su pre­ser­va­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.