SAG ad­vier­te pre­cau­cio­nes de uso y ma­ne­jo de pla­gui­ci­das en tem­po­ra­da agrí­co­la

El or­ga­nis­mo se en­cuen­tra in­ten­si­fi­can­do sus la­bo­res de fis­ca­li­za­ción en es­ta épo­ca del año en las zo­nas don­de se uti­li­zan es­tos ele­men­tos.

Agrocentro - - Sag -

Con­si­de­ran­do que en la tem­po­ra­da de pri­ma­ve­ra/ve­rano se con­cen­tra par­te im­por­tan­te de la ac­ti­vi­dad agrí­co­la en la Re­gión del Mau­le, y con ello el uso de pro­duc­tos quí­mi­cos en los pre­dios pa­ra la pro­tec­ción y con­trol de pla­gas en los di­fe­ren­tes cul­ti­vos, el Ser­vi­cio Agrí­co­la y Ga­na­de­ro (SAG) ha­ce un lla­ma­do a los agri­cul­to­res, pro­duc­to­res y ve­ci­nos de pre­dios agrí­co­las a in­for­mar­se acer­ca de las pre­cau­cio­nes que de­ben adop­tar fren­te a la uti­li­za­ción y ma­ne­jo de los pla­gui­ci­das.

Ca­be se­ña­lar que el SAG tie­ne co­mo par­te de sus fun­cio­nes la fis­ca­li­za­ción del cum­pli­mien­to de la nor­ma­ti­va de uso de los pla­gui­ci­das. Den­tro de las la­bo­res que rea­li­zan los ins­pec­to­res del Ser­vi­cio es­tá la ve­ri­fi­ca­ción del uso de los Ele­men­tos de Pro­tec­ción Per­so­nal du­ran­te la pre­pa­ra­ción y la apli­ca­ción del pla­gui­ci­da; el uso de los pla­gui­ci­das de acuer­do a lo que in­di­ca la eti­que­ta, es de­cir, res­pe­tan­do los cul­ti­vos pa­ra los que es­tá au­to­ri­za­do, las dosis, los pe­río­dos de re­in­gre­so al po­tre­ro o lu­gar tra­ta­do, el tiem­po en­tre la úl­ti­ma apli­ca­ción y la co­se­cha si se tra­ta de pro­duc­tos pa­ra el con­su­mo hu­mano o ani­mal, la rea­li­za­ción del tri­ple la­va­do de los en­va­ses y su per­fo­ra­ción pa­ra evi­tar su re­uti­li­za­ción, en­tre otras.

Asi­mis­mo, du­ran­te las fis­ca­li­za­cio­nes, los ins­pec­to­res SAG se en­car­gan de re­vi­sar las bo­de­gas don­de se al­ma­ce­nan los pla­gui­ci­das, pa­ra ve­ri­fi­car que co­rres­pon­dan a in­su­mos au­toLa ri­za­dos por el Ser­vi­cio, que es­tén en sus en­va­ses ori­gi­na­les y de­bi­da­men­te ro­tu­la­dos.

FIS­CA­LI­ZA­CIÓN

En es­te con­tex­to, el SAG en la re­gión se en­cuen­tra in­ten­si­fi­can­do sus la­bo­res de fis­ca­li­za­ción en es­ta épo­ca del año en aque­llas zo­nas en las cua­les se pre­sen­ta ma­yor ac­ti­vi­dad de uso y apli­ca­ción de pla­gui­ci­das.

De la mis­ma ma­ne­ra, el SAG co­mo or­ga­nis­mo téc­ni­co en la ma­te­ria, a tra­vés de sus pro­fe­sio­na­les y téc­ni­cos de las di­fe­ren­tes ofi­ci­nas sec­to­ria­les, es­tá per­ma­nen­te­men­te rea­li­zan­do char­las de di­fu­sión en co­le­gios, or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les y zo­nas ru­ra­les, acer­ca del uso y ma­ne­jo de los pla­gui­ci­das.

Es im­por­tan­te se­ña­lar que des­de el año 2015 las apli­ca­cio­nes de pla­gui­ci­das en for­ma te­rres­tre se en­cuen­tran re­gu­la­das por una nor­ma del Mi­nis­te­rio de Sa­lud (De­cre­to 158/2014), la cual es­ta­ble­ce que el pro­pie­ta­rio o res­pon­sa­ble de las plan­ta­cio­nes o cul­ti­vos de­be dar avi­so a la po­bla­ción y pre­dios ve­ci­nos me­dian­te vo­lan­tes in­for­ma­ti­vos u otro me­dio com­pro­ba­ble, de to­da apli­ca­ción de pla­gui­ci­das, con 24 ho­ras de an­ti­ci­pa­ción, y en­tre­gar a los es­ta­ble­ci­mien­tos de sa­lud co­pia de las ho­jas de se­gu­ri­dad de los pla­gui­ci­das a uti­li­zar; que las apli­ca­cio­nes de pla­gui­ci­das de­ben efec­tuar­se en ho­ra­rios en que no exis­tan otras la­bo­res en for­ma pa­ra­le­la en el área ni trán­si­to de per­so­nas, y que se de­be man­te­ner una fran­ja de 50 me­tros me­di­dos des­de el bor­de del área de apli­ca­ción en la cual só­lo se pue­den apli­car pla­gui­ci­das con equi­pos que mi­ni­mi­cen la de­ri­va, en­tre otras exi­gen­cias es­ta­ble­ci­das en es­te re­gla­men­to.

Da­do lo an­te­rior, el SAG ha­ce un lla­ma­do a los pro­duc­to­res a uti­li­zar los pla­gui­ci­das cum­plien­do con la nor­ma­ti­va vi­gen­te y con­si­de­ran­do las pre­cau­cio­nes y ad­ver­ten­cias que se es­ta­ble­cen en sus res­pec­ti­vas eti­que­tas a fin de evi­tar san­cio­nes, e in­vi­ta a la po­bla­ción y co­mu­ni­dad en ge­ne­ral pa­ra que par­ti­ci­pe en las ac­ti­vi­da­des de di­fu­sión acer­ca del uso y ma­ne­jo de los pla­gui­ci­das, ya que con­tri­bui­rá a que se to­men las de­bi­das pre­cau­cio­nes.

CO­MI­TÉ

Ca­be des­ta­car que en la re­gión exis­te un Co­mi­té Re­gio­nal de Pla­gui­ci­das, el cual abor­da y tra­ba­ja jun­to a otras ins­ti­tu­cio­nes co­mo SAG, Di­rec­ción del Tra­ba­jo e In­dap, en­tre otras; pa­ra crear ac­cio­nes ten­dien­tes a pre­ve­nir in­to­xi­ca­cio­nes agu­das por pla­gui­ci­das, el cual es li­de­ra­do por la Se­re­mi de Sa­lud del Mau­le.

Cual­quier in­cum­pli­mien­to que se ob­ser­ve pue­de ser de­nun­cia­do tan­to al SAG co­mo a la Se­cre­ta­ría Re­gio­nal del Mi­nis­te­rio de Sa­lud (Se­re­mi), or­ga­nis­mos que tra­ba­jan en for­ma con­jun­ta y coor­di­na­da es­tas ma­te­rias. An­te cual­quier de­nun­cia di­ri­gir­se a las ofi­ci­nas de la Se­re­mi de Sa­lud o al SAG, o bien vía elec­tró­ni­ca a oirs07@sag.gob.cl o a ma­ri­sel. gon­za­lezt@red­sa­lud.gov.cl.

Des­de el SAG re­co­mien­dan que cual­quier in­cum­pli­mien­to ob­ser­va­do se de­nun­cie al mis­mo Ser­vi­cio o a la Se­re­mi de Sa­lud.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.