Des­de el ai­re se ob­ser­van los in­cen­dios y se coor­di­nan re­cur­sos pa­ra el com­ba­te

Agrocentro - - Empresas -

In­no­va­do­ra la­bor desa­rro­lla­da por una tri­pu­la­ción es­pa­ño­la, for­ma par­te de la Es­tra­te­gia de Pre­ven­ción y Com­ba­te im­ple­men­ta­da por Arau­co.

La ob­ser­va­ción des­de el ai­re de los in­cen­dios y el en­vío de in­for­ma­ción en lí­nea de la evo­lu­ción de es­tos, re­sul­tan fun­da­men­tal pa­ra una efec­ti­va coor­di­na­ción de re­cur­sos de com­ba­te. Pre­ci­sa­men­te es­ta es la la­bor que por se­gun­do año con­se­cu­ti­vo desa­rro­lla en nues­tro país Mi­riam Bra­ga­do, de na­cio­na­li­dad es­pa­ño­la, in­ge­nie­ra téc­ni­co fo­res­tal y ex­per­ta en es­te ti­po de in­cen­dios. Ella -jun­to a un equi­po de coor­di­na­do­res, pi­lo­to y me­cá­ni­co-, lle­gó pa­ra su­mar­se a la fuerza de com­ba­te que Arau­co es­tá des­ple­gan­do en el país pa­ra ha­cer fren­te a es­ta tem­po­ra­da de si­nies­tros ru­ra­les y fo­res­ta­les.

La ae­ro­na­ve Sk­yMas­ter 337 es­tá acon­di­cio­na­da pa­ra las la­bo­res de ob­ser­va­ción y coor­di­na­ción. En­tre sus prin­ci­pa­les cualidades, tie­ne una cá­ma­ra óp­ti­ca tér­mi­ca que ope­ra Mi­riam des­de el in­te­rior del avión y con la que trans­mi­te en di­rec­to a la Cen­tral de Pro­tec­ción de Arau­co en Con­cep­ción, do­ta­da a su vez de tec­no­lo­gía de pun­ta pa­ra el mo­ni­to­reo de cá­ma­ras ro­bó­ti­cas y con­ven­cio­na­les pa­ra la de­tec­ción de in­cen­dios en va­rias re­gio­nes del país, en­tre ellas el Mau­le. Ade­más, es­ta Cen­tral tie­ne una sa­la de des­pa­cho de re­cur­sos y otra de prog­no­sis pa­ra pro­yec­tar la evo­lu­ción de los si­nies­tros.

“Mi mi­sión es gra­bar el in­cen­dio. To­mar una imagen ge­ne­ral del in­cen­dio y ha­cer fo­to­gra­fías pa­ra en­viár­se­las a la Cen­tral co­mo apo­yo pa­ra te­ner la in­for­ma­ción del in­cen­dio lo an­tes po­si­ble. So­mos sus ojos por­que no pue­den ver el in­cen­dio, e in­clu­so so­mos los ojos de los que es­tán en tie­rra por­que no es la mis­ma vi­sión de ellos y la nues­tra”, se­ña­ló Mi­riam Bra­ga­do, pre­ci­san­do que ade­más tie­nen la ca­pa­ci­dad de po­der trans­mi­tir vi­deos en di­rec­to vía strea­ming con lo cual se tie­ne in­for­ma­ción en el mo­men­to de lo que es­tá su­ce­dien­do en el in­cen­dio.

El en­vío de to­da es­ta in­for­ma­ción per­mi­te ade­más de­tec­tar las zo­nas de ma­yor ca­lor en un in­cen­dio y ver que hay al­re­de­dor del si­nies­tro, co­mo ca­mi­nos y ríos, y tam­bién de­tec­tar pun­tos sen­si­bles co­mo por ejem­plo la ocu­rren­cia de un fo­co se­cun­da­rio y que des­de tie­rra no es po­si­ble per­ci­bir.

En tan­to, la fun­ción de los coor­di­na­do­res que la acom­pa­ñan en el so­bre­vue­lo es es­ta­ble­cer co­mu­ni­ca­cio­nes con el per­so­nal de tie­rra pa­ra re­ci­bir ins­truc­cio­nes y con los me­dios aé­reos pa­ra la orien­ta­ción de las des­car­gas. Ade­más, to­do el re­gis­tro de la cá­ma­ra que­da al­ma­ce­na­da compu­tacio­nal­men­te, sien­do es­to muy re­le­van­te a la ho­ra de rea­li­zar un pos­te­rior aná­li­sis del in­cen­dio en cues­tión.

ES­TRA­TE­GIA DE COM­BA­TE

Gui­ller­mo Mendoza, sub­ge­ren­te de Asun­tos Pú­bli­cos de Arau­co, dio cuen­ta de la im­por­tan­cia de es­te apo­yo, se­ña­lan­do que “la in­cor­po­ra­ción por se­gun­da tem­po­ra­da de es­ta ae­ro­na­ve de ob­ser­va­ción y coor­di­na­ción es par­te de la Es­tra­te­gia In­te­gral de Pre­ven­ción y Com­ba­te im­pul­sa­da por la com­pa­ñía y que bus­ca ha­cer fren­te de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble y con la ma­yor tec­no­lo­gía dis­po­ni­ble, a la ocu­rren­cia de la­men­ta­bles in­cen­dios”.

Pa­ra es­ta tem­po­ra­da se han con­sig­na­do ade­más 69 ca­rros bom­ba, 13 avio­nes, 13 he­li­cóp­te­ros, ade­más de dos sú­per he­li­cóp­te­ros -el An­nie y el Sun Bird- con ca­pa­ci­dad pa­ra des­car­gar 10 mil li­tros de agua.

Tam­bién se cuen­ta con una do­ta­ción de 1.390 bri­ga­dis­tas tra­di­cio­na­les, 1.200 bri­ga­dis­tas sil­ví­co­las -que se in­te­gran en las fae­nas de li­qui­da­ción de los in­cen­dios- y tam­bién Bri­ga­das Noc­tur­nas, con 204 pro­fe­sio­na­les es­pe­cial­men­te ca­pa­ci­ta­dos pa­ra de­sa­rro­llar la­bo­res de com­ba­te, con­ten­ción y li­qui­da­ción del fue­go.

En to­do ca­so -en­fa­ti­zó Gui­ller­mo Mendoza-, “la me­jor he­rra­mien­ta pa­ra com­ba­tir los in­cen­dios si­gue sien­do la pre­ven­ción y es por ello que re­sul­ta fun­da­men­tal el tra­ba­jo des­ple­ga­do jun­to a las co­mu­ni­da­des que son quie­nes me­jor co­no­cen sus te­rri­to­rios y ries­gos”.

Pre­ci­sa­men­te, to­dos los re­cur­sos de com­ba­te se su­man al tra­ba­jo ar­ti­cu­la­do y co­la­bo­ra­ti­vo de la Red de Pre­ven­ción Co­mu­ni­ta­ria y sus más de 300 co­mi­tés lo­ca­les a lo lar­go del país, y don­de par­ti­ci­pan dis­tin­tas en­ti­da­des pú­bli­cas y pri­va­das, ade­más de los pro­pios ve­ci­nos de ca­da lu­gar.

Es­te es el avión de ob­ser­va­ción apli­ca­do co­mo mé­to­do pre­ven­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.